sábado, 23 enero 2021

La reinvención de los autónomos

Más de 125 profesionales se dieron cita este fin de semana en la II Feria del Trabajo Autónomo de Navarra, celebrada en Baluarte. El público pudo conocer algunas de las ideas empresariales más novedosas y curiosas de la Comunidad foral.

Iranzu Larrasoaña
30 septiembre, 2019

Luz Padovan, Alejandra Arana y Micaela Vitor, de Las historias de Valentina. (Fotos: Iranzu Larrasoaña)

En el marco de la II Feria del Trabajo Autónomo de Navarra, celebrada este fin de semana en Baluarte, más de 125 profesionales se dieron cita para acercar al público sus iniciativas profesionales y negocios. Los stands montados en el interior del palacio de congresos escondían historias de nuevos emprendedores, negocios ya consolidados y segundas oportunidades. El sábado a media mañana, cuando apenas pasaban unos minutos desde que el evento había abierto sus puertas, los primeros visitantes empezaban a recorrer los puestos. A su paso encontraban productoras audiovisuales, pequeños negocios textiles o de decoración, escuelas de baile o iniciativas gastronómicas. Al otro lado de los mostradores, los profesionales entregaban tarjetas de visita y explicaban esas ideas que un día decidieron hacer realidad.

Patxi Arregui, de Mimos & Rock.

Patxi Arregui, de Mimos & Rock.

Entre los stands, las perchas de Mimos & Rock llamaban la atención de los viandantes con sus diminutas prendas de llamativos diseños. Patxi Arregui y Leire Beorlegui, los impulsores de esta tienda de moda infantil en la que los diseños rockeros son los protagonistas, participaban por primera vez en la feria con la intención de darse a conocer. “El negocio es relativamente nuevo”, explicaba Arregui mientras puntualizaba que abrieron la tienda, localizada en la cuesta de Santo Domingo, en diciembre del año pasado. Con siete sobrinas pequeñas y un marcado gusto por la ropa diferente, nunca encontraban lo que buscaban en otros comercios. Por ese motivo, se lanzaron a la aventura de venderlo ellos mismos. Comenzó así una búsqueda que les llevó a contactar con proveedores de todas las partes del mundo. “Casi todo lo traemos de fuera. Algunas prendas vienen de Australia, otras de Estados Unidos, otras las cosemos nosotros aquí”, remarcaba Beorlegui.

No tenían ninguna experiencia previa en el mundo del emprendimiento, pero decidieron tirarse a la piscina “sin saber muchas cosas”. Sin embargo, eran conscientes de que en Pamplona no tenían competencia. “Hay mucha gente que vuelve a repetir porque solo encuentra este tipo de ropa en internet”, hacía hincapié ella sobre la buena acogida de esta tienda infantil.

Javier Rodríguez: “Intentamos ser un sastre del embalaje. Es decir, hacer un traje a la medida de cada pedido”.

Con algo más de trayectoria, seis años de negocio a sus espaldas, Javier Fernández Rodríguez atendía, junto a Celia Alzórriz, a los curiosos que se acercaban hasta el puesto de Pack21. Una frase, “Empaquetamos tus ideas”, escrita en su cartel, hacía que más de uno se interesase por este negocio de embalajes. “Venimos de otra empresa, pero decidimos crear esta con el matiz de que siempre intentamos adaptarnos a las necesidades del cliente”, comentaba Fernández. Pequeños artesanos o grandes clientes, todos son bienvenidos. Para cada uno de ellos, Fernández tiene una respuesta diferente. “Intentamos ser un sastre del embalaje. Es decir, hacer un traje a la medida de cada pedido”, explicaba el propietario a través de una comparativa.

Celia Alzórriz y Javier Fernández, de Pack21.

Celia Alzórriz y Javier Fernández, de Pack21.

Ya con el negocio asentado, Fernández empieza a pensar en el futuro crecimiento de este comercio. “El otro día, en una entrevista con el del banco, este me decía que tenía posibilidades de crecer mucho. Pero, ¿cuánto crecerían también mis problemas?”. De momento, apuesta por ir avanzando poco a poco. Eso sí, tiene muy presente su responsabilidad con el medio ambiente. Destaca que, todavía, sus clientes prefieren minimizar el precio, pero asegura que él intenta que eso vaya también de la mano de minimizar residuos. “Es verdad que, al final, yo trabajo mucho con el plástico, pero siempre se puede utilizar mejor”, remarcó.

Los ritmos africanos de Baobab, otra de las innovadoras iniciativas que se han puesto en marcha en Pamplona en los últimos años, también sorprendían a los visitantes de la feria. María Arcos, una de las socias de esta academia de baile especializada en las danzas de raíz africana, localizada en el barrio de la Milagrosa, recordaba el sábado que el germen de este negocio, puesto en marcha en 2018, surgió en Senegal. En el año 2003, un viaje al país hizo que se encontrara con este tipo de baile, del que no se ha desligado desde entonces. “Se me abrió otro mundo”, señalaba.

Ainhoa Carrera: “Las dos creemos mucho en esto porque vemos que la gente que lo prueba es más feliz”.

Conoció a Ainhoa Carrera, otra enamorada de los ritmos africanos, en una compañía de baile y juntas decidieron emprender el proyecto. “Nos dio mucho vértigo, pero a la vez sentíamos la necesidad de hacerlo”, reconocía mientras comentaba que el hecho de que las danzas africanas no fueran muy conocidas y que ya existiesen otras escuelas de baile en Pamplona no les frenó. “Las dos creemos mucho en esto porque vemos que la gente que lo prueba es más feliz”, recalcaba a pesar de que es consciente de que todavía no son económicamente viables. Sin embargo, aseguraba estar convencida de que en el futuro lo serán.

La II Feria del Trabajo Autónomo de Navarra congregó a 125 profesionales.

La feria congregó a 125 profesionales.

Unos tipis, colocados en el suelo, acercaban al público el espíritu infantil de Las historias de Valentina, una pequeña empresa puesta en marcha por tres jóvenes (Luz Padovan, Alejandra Arana y Micaela Vitor), que se dedica a organizar fiestas de pijamas y cumpleaños de ensueño. Empezaron, hace ahora dos años, enfocadas en un público más infantil, aunque ahora les llaman las madres pidiéndoles que les organicen las fiestas para ellas. “Preparamos eventos en general, pero queremos darle un poco más de protagonismo a las pijama parties”, detallaba Arana mientras recordaba que les costó un poco empezar “porque mucha gente no sabía que estas cosas existían”. Por esa razón, el sábado repetían en la feria, ya que el año pasado quedaron muy satisfechas con la experiencia y se llevaron a casa un par de encargos nuevos sobre los que trabajar con la misma ilusión con la que emprendieron esta aventura.

José Luis Ainciburu, de Decervecitas.

José Luis Ainciburu, de Decervecitas.

NEGOCIOS DE HOSTELERÍA

Dentro del mundo de la hostelería, la cerveza fue una de las protagonistas en Baluarte. Tres cámaras frigoríficas llenas de botellines adentraban a los visitantes en el universo de Decervecitas, una empresa localizada en Aizoáin, que se dedica a distribuir cervezas artesanas y de importación. José Luis Ainciburu comentaba que esta no ha sido la primera vez que se lanza al mundo de los negocios. “Llevo toda la vida”, aseguraba. Hace tres años, ya le interesaba mucho el tema de la cerveza artesana, que consideraba todavía en pañales, y decidió montar esta empresa. Desde su web, distribuye esta bebida a toda España. “Estamos muy contentos porque la acogida ha sido muy buena y cada vez estamos facturando más”, apuntaba.

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra.

Archivado en:

Navarra · Baluarte · Autónomos · Pamplona ·


To Top