lunes, 21 enero 2019

Francisco San Martín, historia viva del agro navarro

El pasado fin de semana Bodega Nekeas celebró su 25 aniversario, una magnífica excusa para hablar con su promotor, Francisco San Martín y, aprovechando la circunstancia, para recordar la vida de una figura fundamental del agro navarro

Miguel Bidegain
Añorbe - 15 septiembre, 2018

Francisco San Martín, en la terraza de la bodega que puso en marcha hace 25 años.

Francisco San Martín, en la terraza de la bodega que puso en marcha hace 25 años.

Esta Entrevista de Trabajo tiene lugar en la Bodega Nekeas que se encuentra en Añorbe, el pueblo donde Francisco San Martín, Paco para todo el mundo, nació hace 77 años. Está jubilado, pero sigue acudiendo “un rato” cada día a su austero despacho, “disfruto y ya que estoy aquí… pues hago algo de seguimiento”, frase que es acogida con bromas y risas por sus colaboradores, de los que elogia su trabajo.

Empezamos la entrevista recordando su infancia, que fue como “la de un chico que vivía libre en el pueblo como un cabritillo en el campo” hasta que su padre lo llevó interno a los Escolapios de Pamplona. “Para mí fue como meterme en la cárcel, aquello era horroroso, y me escapaba”. Tras algunos intentos infructuosos de que hiciera algo de provecho en las aulas “mi padre se aburrió y dijo ¿ah, sí? ¡al campo! Ya tenía entonces 15 años y desde entonces estoy en la agricultura”.San Martín con las viñas de Nekeas al fondo.

Por entonces su familia empezó a cultivar champiñones “porque daban más dinero que el campo” y su padre le dijo que se encargara de esa tarea. Crecían en su casa y en las bodegas que alquilaron en viviendas de Puente la Reina, “yo iba a recogerlos en bici, después me compré una moto que me servía también para irme a las fiestas de los pueblos”. Tres años después el propietario del bar Toki Zarra, del barrio pamplonés de San Juan, le ofreció participar en su negocio de venta de piedra, arena y grava que extraía de una cantera en Anoz, “y con 18 años me puso al frente de aquello. Iba muy bien porque eran los años de desarrollo de la segunda mitad de los 50 pero llegó la crisis de la construcción del 59, yo he conocido todas las crisis, que fue muy profunda, y se acabó”.

“Yo vivía a mi bola pero mi hermano me tajo lecturas prohibidas de Lovaina, ahí comencé a tener inquietudes más ideológicas”

Vuelta al campo, pero si a los 15 años lo hizo con una azada ahora contaba con un tractor. Arrancaron las viñas, que no resultaban rentables, y siguió con los champiñones. Vivía “a mi bola”, era un joven con algo de dinero y sin preocupaciones, hasta que allá por 1968 su hermano fue a la Universidad de Lovaina para realizar la tesis doctoral “y me traía lo que se llamaban lecturas prohibidas, ahí comencé a tener inquietudes más ideológicas”, indica entre risas San Martín.

El caso es que en 1973 había elecciones, llamémosles así, al Sindicato Vertical y la Hermandad Sindical de Añorbe le eligió para ir a la Cámara Agraria. “Allí no conocía a nadie, pero vi que había corrillos, estaban los agricultores de toda la vida, muy adictos al régimen, y otro grupillo que utilizaba la palabra democracia. Me uní a ellos, éramos ocho o diez, y empezamos a hablar de que había que presentar batalla a los de siempre en las elecciones. Estaba Amadeo Sánchez de Muniain, Lander, Ollo, y sacamos la presidencia y la vicepresidencia de la Agrupación del Cereal”.DSC_0305

“Aprovechando que Amadeo era presidente de la Agrupación del Cereal nos reuníamos en la sala que el Sindicato tenía en Estella”. Sin poder contener la risa nos dice que “cada vez iba más y más gente, ajena al sindicato vertical, y un día que estábamos cuatrocientos y pico nos desmelenamos hablando de libertad sindical, de sindicatos independientes… y claro, al día siguiente nos llamó al cuartel la Guardia Civil y nos prohibieron las reuniones”. Pero un grupo más reducido siguió trabajando en la Casa de los Curas de Estella, y de allí surgió el manifiesto de la Unión de Agricultores y, amparados en la ley de Asociacionismo de 1976, la registraron. La Unión fue presentada en el Cine Lux el 13 de septiembre de ese mismo año, “y no sé muy bien por qué, me encomendaron darla a conocer por todos los pueblos”.

Da muestras de una memoria envidiable, cita con toda precisión fechas, lugares y personas: “En febrero del 77 llegó la huelga de los tractores, soy portavoz en Navarra y a través de la COAG fui a hablar con el ministro. El 26 de marzo son las elecciones a Caja Rural y salgo secretario del Consejo, luego fui presidente de Agropecuaria…”

CONSEJERO DE AGRICULTURA

…Y así llegamos a 1983, cuando recibe una llamada de Gabriel Urralburu, quien tras ganar las elecciones el PSN-PSOE va a ser el presidente del Gobierno de Navarra. “Me pidió que le diera el perfil del futuro consejero de Agricultura. Nos conocíamos, aunque yo no era del partido y en las primeras elecciones voté al PCE, y le dije que tenía que ser una persona con formación, un ingeniero agrónomo, muy vinculado a las organizaciones agrarias y que conociera los problemas del campo. Y que fuera de nuestra cuerda, claro. En realidad estaba pensando en una o dos personas concretas”.

“Cuando era consejero nuestro Departamento era referente en muchas cosas. Todos miraban a Navarra a ver qué se podía hacer”

El 3 de agosto casi se le cae de las manos al abrir el desaparecido periódico Navarra Hoy y verse en una caricatura con los rostros de ocho posibles consejeros, “¡Joder! ¿Pero esto qué es? Yo no sabía nada. Recuerdo que teníamos consejo de Agropecuaria y me preguntaron que había de aquello. ¡Que no sé nada, que estoy igual que vosotros! A los tres o cuatro días me llamó y le dije pero coño, no tengo formación. Lo vas a hacer bien, conoces esto… y cedí: bueno, adelante, a ver lo que pasa”.Francisco San Martín.

De su paso por el Gobierno recuerda especialmente que éramos referente en muchas cosas. Todos miraban a Navarra a ver qué se podía hacer”. Enumera a grandes rasgos el programa que desarrolló desde el Departamento, que buscaba “crear los pilares de una agricultura moderna y empresarial”. San Martín dice sentirse orgulloso al recorrer Navarra y ver regadíos que se proyectaron entonces, reforestaciones plantadas en aquéllos años, cooperativas que se pusieron en marcha… y de otras muchas iniciativas de un Gobierno que diseñó cómo iba a ser Navarra a 25 años vista. “Dime ¿después, qué más planificación a largo plazo se ha hecho…?”.

Todas aquéllas realizaciones quedaron eclipsadas por el escándalo que llevó a Gabriel Urralburu a la cárcel con Antonio Aragón. “Fue muy duro, al fin y al cabo habías estado ahí y la sospecha… Como estaba limpio no tenía nada que temer, yo estaba satisfecho de mi labor pero casi preferías no hablar porque te sacaban lo otro”. No guarda buen recuerdo de su paso por el Congreso de los Diputados, que no duró ni una legislatura completa, lo suyo era la gestión “porque materializas cosas y ves la satisfacción del beneficiario de tu acción política”.DSC_0300

NACE NEKEAS

Cuando era parlamentario ya había puesto en marcha la bodega “porque tenía muy claro que no iba a vivir de la política, yo llegué ahí por mi participación en las organizaciones agrarias y porque no se decir no a nada, tenía que seguir viviendo de la tierra, donde me encontraba a gusto de  verdad era en el campo, esa era mi profesión”. San Martín vislumbró que la liberalización del mercado cerealista iba a hacer que su precio no creciera, más bien al contrario, era necesaria una alternativa a las pequeñas explotaciones dedicadas al cereal. Por eso, en 1989, reunió en su casa a un grupo de agricultores para proponerles volver a plantar viñas pensando en elaborar y embotellar vino para exportarlo, porque cuando era presidente de Agropecuaria y secretario de Caja Rural fundé Príncipe de Viana, y ahí aprendí lo que había que hacer en el mundo empresarial del vino y lo que no. Aprendí que vendiendo vino embotellado en España se perdía dinero, y exportando se ganaba”.

“Fundé la bodega Príncipe de Viana, y ahí aprendí que vendiendo vino embotellado en España se perdía dinero, y exportándolo se ganaba”

Así nació Nekeas, en 1990 plantaron las viñas y en 1993 se construyó la bodega. El lunes va a comenzar su vendimia número 25, que dará unas botellas que en un 80% se venderán en el mercado exterior, en 28 países. Esa vocación exportadora ha posibilitado capear con relativa soltura la crisis. Nekeas, además, produce aceite de los olivos plantados tras la llegada del Canal de Navarra a Añorbe en 2006 y la puesta en riego de 200 has. “que nos quedaban a los socios que sembrábamos con cereal, no era rentable y buscamos algo que diera más valor añadido. Las propuse el olivo, diversificábamos así un poco el riesgo y podíamos utilizar las sinergias de la propia producción de uva, maquinaria, trabajadores… y los conocimientos del mercado”. En 2011 Nekeas se dotó de su almazara y comenzó a comercializar el aceite.

¿Cuál será el siguiente proyecto? Habrá más, porque Francisco San Martín va a seguir donde le gusta estar, en el campo, y en acción.

Para acceder a más Entrevistas de Trabajo… LEER AQUÍ. 


To Top