domingo, 16 diciembre 2018

La Hacienda navarra mejora sus previsiones de ingresos

El Ministerio de Hacienda limita a 35,5 millones de euros las inversiones financieramente sostenibles para las que el Gobierno de Navarra había dispuesto 114 millones

Redacción
Pamplona - 3 diciembre, 2018

Casi 10 millones de los 3,5 del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles serán para el Plan Director de Banda Ancha.

Casi 10 millones de los 3,5 del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles serán para el Plan Director de Banda Ancha.

El Gobierno de Navarra aprobó, en la sesión celebrada la pasada semana, un acuerdo por el que se incrementa el límite de gasto no financiero para el Presupuesto de 2019 en 6,2 millones de euros, fijando así la cifra final en 3.241.704.582 euros. También aprobó un proyecto de ley foral de concesión de crédito extraordinario en el Presupuesto de Gastos de 2018 por importe de 35.546.085 euros para la realización de inversiones financieramente sostenibles previstas en la ley foral 19/2018, de 10 de octubre. Este acuerdo se ha suscrito tras haber obtenido la autorización del Ministerio de Hacienda que limita la realización de tales inversiones a la citada cantidad frente a los 113 millones que pretendía gastar el Gobierno foral con cargo al superávit de las cuentas de Navarra del año 2017.

El Ejecutivo foral fijó el pasado 17 de octubre un techo de gasto inicial para el Presupuesto de 2019. Pero, según un informe de Hacienda Tributaria, en este tiempo se ha producido una mejora de las previsiones de ingresos por el Impuesto de sociedades para el año 2019, como consecuencia de la mejora de la actividad económica, el impacto de las modificaciones tributarias y otras cuestiones extraordinarias. Ello ha permitido elevar el límite en 6,2 millones.

Hacienda Tributaria prevé más ingresos por el Impuesto de sociedades por la mejora de la actividad económica, la reforma tributaria y otras cuestiones extraordinarias.

Concretamente, la cuantía fijada se obtiene del siguiente desglose: los ingresos financieros se estiman en 3.970.203.725 euros. A ellos, hay que añadir 21.576.303 euros de déficit máximo autorizado, y 24.192.110 euros de ajustes de contabilidad nacional. Por el contrario, de la cantidad inicial, hay que detraer 229.292.786 euros para el pago de las Haciendas Locales y 544.974.770 euros de la aportación al Estado. Estas operaciones dan la cifra final de 3.241.704.582 euros.

DE 114 A 35 MILLONES

Por otra parte, el Gobierno de Navarra aprobó un proyecto de ley foral de concesión de crédito extraordinario en el Presupuesto de Gastos de 2018 por importe de 35.546.085 euros para la realización de inversiones financieramente sostenibles previstas en la ley foral 19/2018, de 10 de octubre. Este acuerdo se adoptó tras haber obtenido la autorización del Ministerio de Hacienda para la realización de tales inversiones por la citada cantidad.

Los cuatro partidos que apoyan al Gobierno presidido por Uxue Barkos registraron una proposición de ley foral sobre inversiones financieramente sostenibles dotada con 113 millones de euros procedentes del superávit con el que se cerraron en 2017 las cuentas de Navarra, 230 millones de euros, después de que hubiera sido destinada la mitad de esa cifra a amortizaciones de la deuda.

Su propósito era destinar esos 113 millones a financiar reformas en centros educativos, inversiones en salud y en la nueva sede de la Policía Foral, entre otros proyectos, además de otros gastos que ejecutarán los ayuntamientos. Se trataba de inversiones concretas que no conllevan gastos añadidos ni generan deuda en futuros ejercicios, de ahí que se denominasen financieramente sostenibles.

De los 35,5 millones de gasto autorizados 25,7 son para el Plan de Infraestructuras Locales y 9,8 para el Plan Director de Banda Ancha.

Pero Navarra no podía ejecutar el gasto directamente porque la Ley de estabilidad presupuestaria exige a las comunidades, para poder hacerlo, el cumplimiento de los objetivos de déficit y de deuda, así como de la regla de gasto. Navarra cumple los dos primeros pero no el tercero, según un informe del Ministerio de abril de 2018. No obstante la propia Ley admite que, en caso de incumplimiento, las comunidades pueden solicitar la autorización de la Secretaría de Estado de Hacienda para realizar inversiones, como hizo el Gobierno navarro.

MENOS DE LO ESPERADO

Que el Estado haya reducido la cifra no es una sorpresa porque el propio consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, reveló que la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, le había comunicado 26 de septiembre que el Estado ya trabajaba en la autorización para permitir que Navarra invirtiera parte del superávit de 2017, si bien reconoció que el Ministerio podría no dar su visto bueno a todas las partidas que aparecían en la proposición de ley del cuatripartito, por lo que las dotaciones de las que no fueran permitidas se incorporarían a los remanentes de tesorería de la Hacienda foral. Sí ha causado extrañeza la cuantía, porque se especuló con que serían 75 los millones de los que dispondría el Gobierno de Navarra.

De los 35,5 millones finalmente autorizados, el Gobierno de Navarra garantiza las inversiones relativas al Plan de Infraestructuras Locales, por valor de 25,7 millones, y al Plan Director de Banda Ancha, dotado con 9,8 millones. Para ello, ha propuesto la creación de nuevas partidas presupuestarias en el Presupuesto de Gastos de 2018 para, posteriormente, dotarlas por importe total de 35.546.085 € mediante crédito extraordinario.

Este crédito se destinará a los siguientes proyectos:

Plan Director de Banda Ancha: 9.840.000 €.

Pavimentación con redes: 9.176.115 €.

Pavimentación sin redes: 1.044.462 €.

Adecuación de dotaciones municipales a la normativa técnica de edificación: 1.377.231 €.

Redes locales de abastecimiento, saneamiento y pluviales: 10.342.486 €.

Alumbrado público: 3.162.913 €.

Caminos a lugares permanentemente habitados y entre núcleos: 602.878 €.

Para conocer más sobre las finanzas de Navarra… LEER AQUÍ


To Top