El paro bajó un 2,3% en Navarra en 2017 | Navarra Capital

miércoles, 15 agosto 2018

La Comunidad foral redujo en 2,3 puntos la tasa de paro en 2017

El Observatorio de la Realidad Social constata igualmente que, en relación con 2007, el número de ocupados se reduce en 16.800 y que, además, hay 17.200 personas más sin trabajo.

Redacción
Pamplona - 2 febrero, 2018

El Observatorio de la Realidad Social destaca que Navarra cuenta en la actualidad con la tasa de paro más baja de todo el país.

El Observatorio de la Realidad Social destaca que Navarra cuenta en la actualidad con la tasa de paro más baja de todo el país.

El promedio de personas sin empleo del año 2017 en Navarra fue del 10,2%, un 2,3% menos que el año anterior y un 7% menos que la media estatal. Son las principales cifras ofrecidas por los responsables del Observatorio de la Realidad Social sobre la EPA, Encuesta de Población Activa de 2017.

Pese a ser positivos, los datos alcanzados por nuestra región siguen siendo casi el doble de los cosechados en 2007. No obstante, para el Observatorio lo más importante es que se constata la tendencia a la reducción en el número de personas que no encuentran empleo -una disminución del 3,6% desde 2015 y del 7,7 desde 2013-. Igualmente, destacan la consolidación en la recuperación del empleo, con un aumento de la población activa en 5.000 personas en 2017 y de la población ocupada en 11.200 personas.

Un aspecto destacable del análisis de la Encuesta de Población Activa en 2017, que confirma que Navarra es la comunidad con menor tasa de paro, es la reducción de la temporalidad, que ha pasado del 25,1% en 2016 al 23%, siendo su tasa la tercera de España tras Madrid y Cataluña (19% y 21,6%, respectivamente) siendo la media nacional del 26,7%. En los momentos previos a la crisis el porcentaje llegó en Navarra al 30%.

De 14.600 personas que buscaban empleo en 2007 se pasó a 56.400 en 2013, cifra que ha ido reduciéndose hasta las 31.800 de 2017.

El porcentaje de la contratación indefinida en 2017 es superior al de 2006 y 2007 y siendo la diferencia en términos absolutos de la población asalariada total de 3.700 personas, por tanto, no tan alejado de entonces. Sigue siendo característica la mayor temporalidad entre las mujeres asalariadas, un hecho que puede deberse a que las mujeres están ocupadas en mayor proporción en actividades con mayor temporalidad: comercio, sanidad o educación.

No obstante, según ha explicado el director general del Observatorio de la realidad social, de planificación y de evaluación de las políticas sociales, Patxi Tuñón, a pesar de la mejora indiscutible tanto de la tasa de paro como del descenso de la temporalidad, si se comparan los datos con los de 2007 el número de personas ocupadas en Navarra se reduce en 16.800 y hay 17.200 personas más sin trabajo. La comunidad pasó de 14.600 personas que buscaban empleo en 2007 a 56.400 en 2013, año con mayor repunte del paro. La cifra ha ido reduciéndose hasta las 31.800 personas que buscaban empleo como promedio en 2017.

6 DE CADA 10 PERSONAS QUE BUSCAN TRABAJO SON MUJERES

En la distribución por sexos de la población en desempleo, la proporción entre hombres y mujeres es similar a 2007: 6 de cada 10 personas que buscan trabajo son mujeres. En cuanto a la edad, se observa una distribución similar en los primeros cuatro intervalos.

En todo caso, se puede destacar que el 21% de la población desempleada en 2017 es menor de 25 años, casi un 25% tiene entre 35 y 44 años y un 31,1% tiene más de 45 años. En el estudio llama la atención que el peso de las personas desempleadas de más de 45 años es significativamente mayor hoy que antes de la crisis. En 2007, del total de las personas desempleadas, el 22% eran mayores de 45 años, un dato a tener en cuenta por las mayores dificultades para conseguir un empleo a partir de los 50 años.

Respecto al nivel de estudios, hay que destacar que del total de las personas desempleadas, aproximadamente el 30% cuenta con estudios superiores, un 60% con estudios secundarios y el restante 10% con estudios básicos (hasta primaria).

Navarra cierra el año 2017 con un total de 35.732 desempleados, tras la subida de 511 personas de diciembre.

En la distribución sectorial, se revela un elemento clave: del total de las personas desempleadas en 2017, algo más de la mitad o son personas que buscan su primer empleo o, y esta es probablemente la razón principal, lleva en desempleo más de un año.

Por otra parte, un 4% de las personas desempleadas provienen del sector primario, un 11% de la industria, un 2% de la construcción y el restante 32% del sector servicios. Conviene tener en cuenta que en 2007, el peso de la industria en el paro navarro era del 14%, el de la construcción el 10% y el de los servicios del 43%.

El 30% de los desempleados tiene estudios superiores, un índice que ha ido en aumento durante la crisis.

En 2017, la tasa de paro de la población extranjera ha sido del 31,8% frente al 8% de la población de nacionalidad española, ampliándose la diferencia existente.

La estimación anual indica que, a pesar de que también desciende el paro de larga duración, 14.075 personas lleva más de un año sin trabajo, un 44,3% de las desempleadas. En el caso del desempleo de muy larga duración (más de 2 años), la cifra estimada se sitúa en las 9.700 personas, un 30,5% del total del desempleo. Aun así se ha producido un significativo descenso: un -34,5% en un año, exactamente 7.400 personas desempleadas menos y un 51% menos desde 2013, 14.425 personas desempleadas de larga duración menos desde entonces.

9,3% MÁS DE AFILIACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL

En cuanto a las cifras de población ocupada, la media de 2017 se sitúa en las 278.700 personas ocupadas, un 4,2% más que en 2016, un 5,5% más que en 2015 y un 8% más que en 2013. Por lo que se refiere a la edad de la población ocupada, hay que significar dos aspectos.

El primero, que el porcentaje de jóvenes ocupados es de aproximadamente el 5%, peso menor que el que representaban en 2006 y 2007 (aproximadamente un 9%), que se relaciona con la incorporación más tardía al mercado laboral, en el mejor de los casos debido a su extensión de la formación.

Imagen de un trabajador.

Hay que recordar que uno de los aspectos que puso de relieve la crisis fue precisamente la prematura incorporación al empleo de jóvenes con escasa formación. La segunda cuestión es la relativa al peso de las personas ocupadas de 55 años y más. Representan el mayor porcentaje de la serie, un 17,4% frente al 12% en 2007.

Este aspecto conviene tenerlo en cuenta a la hora de analizar la reposición o recambio del empleo. En términos absolutos se trata de 48.500 personas ocupadas.

En cuanto a la distribución sectorial cabe destacar el peso de la ocupación del sector industrial en 2017, un 27%, siendo algo superior al de hace un año y también al de antes de la crisis. También el peso del sector servicios es mayor respecto al de los años previos a la crisis. En el año 2017 ha sido del 64% frente al 58% de 2007.

Para acceder a más información relacionada con la Economía en Navarra … LEER AQUÍ.


To Top