sábado, 20 abril 2024

Fuentes históricas de Pamplona para calmar la sed

Con el inicio de la primavera y el aumento de las temperaturas, es importante saber dónde encontraremos agua potable mientras recorremos a pie las calles de la capital navarra. En este artículo, nos sumergimos en un recorrido por las fuentes históricas de la ciudad, dejando a un lado las fuentes convencionales.


Pamplona - 22 marzo, 2024 - 19:41

La coqueta plaza de San José, junto a la catedral, es donde se encuentra la fuente de Los Delfines. (Foto: VisitPamplona)

En la capital navarra, tenemos el privilegio de disfrutar de agua exquisita proveniente de tres fuentes de abastecimiento: Eugi, Arteta y, durante el verano, el Canal de Navarra. La predominancia de una u otra fuente varía según la estación del año y la ubicación geográfica de cada barrio o localidad.

Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas, es crucial saber dónde podemos detenernos a hidratarnos mientras exploramos Pamplona. En este artículo, nos sumergimos en un recorrido por las fuentes históricas de la ciudad, dejando a un lado las fuentes convencionales. Este itinerario ha sido descubierto gracias a la ruta publicada por un usuario en Wikiloc.

Nuestro recorrido por las fuentes nos lleva a explorar la riqueza histórica y artística de Pamplona. Desde antiguos monumentos hasta detalles más contemporáneos, cada fuente nos cuenta una historia única, conectando el pasado con el presente, y lo más importante, todas ellas están en funcionamiento.

Comenzamos nuestra travesía frente a la imponente Iglesia de San Lorenzo. Desde aquí, nos adentramos en la Taconera a través del antiguo Portal de San Nicolás. Avanzamos por la Taconera, encontrándonos con el Monumento a Julián Gayarre, un homenaje al gran tenor navarro. Más adelante, nos refrescamos en una fuente de agua potable decorada con un pez esculpido, ofreciendo un breve respiro en nuestro paseo.

Decidimos rodear los fosos de la Taconera, disfrutando de la serenidad del entorno. Una fuente adornada con la figura de un león nos invita a detenernos y refrescarnos antes de continuar nuestra exploración.

Siguiendo nuestro itinerario, nos dirigimos hacia la plaza de Recoletas, donde una fuente diseñada por el artista Luis Paret nos recuerda su ingenio y habilidad. Estas fuentes, construidas en 1798 para conmemorar la llegada de las aguas del Manantial de Subiza, son testigos del pasado glorioso de la ciudad.

Descendemos hacia el Portal Nuevo, donde nos encontramos con la fuente de los Legañosos, cuyas aguas alguna vez fueron consideradas curativas. Después de una breve pausa, nos dirigimos hacia la calle Descalzos, donde una fuente, aunque erróneamente atribuida a Luis Paret, nos espera con su encanto único.

Continuamos nuestro recorrido por las plazas y calles de Pamplona, descubriendo joyas ocultas como la fuente de Neptuno en la plaza del Consejo, presidida por el dios del mar.

Nuestra exploración nos lleva hacia la majestuosa Catedral de Pamplona, donde nos detenemos ante la Fuente de la Navarrería, la última obra conocida de Luis Paret en la ciudad. Finalmente, en la plaza de San José, nos encontramos con la fuente de Los Delfines, una fusión única entre arte y funcionalidad que ilumina las noches pamplonesas.

Archivado en:

Pamplona ·


To Top