lunes, 22 abril 2019

Humberto Bustince: “Navarra es la cuarta región española en la carrera ‘big data’”

Uno de los científicos más citados en el mundo en 2018 vive entre nosotros, y escucharle hablar sobre la revolución tecnológica y lo que está por venir es un lujo al alcance de los que se apuntan a los desayunos informativos de Diario de Navarra y el BBVA

Redacción
Pamplona - 15 noviembre, 2018

El catedrático Humberto Bustince, durante su conferencia.

El catedrático Humberto Bustince, durante su conferencia.

El catedrático de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) Humberto Bustince Sola (Ujué, 1958) es el hombre del momento en la Comunidad foral. Hace un par de semanas apareció en la lista de científicos más influyentes y citados del mundo en 2018 de Clarivate Analytics. Y después de asistir a una conferencia suya, es innegable que además de producir ciencia sabe divulgarla, contarla con una pasión contagiosa que traduce las últimas tendencias a un lenguaje ameno y comprensible, o aporta curiosidades tan interesantes como que el Complejo Hospitalario de Navarra es el segundo centro del mundo con más datos de pacientes sobre cardiología, que lleva recopilando 40 años. La industria 4.0, el big data, la inteligencia artificial, los algoritmos que conducirán por nosotros y las novedades que están a la vuelta de la esquina contadas por uno de sus impulsores.

Bustince ofreció este martes una charla en el desayuno que Diario de Navarra y BBVA organizaron en el hotel Muga de Beloso: ‘Las nuevas tecnologías en el mundo empresarial’. En su ponencia ‘Inteligencia artificial en la industria 4.0. La revolución de los datos’, Bustince aseguró que Navarra es la cuarta región española en la carrera ‘big data’: “No estamos mal, y ahora tenemos el grado en Ciencia de Datos, que es un mérito”. Para seguir recortando posiciones con las más punteras Madrid, y sobre todo Euskadi y Cataluña, recomienda que se creen institutos de Inteligencia Artificial. “Hablo del modelo alemán, como Ikerbasque. Fuera de la universidad y con financiación propia, no son entidades universitarias”, matiza. “Para automoción ya existe”.

El Complejo Hospitalario de Navarra es el segundo centro del mundo con más datos de pacientes sobre cardiología.

No duda de que la inteligencia artificial “ha llegado y se va a quedar”, pues es el curso que más crece en la Universidad de Berkeley. Advierte de que Europa está creando el plan estratégico de inteligencia artificial, y también de que los 7 representantes españoles presentes en ese comité “van a tirar a su terreno, a la zona de donde son, por lo que tenemos que estar listos”.

CON RETRASO

Y contar con que, como siempre, ya llegamos tarde: “Francia va invertir 1.500 millones en desarrollo e investigación, apertura de los datos, reflexiones ética, que son fundamentales“, recalca. ¿Y España? 2,6 millones por año en los últimos 3 en Tecnologías de la Información y Comunicación. “No voy a decir nada más”, sentencia.

Y eso en nuestro patio local, Europa, porque no solo en el comercio, “China es el tsunami de investigación, viene barriendo todo. En menos de dos meses hacen la segunda parte de un artículo que publicas”, avisa a navegantes, aunque la complejidad de su idioma dificultará que progresen tan rápido como podrían, en su opinión.

Pero más allá de las amenazas por la competencia internacional, ¿qué es la Inteligencia Artificial? “La mejor definición es la ciencia que trata de hacer máquinas tales que si las hiciera una persona diríamos que es inteligente”, apunta el científico, que cita a Alan Turing como padre del invento.Miguel M. Ariztegi

Eso sí, advierte de que no tenemos que imaginarnos a un robot como el Hal de la película 2001: Una Odisea en el Espacio. “Es como la diferencia entre los aviones y los pájaros. Las máquinas vuelan, sí, pero no como los animales, sino de una manera propia”.

Tras hacer un repaso histórico, en el que recordó, entre otras cosas, que el ordenador que llevó al Apolo XI a la Luna tenía menos potencia que un teléfono móvil actual, habló de las aplicaciones actuales de la Inteligencia Artificial, como la Impresión 3D y toda la Industria 4.0, “llamada a evitar que el hombre haga trabajos repetitivos y tenga más tiempo para el ocio”. Una visión optimista, que no obvia sin embargo los problemas sociológicos que generará (falta de trabajo, necesidad de una renta básica universal…) y los de privacidad.

“El ordenador que llevó al Apolo XI a la Luna tenía menos potencia que un teléfono móvil actual”.

Sea como fuere, la industria 4.0 maneja millones de datos con robots que hablan entre ellos y colaboran, “y la Inteligencia Artificial extrae conocimiento y toma decisiones”. Esa es la frontera actual, la toma de decisiones, porque “el cerebro humano es muy especial, y no sabemos cómo decidimos. Es el gran freno de la IA”.

Las aplicaciones son tan amplias como nos podamos imaginar: fugas de agua, antiterrorista, atascos, rutas, anticipar a la demanda, negocios… Su recomendación, “un doble grado entre ciencia de datos y negocios, eso no existe todavía, y es cada día más necesario”.

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y LA DIGITALAna Climente (BBVA).

Para aterrizar en la realidad empresarial tal torrente de ideas, Ana Climente, responsable de Transformación de Clientes Empresariales de BBVA España, comenzó su ponencia asegurando que las nuevas tecnologías “tienen un impacto mucho mayor que la revolución industrial en lo económico, lo social y vida diaria”.

Ana Climente: “Los clientes han cambiado. Educados en el mundo digital, demandan servicios diferentes y nuevas formas de acceder a ellos”.

Son tiempos de cambios profundos y acelerados que generan un “impacto disruptivo y enorme en muchos sectores”: Empezó hace más de una década en las industrias de música, vídeo, e información. “Pero hoy va más allá, como por ejemplo en las telecomunicaciones: nos comunicamos de otra manera, no solo gracias a otras empresas”.

Y el sector financiero no es una excepción. “Los clientes han cambiado. Educados en el mundo digital, demandan servicios diferentes y nuevas formas de acceder a ellos. Arrastran además a los clientes tradicionales”, reconoce Climente, que además advierte de la llegada de “miles de nuevos competidores, más ágiles”. Son las Fintech, voz inglesa que fusiona las palabras finanzas y tecnología. ¿Dejaríamos nuestros ahorros en manos de Google? Puede que esté más cerca de lo que nos imaginamos.

Un artículo de Miguel M. Aríztegui para NavarraCapital.es.

Para ver más noticias sobre la innovación en Navarra… LEER AQUÍ


To Top