domingo, 16 diciembre 2018

La irresistible tentación de catar

‘Brindemos por el pasado’. Con una experiencia de 173 años elaborando vino, esta es la propuesta de esta más que centenaria bodega navarra, perteneciente a la familia Ochoa. El próximo 1 de septiembre quieren compartir su casa de Olite con familias y amantes del vino con una original visita teatralizada y catas, por supuesto. En los próximos días llegará la nueva vendimia que nos permitirá seguir brindando por el futuro.

Iranzu Velasco, Jesús Jiménez
Olite (Navarra) - 25 agosto, 2018

En Bodegas Ochoa las catas se convierten en fiesta.

En Bodegas Ochoa las catas se convierten en fiesta.

Se acerca el tiempo de la vendimia y eso supone una nueva oportunidad para reencontrarse con la naturaleza. La bajada de temperaturas propia de esta época puede convertirse en la excusa perfecta para salir a un campo en plena transformación. El verde veraniego, poco a poco, va cediendo su espacio a los tonos ocres y las temperaturas más suaves hacen que se pueda disfrutar todo el día sin temor al calor abrasador propio de la época estival.

Con este panorama, ya solo falta encontrar la excusa perfecta y es aquí donde Bodegas Ochoa nos propone un plan de lo más atractivo. Así, siguiendo su máxima ‘Vivimos el vino’, sus responsables invitan a todo aquel que quiera acercarse por sus dominios a disfrutar del mundo del vino en un ambiente distendido, sin complicaciones, con música y todo lo necesario para disfrutarlo con la familia y los amigos.

bodegas-ochoa-sala-catas

Tal y como explica Beatriz Ochoa, sexta generación de la familia,“queremos abrir nuestras puertas para transmitir la idea de que no hay que ser un entendido para disfrutar del vino”. Es más, la responsable de Marketing de esta bodega familiar continúa afirmando que “conocer quién está detrás de una marca y de cada botella es importante por lo que, si quieres aprender más del proceso y entenderlo, estamos dispuestos a contarte cómo lo hacemos”.

VISITA TEATRALIZADA

El plan consiste en poner en el centro a las personas “porque somos quienes marcamos la diferencia y quienes convertimos los momentos en algo especial, único, inolvidable”, plantean en Bodegas Ochoa. Para ello, de la mano de En Rumbo Teatro, han organizado para el próximo 1 de septiembre visitas teatralizadas que incluyen animación infantil, música en directo a cargo de la Banda Oficial, muchos brindis así como catas de vino, aceite y uva, una experiencia que nos brinda la oportunidad de reconciliarnos con los sabores, olores y texturas de la naturaleza.

bodegas-ochoa-VIÑEDO-OCHOA-TRAIBUENAS

Se trata, en fin, de pasar una mañana diferente en una bodega con solera pero que ahora se presenta de una forma diferente, más divertida. Ahí juega un papel fundamental una visita teatralizada que explica cómo se hacia el vino antiguamente y lo rápido que ha cambiado todo en los últimos 60 años. Afortunadamente, la esencia sigue estando presente porque ¿a quién no le gusta disfrutar de una copa de buen vino con sus amigos y familiares rodeado de buena música, teatro y en un entorno natural como el que ofrece Bodegas Ochoa? “Todo eso es cultura del vino y nos sentimos en la responsabilidad de mantenerla y seguir apostando por darla a conocer a las nuevas generaciones”.

Precisamente nuestras protagonistas, las hermanas Beatriz y Adriana, la enóloga, representan la sexta generación de una bodega con alma y futuro porque, a través de este tipo de propuestas apuestan, “por el negocio familiar y por acercar el vino tanto a los consumidores habituales como a los nuevos que empiezan a incorporarse y para los que tenemos un producto, el MDO Moscato de Ochoa, que conquista esos nuevos paladares”, asegura Beatriz.

bodegas-ochoa-Beatriz-Adriana

Beatriz (izq.) y Adriana son la sexta generación de una familia bodeguera.

El escenario, por lo tanto, ya está preparado. Hablamos de poder visitar una bodega cuando está a punto de afrontar la vendimia, el momento clave para el que se ha estado trabajando duramente a lo largo de todo el año en jornadas interminables de sol a sol. La propuesta, además, no puede ser más atractiva ya que incluye la posibilidad de disfrutar del mundo del vino y de un ambiente distendido y, todo ello, sin olvidar el gran telón de fondo que representa esa naturaleza que nos hace reconciliarnos con nosotros mismos y con los que nos rodean. Y tampoco hay que olvidar su ubicación en la localidad navarra de Olite (a tan solo 42 km de Pamplona), sede real en la Edad Media, donde se puede finalizar la joranada paseando por sus calles y visitando su Castillo, declarado Monumento Nacional en 1925, que puede vanagloriarse de haber sido uno de los palacios más lujosos de Europa en el siglo XV.

Porque con una buena copa de vino y amigos no hay mejor terapia para dejar atrás los problemas del día a día empezando por ese síndrome postvacacional que, dicen, nos asalta cuando volvemos a la rutina diaria. Así que, si quieres reservar o, por el contrario, solo estás interesado y quieres ampliar la información sobre horarios de visitas y demás, te invitamos a visitar las redes sociales de nuestros anfitriones, Facebook e Instagram, o ponerte directamente en contacto con ellos en info@bodegasochoa.com ¡Aquí tienes una experiencia para que la disfrutes con mucha salud y mejor vino! ¿Te apuntas?

bodegas-ochoa-copas-cata

To Top