miércoles, 21 abril 2021

La conexión ultrarrápida de Roncal y Ujué

El acceso a Internet es un derecho fundamental, según la ONU. Y el concurso 'Internet, patrimonio de todos' nace para contribuir a solucionar la brecha digital que sufren las zonas rurales. Así, estos dos municipios navarros, que forman parte de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España, se erigen como candidatos para optar a un año gratis de banda ancha de alta velocidad en espacios públicos.

Redacción
Pamplona - 6 marzo, 2021

Más de 24.900 navarros no tiene acceso a una conexión a Internet de calidad, según Eurona. (Foto: Miguel Ángel García/ CC BY 2.0)

Ujué y Roncal, los dos municipios navarros que forman parte de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España, se erigen ahora como candidatos dentro del concurso ‘Internet, patrimonio de todos’. El objetivo de estos galardones, organizados por la multinacional de telecomunicaciones Eurona, es proporcionar Internet de banda ancha ultrarrápido por satélite a dos de las 104 localidades que integran la entidad, “de manera gratuita durante un año”.

No obstante, la finalidad de esta iniciativa va más allá de brindar una conexión de calidad a los premiados. El propósito de fondo, en cambio, es que los habitantes pongan los últimos avances tecnológicos al servicio de la divulgación cultural de sus pueblos, potenciando así el encanto de su patrimonio, parajes, tradiciones e historia. La iniciativa, en todo caso, sí obliga a enfrentar un problema estructural. En 2011, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) defendió que el acceso a Internet es un derecho fundamental, indispensable para garantizar la libertad de expresión entre las personas de todas las razas y edades. No obstante, según los datos presentados por la compañía de telecomunicaciones, más de 24.900 navarros en la actualidad -cerca del 4 % de la población de la Comunidad foral- no tiene acceso a una red de calidad en zonas rurales, despobladas o de difícil orografía, que “en las últimas décadas han perdido la mitad de su peso económico y laboral”.

El concurso puesto en marcha por Eurona anima a todas las generaciones que habiten en estos pueblos, desde niños a mayores, a enviar un vídeo “de no más de un minuto de duración” en el que expliquen en primera persona cómo una conexión a Internet de alta velocidad puede cambiarles la vida, “abriendo nuevas oportunidades económicas o contribuyendo a dar mayor visibilidad a su emblemático entorno” y transformando “un pueblo bonito en un lugar requetebonito” a través de las últimas herramientas tecnológicas.

De esta manera, los propios vecinos se convertirán en embajadores de sus municipios con el fin de hacerse con un año de banda ancha por satélite gratuita en los espacios públicos. Los participantes podrán enviar sus testimonios hasta el próximo lunes 3 de mayo y los ganadores se darán a conocer el día 17 de ese mismo mes, coincidiendo con el Día Mundial de Internet. A partir de julio, tal y como lo especifican las bases del concurso, los premiados podrán empezar a disfrutar de una conexión “ultrarrápida”.

El jurado estará compuesto por representantes institucionales, directores y periodistas “comprometidos con el medio rural y la lucha contra el reto demográfico”. En concreto, quienes valorarán la argumentación y el alcance de las propuestas serán Juana López, directora general de Políticas contra la Despoblación; Sandra Sutherland, periodista de RTVE y vocal de la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España (APAE); Miriam García, directora y presentadora del programa Me vuelvo al pueblo en Castilla y León Televisión; Chema Paraled, director y presentador del programa Tempero en Aragón Televisión; Fernando Ojeda, CEO de Eurona; y Cristina Amor, directora de Asuntos Públicos y Comunicación de la compañía de telecomunicaciones.

ESPAÑA DIGITAL 2025

Por otra parte, esta iniciativa pretende adelantarse a los objetivos esbozados en España Digital 2025, una agenda compuesta por diez ejes estratégicos encaminados a impulsar la transformación digital del país. Y lo hace a través del satélite, una tecnología “que ya iguala la velocidad de la fibra óptica en los entornos rurales, sin necesidad de cableado ni del despliegue de grandes infraestructuras”. Dentro de este escenario, según Ojeda, Internet se erige como un elemento “dinamizador y tractor de la economía” en las zonas más despobladas, “dadas las infinitas posibilidades que ofrece para los negocios y emprendedores rurales, así como para el teletrabajo o la educación a distancia”.


To Top