lunes, 27 septiembre 2021

La rentabilidad futura de las empresas pasa por la sostenibilidad

Las III Jornadas 'Crecer para Competir', organizadas por Sodena y Elkargi, sirvieron para destacar los beneficios que la incorporación de criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo aportan a aquellas organizaciones que quieran dejar "una huella duradera y positiva en el tiempo". La cita, además, fue la primera de este tipo en la que se mide la huella de carbono desde el inicio de la pandemia. Para compensar las emisiones de CO2 producidas y lograr una afección positiva, Sodena y Elkargi han previsto la plantación de un centenar de árboles en otoño.

Jesús Jiménez
Pamplona - 14 mayo, 2021

Las jornadas contaron con la participación de representantes del Ejecutivo foral, instituciones y empresas. (Fotos: cedidas / Víctor Ruiz)

En 2025, entre un 41 y un 57 % de los fondos de inversión de Europa se gestionarán con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (EGS). El dato procede de una estimación que la consultora PwC presentó durante las III Jornadas ‘Crecer para Competir: Sostenibilidad para Dejar Huella’, organizadas por Sodena y Elkargi y que se celebraron este viernes. Un encuentro que evidenció, a través de diversos casos prácticos, cómo aquellas empresas que han incorporado a su operatividad los criterios antes citados han logrado un mayor reconocimiento, así como mejores resultados económicos. Por ello, “crecer de manera sostenible se ha convertido en la única fórmula que asegura la rentabilidad en el medio y largo plazo”. Ese fue, sin duda, uno de los mensajes más recurrentes que se escucharon en la cita.

Al mismo tiempo, fueron las primeras jornadas de este tipo tras la irrupción de la pandemia donde se midió la huella de carbono. Para compensar las emisiones de CO2 producidas durante el evento y lograr una afección positiva, las entidades promotoras prevén plantar este próximo otoño un centenar de árboles en un área que esperan concretar en breve con la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno foral.

MÁS DE 200 EMPRESAS INTERESADAS

Celebrada de forma semipresencial, la iniciativa suscitó el interés de más de 200 empresas, cuyos representantes se reunieron, siguiendo las medidas y protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, en el Colegio de Médicos de Navarra. Ante este auditorio, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra y presidente de Sodena, Mikel Irujo, incidió en el papel activo que las empresas, sobre todo las pymes, deben desempeñar para el desarrollo de los ODS a nivel local, nacional e internacional.

El consejero y presidente de Sodena, Mikel Irujo, abrió las jornadas organizadas por la sociedad pública y Elkargi.

El presidente de Sodena, Mikel Irujo, abrió las jornadas organizadas por la sociedad pública y Elkargi.

“Eso significa que deben implantar un modelo responsable de gestión para alcanzar el gran cambio transformacional que se necesita y aparece reflejado en la Agenda 2030 de Naciones Unidas”, añadió. Una apuesta en la que “Sodena siempre ha sobresalido por su nivel de implicación para el desarrollo y crecimiento de las empresas navarras”.

Mikel Irujo: “Las empresas deben implantar un modelo responsable de gestión para alcanzar el gran cambio transformacional que se necesita”.

Por eso, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial y presidente de Sodena valoró que la apuesta de la sociedad pública en materia de sostenibilidad la convierte en “motor de la transformación” de un tejido empresarial navarro “más competitivo y en crecimiento”.

Por su parte, el empresario y presidente de Elkargi, Josu Sánchez, analizó la función desarrollada por esta entidad a la hora de facilitar el acceso a la financiación de las empresas. En ese sentido, recordó que en plena pandemia puso a disposición de pymes y autónomos de la Comunidad foral cerca de 100 millones de euros. No obstante, Sánchez quiso ir un poco más allá de esas cifras porque, “del mismo modo que sin financiación no hay crecimiento, no habrá futuro si este no se sustenta en parámetros de sostenibilidad ambiental, social y económica”.

La clausura corrió a cargo de la presidenta de Navarra, María Chivite. En su intervención, incidió en que “las finanzas sostenibles implican que en el proceso de toma de decisiones de inversión se tengan en cuenta, además de los criterios estrictamente financieros como rentabilidad, riesgo y liquidez, los factores medioambientales, sociales y de buen gobierno”. Así mismo, añadió que el Gobierno de Navarra viene trabajando también en esta “senda de integración de la sostenibilidad en sus distintas políticas y ha apostado por abordar con decisión y desde una concepción global y local los objetivos de sostenibilidad marcados por la Agenda 2030”.

LG Y PWC

Previamente, el CEO de LG Electronics Iberia, Jaime de Jaraiz, presentó el Movimiento Smart Green España, que promueve su compañía y que tiene como principal meta la plantación de 47 millones de árboles cada año. Esta iniciativa ya se ha iniciado en algunos municipios del norte de Madrid y, según de Jaraiz, quiere involucrar a todos los colegios y residencias de mayores: “Hay que unir a toda la sociedad para reforestar España porque el verdadero sentido de la vida es plantar árboles bajo cuya sombra no te cobijarás”.

Josu Sánchez (Elkargi): “Del mismo modo que sin financiación no hay crecimiento, no habrá futuro si este no se sustenta en parámetros de sostenibilidad ambiental, social y económica”.

Posteriormente, el socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, Pablo Bascones, enumeró los elementos por los que la sostenibilidad es uno de los principales ejes de la competitividad futura de las empresas.

Así, subrayó cómo la regulación, el personal inversor y financiador, los clientes y las tecnologías están impulsando un cambio de prioridades hacia un modelo de crecimiento más sostenible. En ese sentido, Bascones planteó un decálogo de características que definen a una empresa responsable. Entre estas, mencionó la necesidad de dotarse de un establecimiento de ‘governance’ en el consejo y la dirección, que forme parte de la estrategia. También se refirió a la definición de objetivos, métricas y planes de acción; al análisis y medición de los retornos obtenidos; y al impulso de una comunicación transversal y transparente con los grupos de interés.

CASOS PRÁCTICOS DE ÉXITO EN NAVARRA

El programa se completó con una mesa redonda donde representantes de tres empresas implantadas en la Comunidad foral, Gelagri Ibérica, 3P Biopharmaceuticals y CO2 Revolution, expusieron las buenas prácticas que han llevado a cabo en sostenibilidad corporativa, social y medioambiental. La directora gerente de Sodena, Pilar Irigoien, fue la encargada de introducir estos casos al tiempo que destacó el papel de liderazgo que la sociedad pública ha adquirido en este mismo campo: “Existe una concienciación cada vez mayor que demanda aplicar prácticas de sostenibilidad en la operativa diaria y, por tanto, en los modelos de negocio”. De ahí que, según Irigoien, la ciudadanía y las empresas tengan “el deber de implantarlas y gestionarlas”. “Está demostrado que la sostenibilidad y la rentabilidad están interconectadas”, remató.

Pilar Irigoien (Sodena): “Tenemos el deber de implantar prácticas sostenibles porque está demostrado que la sostenibilidad y la rentabilidad están interconectadas”.

Al hilo de esta reflexión, uno de los casos reales que se trataron, y donde la sostenibilidad está presente en todas las decisiones de la empresa, fue el de la farmacéutica 3P Biopharmaceuticals. Su CEO, Dámaso Molero, destacó que su compañía siempre ha tomado “las decisiones por conciencia medioambiental”. Agregó, asimismo, que lleva “años con fuertes inversiones en tecnologías avanzadas, obteniendo niveles de bioseguridad superiores a lo que nos marcan los estándares y sin penalizar la rentabilidad”. Es más, siguiendo la tendencia de las principales farmacéuticas mundiales, tiene previsto iniciar un desarrollo vinculado al carbón neutral.

De izda. a dcha., Dámaso Molero (3P Bio), Nati Luqui (Gelagri) y Juan Carlos Sesma (CO2 Revolution).

Mientras, Natividad Luqui, responsable de Seguridad Alimentaria y Proyectos de Gelagri Ibérica, afirmó que su organización basa el éxito en “analizar costes, márgenes y rentabilidad bajo parámetros de sostenibilidad ambiental y económica”. Implantada en Milagro y dedicada al cultivo de verdura para su posterior congelación y venta, su diferencial competitivo radica, según Luqui, en los acuerdos de sostenibilidad que mantiene con más de 600 agricultores “para que todos ellos trabajen sobre unos parámetros respetuosos con el entorno”.

Junto a los dos anteriores, otro de los casos prácticos fue el de CO2 Revolution, calificada como una de las 100 mejores startups de 2018 en el mundo. Su CEO, Juan Carlos Sesma, recordó el nacimiento de su organización con profesionales de diferentes perfiles, que querían sentirse bien con su trabajo. Esta premisa, unida a que la firma compensa la huella de carbono con procesos de reforestación realizados a gran escala y bajo coste gracias a semillas inteligentes y drones, sitúa a la empresa como “una combinación sostenible y con mucho futuro”.

ADHESIÓN A LOS ODS Y MEJORA DEL ENTORNO

Cerró este ciclo de intervenciones Zenón Vázquez, director general de Elkargi, quien hizo referencia a la adhesión de su compañía al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Una decisión que justificó en la búsqueda de un doble objetivo. Por un lado, involucrarse en proyectos que contribuyan al avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, por otra parte, potenciar la concienciación de sus 21.700 empresas socias: “En Elkargi, además de facilitar la financiación y potenciar el bienestar económico, queremos contribuir a la mejora social de nuestro entorno”.

Zenon Vázquez habló sobre la adhesión de Elkargi al Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Zenón Vázquez habló sobre la adhesión de Elkargi al Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top