lunes, 16 julio 2018

La CAT cumple 10 años y lo celebra con sus primeros beneficios

La plataforma empresarial de la Ribera ha amortizado toda su deuda y se dispone a ampliar sus instalaciones ante la plena ocupación de las actuales

 

Redacción
Tudela - 5 abril, 2018

ciudad-agroalimentaria-tudela-6

El resultado económico con el que la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) ha cerrado su último ejercicio ha venido a confirmar el despegue de la plataforma empresarial de la Ribera y avala el modelo de gestión que ha permitido darle la vuelta a una situación de cuantiosas pérdidas y deuda que venía arrastrando desde los últimos cinco años, según ha indicado la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, quien ha presentado el balance de la empresa pública junto a su gerente, José Mª Aierdi; los consejeros de CAT Bernardo Ciriza y Adalberto Ríos y el concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Tudela, Daniel López Córdoba.

La CAT ha cerrado el ejercicio con beneficios y esta solvencia financiera, además de haber reducido a cero una deuda que hace apenas dos años ascendía a 30 millones de euros y hace cuatro superaba los 50 millones, le permitirá acometer durante 2018 inversiones por un total de 2 millones de euros en su mejora de servicios y ampliación con nuevas naves.

La CAT ha reducido a cero una deuda que hace apenas dos años ascendía a 30 millones de euros y hace cuatro superaba los 50 millones

El Consejo de Administración de CAT ha confirmado que las cifras se han situado muy por encima de las previsiones que se estimaban en el último trimestre y que el parque empresarial ribero ha alcanzado un beneficio de 144.490 euros en su cuenta de pérdidas y ganancias, lo que le hace entrar en números negros por primera vez en su historia, precisamente cuando ayer mismo cumplió su primera década de andadura. Las cuentas de CAT, que en 2013 arrastraban unas pérdidas de 3,1 millones de euros, de 2,5 millones al año siguiente y 2,4 millones en 2015, han registrado un notable repunte en estos dos últimos dos años, hasta reducirse los números rojos a 1,2 millones en 2016 y cerrar el año pasado con beneficios.

Por lo que respecta a la gestión de la deuda –que hace apenas cuatro años ascendía a 53 millones de euros-, la Ciudad Agroalimentaria ha llegado a amortizarla en su totalidad. A los buenos resultados económicos obtenidos en 2017 se ha sumado, en este sentido, la aportación de 19,4 millones que ha realizado el Gobierno de Navarra a través de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) para sanear las cuentas y acelerar la amortización de la deuda, lo que le permite ahora a CAT acometer nuevas inversiones con fondos propios, sin necesidad de incurrir en nuevo endeudamiento.

ADAPTADA AL TEJIDO PRODUCTIVO Y AL TERRITORIO

catb

De izda a dcha: López Córdoba, Ciriza, consejera Elizalde, Aierdi y Ríos.

“El cambio de modelo de gestión de CAT, basado en la respuesta a la demanda y la realidad concreta de nuestro tejido productivo, en inversiones productivas y cuentas consolidadas, frente a las grandes expansiones urbanísticas de años pasados, es precisamente lo que nos hace pensar en esta plataforma como una importante palanca para el relanzamiento del sector agroalimentario en la Ribera”, según ha destacado Isabel Elizalde, que también es la presidenta del Consejo de Administración de CAT, en su comparecencia de hoy.

La modernización en la cadena de valor y los servicios que ofrece CAT, en paralelo con el proceso de transformación que está viviendo la industria agroalimentaria, y la estrecha complicidad establecida con el tejido productivo de la Ribera son otros factores que explican el despegue que está viviendo el parque, ha añadido la consejera, quien ha destacado que “CAT ha sabido interpretar el auge y las oportunidades que nos está ofreciendo el sector agroalimentario en su conjunto, un sector estratégico para actuar como generador de empleo de calidad en la Ribera de Navarra”.

PLENA OCUPACIÓN DE NAVES

Por su parte, el gerente de la sociedad, José Mª Aierdi, ha explicado el informe de gestión con un EBITDA que ha alcanzado los 2,3 millones de euros –cuando en 2015 eran de 0,2 millones- pero ha subrayado, sobre todo, el incremento de actividad empresarial con el que ha despegado el parque agroalimentario de la Ribera. En este sentido, Aierdi ha destacado que la Ciudad Agroalimentaria haya llegado este año a la plena ocupación de sus naves industriales –frente al 64% de hace dos años- y la superficie de parcelas vendidas haya ascendido a 11.426 metros cuadrados, triplicándose así la cifra del ejercicio anterior.

La actual demanda hace pensar que las cinco nuevas naves proyectadas estarán ya comprometidas para cuando estén finalizadas

Aierdi ha anunciado, además, que el portal de contratación del Gobierno de Navarra acaba de publicar los pliegos para la licitación del proyecto y dirección de obra de la ampliación de cinco nuevas naves, con una superficie total de 2.500 metros cuadrados, cuyas obras comenzarán en menos de un año con un presupuesto de 1,2 millones de euros que la Ciudad Agroalimentaria ha contemplado en sus presupuestos para este año, a lo que se sumarán otros 500.000 euros destinados a mejora de infraestructuras y eficiencia energética y otros 200.000 euros en otros acondicionamientos y obras. Así, las inversiones de CAT en 2018 ascenderán a un total de 2 millones de euros.

La bolsa de demanda que acumula CAT y las peticiones de ofertas por parte de empresas importantes del sector agroalimentario que se han registrado en los últimos meses hacen pensar que las cinco nuevas naves estarán ya comprometidas para cuando estén finalizadas, lo que dará pie a contemplar futuras ampliaciones en otra fase, de manera que las inversiones vayan acordes con la demanda y la actividad empresarial.

ciudad-agroalimentaria-tudela

Paralelamente, Aierdi ha avanzado que el desarrollo de la fibra óptica y la mejora de las telecomunicaciones en todo el parque empresarial y la apertura de sus productos a las principales rutas de los mercados europeos a través del Puerto de Bilbao, que dispone un centro logístico en la plataforma tudelana, constituyen dos importantes retos a los que la Ciudad Agroalimentaria dará asimismo respuesta en su plan de acción para este año.

CAT alberga actualmente más de medio centenar de empresas, a las que en los últimos meses se han incorporado Bimbo, Brotalia y Profesionales de la Carne, tres importantes firmas del sector. Una treintena de estas empresas están implantadas en las naves y parcelas instaladas en más de 200.000 metros cuadrados de suelo industrial, y otras 21 empresas desarrollan su actividad en el Centro de Negocios de CAT. En total, de las empresas radicadas en la Ciudad Agroalimentaria dependen más de 400 empleos directos.

Para conocer más sobre la Ciudad Agroalimentaria de Tudela… leer AQUÍ


To Top