Explorando los 'no lugares' | Navarra Capital

domingo, 19 agosto 2018

Explorando los ‘no lugares’

El fotógrafo Iñaki Bergera presenta su propia interpretación de la obra de Ed Ruscha con ‘Twentysix (Abandoned) Gasoline Stations’. Una recopilación de 26 fotografías de gasolineras abandonadas de EE.UU. que se pueden ver en el Museo Universidad de Navarra. Una exploración por los fósiles que se encuentran en las carreteras secundarias.

Redacción
Pamplona - 4 agosto, 2018

Fotografia de Iñaki Bergera de 'Twentysix (abandoned) gasoline stations'.

Fotografia de Iñaki Bergera de 'Twentysix (abandoned) gasoline stations'.

La reinterpretación en cualquier arte es una fuente de inspiración habitual y, aparentemente, infinita. A través de un mismo modelo se pueden expresar distintas ideas, o viceversa.

En 1962, el fotógrafo y pintor del movimiento Pop estadounidense Ed Ruscha cogió su cámara y marchó a la mítica e icónica Ruta 66 con la intención de inmortalizar 26 gasolineras. Tardaría un año en publicarlas, pero de ese trabajo salió ‘Twenty Six Gasoline Stations’.

39881771060_fa426e718e_k

Cincuenta años después, en 2012, Iñaki Bergera repitió la acción de Ruscha, pero desvió su camino de la Ruta 66 para ir, fundamentalmente, por el suroeste de Estados Unidos, repitiendo algunos de los estados que recorrió aquel a quien homenajea. Sin embargo, hubo un cambio fundamental que modificaba completamente la imagen que presentaba el estadounidense: estas eran gasolineras abandonadas.

Así nació ‘Twentysix (Abandoned) Gasoline Stations’ una colección de fotografía que se expone en el Museo de la Universidad de Navarra (MUN) hasta el 14 de octubre y que te invita a unirte al camino que recorre Bergara.

LA REINTERPRETACIÓN

39881771690_785358fa73_k

“Son espacios latentes; sin tiempo, sin lugar, sin vida”, dice Bergera de las gasolineras abandonadas. Espacios que quiere explorar, “no lugares” que se encuentran en carreteras secundarias.

Al igual que en la obra de Ruscha, resalta la estandarización de estas y su arquetípica infraestructura comercial e industrial en torno a las carreteras y la cultura del automóvil.

Si en Ruscha, la localización era genérica y se indicaba la marca o tipo de gasolinera, Bergera concreta especifica la carretera donde se encuentra y elimina toda referencia a la marca o tipo de estación de servicio.

“No toda la gente errante anda perdida” escribió Tolkien en su obra más famosa ‘El señor de los anillos’. El errar de Bergera es una muestra de ello. Es un viajero que vaga por los caminos, por las carreteras secundarias; a diferencia de Ruscha que es más un pasajero que tiene un destino fijado y sigue un camino concreto.

40277632671_9a9d7ecd22_k

De este modo, las gasolineras que encuentra son también errantes y “auténticos fósiles, piezas de arqueología en la carretera”.

No se trata de la ruina, sino de aquello que ha caído en desuso, que se ha vuelto obsoleto ante lo emergente. Grandes corporaciones multinacionales como Shell, Mobil o Chevron sacaron del camino a estaciones tradicionales e independientes. Así, la exposición critica otro tipo de estandarización, más intenso que el de Ruscha, una resultante de la globalización, de la hegemonía de las multinacionales y la estandarización universal.


To Top