La sostenibilidad, una obligación "si queremos seguir en la Tierra"

jueves, 24 septiembre 2020

La sostenibilidad, una obligación “si queremos seguir en la Tierra”

En el marco del Industria Navarra Summit 2020, representantes de empresas pertenecientes a sectores estratégicos describieron algunos de los retos que la región debe afrontar de cara al futuro. Precisamente, la sostenibilidad y la formación se postulan como los principales ámbitos a potenciar para llevar la transformación industrial a buen puerto.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 31 enero, 2020

Estíbaliz Erauzkin, Roberto Sabalza, José Manuel Arreche, Natividad Luqui y Dámaso Molero. (Fotos: Maite H. Mateo)

Su mesa redonda pretendía abordar, a modo de conclusiones, los retos a los que se enfrentan algunos de los principales sectores industriales de Navarra. La segunda jornada del Industria Navarra Summit 2020 reunió para ello a Roberto Sabalza, Onshore CEO para el sur de Europa y África (SE&A) de Siemens Gamesa, que se centró en las energías renovables; Natividad Luqui, responsable de Seguridad Alimentaria-Dpto. Agronómico de Gelagri Ibérica, que habló del sector agroalimentario; Dámaso Molero, general manager de 3P Biopharmaceuticals, que analizó el sector de la salud; y José Manuel Arreche, director de Ingeniería de planificación en Volkswagen Navarra, que se encargó de explicar la situación de la automoción y la movilidad. Todos coincidieron en que el principal reto de la industria 4.0 es la sostenibilidad y en que, para lograrla, es necesario trabajar la innovación, recibir más inversiones y mejorar los procesos.

Sabalza fue el primero en intervenir. Expuso cómo en materia de sostenibilidad medioambiental, su empresa no tiene demasiadas dificultades. Básicamente porque su actividad se focaliza en las renovables. Sin embargo, apuntó hacia un significado más amplio del concepto: “Estamos comprometidos con el cambio climático, pero también apostamos por trabajar para conseguir una sostenibilidad social”.

Sabalza (Siemens Gamesa): “Si queremos ser más sostenibles, tenemos que conseguir una mayor implantación de las energías renovables”.

En esa línea, han puesto en marcha diversos proyectos en países en vías de desarrollo. “Navarra fue pionera en el apoyo a las energías renovables hace treinta años”, remarcó al tiempo que resaltaba la importancia de potenciar la I+D para seguir creciendo y ser líderes de la transformación. “Todavía podemos hacerlo mejor. Si queremos ser más sostenibles, tenemos que conseguir una mayor implantación de las renovables”.

UN CAMBIO QUE DA “MUCHO MIEDO”

Así mismo, el director de Ingeniería de planificación en Volkswagen Navarra hizo hincapié en que, “más allá de lo que haya podido pasar en los últimos años”, la empresa “trabaja día a día para mejorar en sostenibilidad”. En ese sentido, tienen en mente el año 2030 como límite para conseguir ciertos objetivos, cuya referencia es el Acuerdo de París. La misión: reducir las emisiones, como mínimo, en un 40 %. De ahí la necesidad de impulsar el coche eléctrico, “un cambio que da mucho miedo, pero para el que tenemos entre 20 y 25 años para adaptarnos”.

Arreche (VW Navarra) afirmó que el cambio hacia el coche eléctrico “da mucho miedo”, pero hay entre veinte y veinticinco años para adaptarse.

Pero esa transición exige grandes inversiones. Por esta razón, Arreche recalcó que debe haber más ayudas para facilitar el proceso en el sector de la automoción. También dio gran importancia al reciclaje como una medida para fomentar la sostenibilidad: “Además del reciclaje del acero o el plástico, es importante empezar a pensar en que también tenemos que dar otra vida a las baterías”.

Porque “ser sostenibles es una obligación si queremos seguir en la Tierra y continuar comiendo”, remarcó Luqui. Gelagri Ibérica, cuya actividad se centra principalmente en la producción de vegetales congelados, forma a su vez parte de Trasa, una entidad dedicada al tratamiento de subproductos agroalimentarios. “La gestión de residuos siempre ha sido muy importante para nosotros”, aseveró.

Dámaso Molero, general manager de 3P Biopharmaceuticals, habló del sector de la salud.

Dámaso Molero, general manager de 3P Biopharmaceuticals, habló del sector de la salud.

La responsable de Seguridad Alimentaria resaltó que la demografía es un asunto clave al hablar de sostenibilidad: “Ahora mismo habitan el planeta 6.500 millones de personas, una cifra que va a seguir creciendo. Y nuestro reto es seguir proporcionando  alimentos sostenibles a esos individuos”. Un camino en el que las nuevas tecnologías y la innovación resultan cruciales si, además, se pretende ofrecer valor añadido.

Luqui (Gelagri Ibérica): “Habitan el planeta 6.500 millones de personas, una cifra que va a seguir creciendo. Y nuestro reto es seguir proporcionando alimentos sostenibles a esos individuos”.

Molero cerró la mesa redonda afirmando que, dentro del sector de la salud, las farmacéuticas llevan ya décadas reciclando. Sin embargo, hizo un llamamiento a la responsabilidad del cliente. “Muchas veces compramos medicamentos que no nos hacen falta o los dejamos sin terminar”, ejemplificó mientras apostaba por un cambio en la forma de consumir.

Ahí enfatizó que 3P Biopharmaceuticals está “muy concienciada” sobre el respeto del medio ambiente: “Cuidamos mucho la biodiversidad y, aunque ‘a priori’ trabajamos con energías que no podemos cambiar como el gas, ya estamos trabajando para ver cómo incorporar las renovables”. Otro de los aspectos en los que están poniendo especial interés es en reducir el consumo de agua. “Usamos sistemas desechables, que después se reciclan, para evitar los miles de litros que se utilizarían en su limpieza”, precisó.

Molero (3P Biopharmaceuticals) destacó que Navarra debe incidir en la formación para no descolgarse de Europa.

La transformación industrial que ya se ha puesto en marcha debe analizarse, a su juicio, dentro de un contexto global en el que se están produciendo cambios estructurales muy rápidos. “Nos dirigimos hacia una economía innovadora, sostenible, competitiva y centrada en el ciudadano”, valoró. Y Navarra, para adaptarse a este nuevo paradigma, deberá apostar por la formación, por fomentar el desarrollo de todas esas habilidades propias de los trabajos del futuro. “Es importante incidir en este aspecto para que la Comunidad foral no se descuelgue de Europa”, advirtió. Una posibilidad pasa por reducir las barreras de entrada al primer empleo y por los programas de acompañamiento.

PONENCIAS ANTERIORES

Nuria Oliver, directora de Ciencias de Datos de Vodafone y Pop-Data Alliance, tomó la palabra minutos antes para profundizar en la relevancia que la Inteligencia Artificial, al ser transversal, compleja y escalable, tiene dentro de la Cuarta Revolución Industrial: “Hay tres tipos de Inteligencia Artificial. La primera es la específica, que es la que tenemos hoy; la general, muy próxima a la humana y de la que estamos muy lejos todavía; y la Súper Inteligencia, que es superior a la humana y fija la mirada en el futuro”.

Rufino M. Navarro, junto al resto de ponentes en la mesa redonda sobre economía circular.

Rufino M. Navarro, junto al resto de ponentes en la mesa redonda sobre economía circular.

Otros cinco ponentes ejemplificaron con casos prácticos el impacto de la tecnología en la economía circular navarra. Arturo Ferrer, responsable de Economía Circular en ANAIT, puso el ejemplo de la empresa foral Solteco, que trabaja para que todos sus productos sean 100 % reutilizables y reciclables.

A continuación, José Ramón Iñigo, gerente de Trasa, se refirió a la apuesta del sector agroalimentario por la economía circular, que en el caso de su empresa se pone de manifiesto en acciones concretas, como la elaboración de piensos con restos de vegetales. Eso sí, el gerente dejó claro que, aunque la sostenibilidad es muy importante para el sector, también lo es la rentabilidad. “Nos estamos encontrando con que la gente, al escuchar que usamos restos para la elaboración, piensa que se trata de un producto peor y que tiene que ser más barato, cuando no es así”, lamentó.

Miguel Escribano, Business Development manager de KUNAK, explicó cómo la innovación navarra está ayudando a acercarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mientras que Jon Asín, CEO de Beeplanet Factory, propuso la reutilización de baterías de vehículos eléctricos como un ejemplo de economía circular. “La movilidad eléctrica se va a ir imponiendo, lo que significa que cada vez va a haber muchas más baterías para reciclar”, señaló. Además, Rufino M. Navarro, investigador científico del Instituto de Catálisis y Petroleoquímica (CSIC) Grupo Mecacontrol, expuso los avances tecnológicos logrados para eliminar de óxidos de nitrógeno (NOx) en los motores diésel.

SESIONES DE LA TARDE

Ya por la tarde, el Industrial Navarra Summit sirvió de escenario para exponer casos prácticos de interés, a través de diferentes talleres. Antes de que diesen comienzo, se desgranaron las ayudas que recoge el Plan Industrial de Navarra. Acto seguido, Asier Martorell, de Volkswagen, impartió un taller de la eficiencia energética. Después, José Javier Lecuona, director gerente de Tasiva Visión, y Ángela Bernardini, de NAITEC, adentraron al público en el mundo de la Inteligencia Artificial.

Por su parte, Jorge Acedo, director de R&D Control Systems Wind Energy en Ingeteam, expuso las oportunidades y retos de la digitalización en energía renovables, mientras que Ana Samanes, project manager de Rockwool, se centró en temas relacionados con la logística, la innovación y la sostenibilidad. Finalmente, Eduardo Moreno y José Antonio Pascual, del Departamento de Ingeniería de Sumitomo, profundizaron en las posibilidades que ofrece la ciencia de datos, y Maider Zabaleta, directora de Calidad en Estampaciones Mayo, junto a Ángela Bernardini, de NAITEC, dieron un paso más al analizar el rol tan estratégico y capital que desempeña el dato en la actualidad.

Entrar aquí para saber más sobre el Industria Navarra Summit 2020.


To Top