martes, 11 diciembre 2018

Importante inversión de 3,5 M€ en Murillo El Fruto

La firma local, Indugarbi, de la mano de la norteamericana Lehigh, trabajará con Michelin a la que proveerá de caucho reciclado para la fabricación de neumáticos

Belén Armendáriz
Murillo El Fruto-Pamplona - 25 junio, 2018

Imagen exterior de la factoría de Indugarbi en Murillo El Fruto

Imagen exterior de la factoría de Indugarbi en Murillo El Fruto

Del residuo al recurso”. Ésa es la máxima con la que arrancó allá por 2009 la empresa Indugarbi en la localidad de Murillo El Fruto, en palabras de su consejero delegado, Santos Carballo. La idea era recuperar neumáticos para obtener un polvo de caucho que se usa en la fabricación de asfalto. “Pero justo llegó la crisis. Se paralizaron las inversiones en obra civil. Y las carreteras fueron las grandes olvidadas”, recuerda.

Así que pasaron al plan B: fabricar un granulado de neumático destinado a campos de fútbol artificial. A día de hoy, supone el 95% de su negocio. Pero la inquietud de la planta, perteneciente al grupo Hera, les llevó a investigar nuevos mercados y volver a mirar a los orígenes: obtener neumáticos de neumáticos. “Cerrar el círculo”, resume Carballo, quien es a su vez director de proyectos estratégicos del grupo Hera.

De los neumáticos fuera de uso, Indugarbi obtendrá un polvo de caucho micronizado para fabricar ruedas nuevas.

De los neumáticos fuera de uso, Indugarbi obtendrá un polvo de caucho micronizado para fabricar ruedas nuevas.

Así pues, desde 2012 comenzaron una “prospección” del mercado y encontraron en el camino a la empresa estadounidense Lehigh. “Lo que hacemos es obtener MRP (polvo de caucho micronizado) del granulado de caucho de los neumáticos y lo suministramos a otras empresas para que lo usen en sus procesos productivos”, explica Lluis Molina, portavoz de Lehigh en España. “El 60% se destina a la fabricación de nuevos neumáticos y el 40% restante a otras aplicaciones como plásticos, baterías, móviles…bien para el producto final o para el proceso de fabricación”, aclara.

Con una planta en Estados Unidos (en Georgia, concretamente), Lehigh vende en cuatro continentes, “y teníamos una propuesta para asentarnos en Europa”, resalta Molina. De esta forma, Lehigh y Grupo Hera comienzan a trabajar juntos: “ellos buscaban un producto y nosotros unas instalaciones en Europa”, resume el portavoz de Lehigh España, que ya en 2014 comienza a desarrollar el mercado en el Viejo Continente.

Desde Murillo El Fruto se busca fabricar polvo de caucho micronizado que se venderá a fabricantes de ruedas en Europa.

PRODUCCIÓN EN NAVARRA

En un primer momento, tal y como recuerda Carballo, la planta de Indugarbi lo que hace es enviar el producto a Estados Unidos para que allí lo procesen y lo conviertan en MRP, para después traerlo de vuelta y comercializarlo desde Navarra con sus clientes europeos. La diferencia estriba en que ahora será la propia planta de Murillo El Fruto la que procese y transforme el producto directamente en polvo de caucho micronizado. “Para ello hemos hecho una inversión de 3,5 millones de euros, para crear una línea nueva, muy compleja y en la que todo tiene que ser estanco para que no se escape el polvo negro”, explica Carballo.

LTKJ_Neuamticoo2ssaaHan sido, recuerda, seis meses de montaje de las nuevas instalaciones y, desde el mes de noviembre, están trabajando los primeros ingenieros. No obstante, no ha sido hasta esta última semana cuando ha comenzado propiamente la producción, todavía en fase de inicial. “Vamos a empezar ahora con un único turno, pero la idea es que para después de verano la producción sea ya normal”, añade. Eso supondría incrementar la plantilla en unas diez o doce personas, señala, entre ingenieros, laboratorio y producción. En la actualidad, en Indugarbi trabajan alrededor de veinte personas.

MICHELIN Y UNA JOINT VENTURE

Para el desarrollo de todo este proyecto, Lehigh y Grupo Hera decidieron ir de la mano creando una joint venture en 2016 “para el desarrollo de la tecnología”, explica Lluis Molina. Con una participación del 75% para la empresa estadounidense y un 25% para la titular de Indugarbi, el acuerdo supone centralizar en las instalaciones de Murillo El Fruto la fabricación y comercialización de producto para su venta exclusivamente en Europa. “Ya vendemos en seis países a seis clientes diferentes, pero con el producto fabricado en Estados Unidos de origen europeo. Ahora, produciendo aquí, esperamos que sean más, pero los procesos de homologación son muy largos y requiere su tiempo. De hecho, tenemos a día de hoy numerosos procesos de homologación abiertos”, confiesa el portavoz de Lehigh España.

La nueva línea supondrá contratar diez personas más, entre ingenieros, técnicos de laboratorio y personal de producción.

En este nuevo desarrollo empresarial ha tenido mucho que ver un gigante de la automoción como Michelin. Este fabricante de neumáticos puso sus ojos en Lehigh allá por 2013. “Michelin lanzó hace unos años su estrategia 4R, de economía circular, con la que apostaba por la reutización, el recauchutado, la reducción de emisiones de CO2 y el uso de materias renovables. Es consciente de que el reciclaje de neumáticos es un reto y que, aunque se recicla el 70%, aún queda un 30% por reutilizar”, argumenta Molina. Y, precisamente, con esa filosofía como base, Michelin ha ido adquiriendo compañías que pudieran ayudarle en este proceso. Lehigh es una de ella. “La compra por parte de Michelin, sin embargo, no ha afectado a nuestra estrategia de negocio. No es una integración vertical. Seguimos sirviendo a todo el mercado del neumático, no sólo y exclusivamente a Michelin”, aclara el portavoz de Lehigh España.

Una de las cosas positivas de esta compra es que ahora Michelin aporta una gran cantidad de residuos de neumático, base del trabajo de Indugarbi. “Produce unas 1.500 toneladas de residuos, entre raspaduras y rechazos, y eso nosotros lo transformamos para que puedan fabricarse nuevas ruedas. Nuestro objetivo es valorizar el material y, desde luego, estamos contentos con este gran proyecto, porque llevábamos desde 2012 planteándonos nuevas líneas de negocio y en compañía de un socio como Lehigh que ha confiado en nosotros. Estamos ilusionados”, reconoce Santos Carballo.

Para acceder a más información relacionada con la Economía Circular en Navarra… LEER AQUÍ. 


To Top