La bici, ese objeto de deseo

lunes, 10 agosto 2020

La bici, ese objeto de deseo

España se encuentra desabastecida. Las tiendas se están quedando sin bicis. Están de moda. Tras el confinamiento, muchas personas han acudido en masa a las tiendas para hacerse con una de ellas. Hay quien señala que realmente, no ha aumentado la venta sino que se ha vendido en un mes lo que antes se vendía en tres meses. La paralización de la actividad en China ha provocado su desabastecimiento. Los talleres se ven desbordados para la reparación de modelos antiguos y hacen falta más mecánicos y personal cualificado.

Cristina Catalán
Pamplona - 22 julio, 2020

Muchos han desempolvado la bici del trastero y la han puesto a punto, desbordando los talleres.

Tras el confinamiento, las ganas de salir de casa y respirar aire fresco, de hacer deporte y evitar coger el transporte público foco de contagios, ha hecho que muchos desempolvaran las bicis que tenían en el trastero o se hayan animado a comprar una nueva. Esto ha  provocado un boom de ventas que ha hecho que muchas tiendas se hayan visto desbordadas. Y es que la venta de bicicletas en España según Aliexpress, se ha incrementado un 1.600 % con respecto al mismo periodo de 2019. Igualmente, la búsqueda de bicicletas en Google en España se ha disparado un 138 % desde el inicio del estado de alarma.  La más solicitada, la bici urbana.

Un estudio realizado por Acierto.com estima que el 20% de los usuarios del transporte público en España optarán a partir de ahora por medios de transporte privados, y será la bicicleta la favorita. Precisamente, con el objetivo de evitar contagios, el uso de la bici en nuestro país se ha multiplicado por siete tras el desconfinamiento y en el primer fin de semana del mismo, la ocupación del carril bici se triplicó en municipios como Madrid.

El aumento de ventas de bicis en las grandes ciudades ha provocado el desabastecimiento en otras localidades.

Según nos cuentan varias tiendas de bicis de nuestra comunidad, ese aumento de ventas en las grandes ciudades ha provocado el desabastecimiento en otras localidades más pequeñas. Y hay quien puntualiza que en Navarra, más que una mayor demanda,  lo que ha sucedido es que los clientes han acudido a las tiendas “de golpe”.

Iosu Costa, de Rotxabikes, confirma ese aumento de las ventas de  bicis en las primeras semanas post-covid. En su caso, ha visto sus ventas incrementadas un 35% con respecto al mismo periodo del año pasado, teniendo en cuenta que en abril estuvieron cerrados. “Hemos tenido una mayor demanda de ventas de bicis, de componentes y de servicio de taller”. 

Rotxabikes ha visto incrementadas sus ventas un 35%.

Rotxabikes ha visto incrementadas sus ventas un 35%.

Las más demandadas son aquellas bicis con precio entre 600-700 euros, sobre todo las mountain bikes. “A la gente de Pamplona todavía le cuesta entrar en ese concepto de bici urbana para circular por la ciudad. Se ha demandado algo más de lo habitual pero todavía cuesta. Principalmente, en la capital navarra la gente busca una bici para el ocio, para hacer deporte solo o en familia”, explica Costa. 

Igual piensa Diego Martín, de Ciclos Martín en Pamplona quien señala que la mayoría de las ventas de bicis son destinadas al ocio o deporte, principalmente “por ser verano y los cambios de planes de las vacaciones familiares de este año”. 

Esta demanda la han percibido en todo tipo de edades. Desde niños que han crecido durante la cuarentena y sus bicis se les han quedado pequeñas o bien para acompañar a sus padres; personas de entre 40 y 50 años que se han animado a hacer deporte sobre dos ruedas o  aquellas que rondan los 60 años y han sacado del trastero bicis antiguas y las han puesto a punto. Según reconoce Costa, a pesar de que algunas bicis no se vendieron, como las destinadas a las comuniones que se han visto canceladas, las tiendas se han llenado de gente “que si no hubiera sido por el coronavirus, ni se hubiera planteado comprar una bici”. 

DESABASTECIMIENTO DE STOCK

La bici, para ocio o deporte, está siendo muy demandada entre las familias. FOTO: Rotxabikes.

La bici, para ocio o deporte, está siendo muy demandada entre las familias. FOTO: Rotxabikes.

No obstante, Jose Ignacio Chiquirrín, de Chiquibikes ubicada en Tudela cree que no se han disparado tanto las ventas de bicicletas sino que se ha vendido en mes y medio lo que antes vendíamos en tres meses. Ha venido todo el mundo a la vez. Se ha vendido más rápido, no más cantidad”.  

Chiquirrín explica que en su caso, ha vendido todas las bicis que tenían en la tienda pero como consecuencia del confinamiento, China ha estado parada, y no proveía de accesorios ni material para bicis, teniendo ahora un retraso de hasta tres meses. “Nosotros trabajamos con Orbea y nos dicen que hasta septiembre no hay bicis”. Señala que durante el confinamiento, España ha estado parada y no se han realizado pedidos, pero otros países que se confinaron más tarde, terminaron con el stock. “Orbea por ejemplo, recibía pedidos de otros países como Holanda o Bélgica que no tenían un confinamiento tan duro como nosotros y ahora casi hay más bicis Orbea en el resto de Europa que en España”.

De igual manera percibe la situación Diego Martín, propietario de Ciclos Martín en Pamplona. “La gente nos ve con mucho trabajo pero no es porque estemos vendiendo más, de hecho, mis cuentas son peores que las del año pasado”. Martín explica que lo que está ocurriendo es que “ha venido todo el mundo de golpe y al aumentar la venta en las grandes ciudades para evitar coger el metro o el bus, han desbastecido al resto de ciudades”. 

Pruden Indurain, Conor: “A finales de este mes comenzaremos con la colección de 2022. Trabajamos con mucha previsión”.

En el caso de Rotxabikes, trabajan con fabricantes nacionales que no han dependido tanto de China y no han tenido tanto problema de stock como otras marcas más internacionales. Conor tiene el almacén en Egüés y ha podido abastecernos. Es verdad que algunos almacenes, cuando acaban con el stock, se nutren de los almacenes europeos y ahora, como ha habido países que se han desconfinado antes que España, se han encontrado sin stock”, explica Costa. 

La enorme demanda en las grandes ciudades ha provocado el desabastecimiento de bicis.

La enorme demanda en las grandes ciudades ha provocado el desabastecimiento de bicis.

Pruden Indurain, director comercial de Conor, nos comenta que “la demanda de bicis ha sido brutal. Para Conor ha sido algo histórico en sus 30 años de vida”. Nos explica que Conor trabaja con al menos diez meses de antelación por lo que se adelantan mucho a la demanda y ya estaban preparados cuando estalló la pandemia. “Ya tenemos preparadas las bicis de la colección de 2021. En cuanto hagamos la presentación a finales de este mes de julio, comenzaremos a preparar la de 2022”. El problema, como todos nos comentan, es que ya no hay bicis y recuerda que mucho se ha vendido online. “Hemos pasado de tener todo parado a ir con prisas. Vamos trayendo las bicis comprometidas. Tal cual las traigo, las vendo”.

Iosu Costa de Rotxabikes demanda más  mecánicos y personal cualificado para atender al taller. 

LOS TALLERES, DESBORDADOS

Los talleres se ven desbordados por aquellos que optan por rebuscar en el trastero la bici de hace años y ponerla a punto. Jose Ignacio Chiquirrín, de Chiquibikes reconoce que tras vender todas las bicis de su tienda, se están dedicando a la reparación. “La gente ha sacado las bicis que llevaban años sin utilizar y hay que ponerlas a punto. Quizá por lo vivido durante el confinamiento, quizá porque es verano pero la bici aúna deporte y ocio y la gente se está animando mucho”.

Iosu Costa en su taller de reparación, a pleno rendimiento.

Iosu Costa en su taller de reparación, a pleno rendimiento.

En el mismo caso se encuentra Iosu Costa de Rotxabikes quien demanda más  mecánicos y personal cualificado para atender al taller. “He tenido que contratar a dos personas más”. Añade también que al sacar del olvido las bicis de los trasteros, “ahora tenemos bicis de 26 pulgadas en los talleres que son las que se usaban hace años. Ha habido casos por ejemplo, de roturas de stock en algunos componentes o cubiertas de este tipo  de ruedas porque ya no había ni en las tiendas ni en fábrica”, añade Costa.  

Diego Martín de Ciclos Martín también está viendo su taller de reparación a pleno rendimiento “y casi no damos abasto. Viene tanta gente que tenemos que atender con cita previa. Antes atendíamos en el mismo día”. Además, explica que tienen mucho más trabajo al tener que realizar las labores de desinfección de las bicis en el taller, por la nueva normativa contra el Covid.

Indurain de Conor, también ha visto cómo se ha disparado la venta de accesorios y piezas de recambio. “Se está dado cita previa para un simple pinchazo porque los talleres no dan abasto. Nos hemos quedado sin cubiertas, sin llantas, sin piñones…”. Y se ha mostrado contento de que los gobiernos se estén dando cuenta de la importancia de este medio de transporte, sobre todo para desplazarse por las ciudades.

Entra aquí para leer más sobre coronavirus.

 

Quizá por el confinamiento, o porque es verano pero la gente se está animando mucho a comprar bicis o rescatarlas del trastero.

Quizá por el confinamiento, o porque es verano pero la gente se está animando mucho a comprar bicis o rescatarlas del trastero.


To Top