viernes, 21 enero 2022

Las empresas agroindustriales ecológicas se duplican en diez años

El aumento incluye tanto a grandes compañías con producción mixta como a pequeñas firmas familiares. Así lo destacó la consejera Itziar Gómez durante la presentación del nuevo Plan de Fomento de la Producción Ecológica 2021-2030. Sus cuatro líneas estratégicas de impulso a la producción ecológica navarra contemplan, entre otras acciones, brindar apoyo técnico y presupuestario al sector primario e integrar criterios de producción ecológica y cercana en las licitaciones de compra pública del Gobierno.

Redacción
Pamplona - 17 mayo, 2021

El incremento del número de productores ecológicos está asociado a la recuperación de las ayudas a la superficie ecológica en 2015. (Foto: Maite H. Mateo)

El Gobierno de Navarra ha iniciado la elaboración del nuevo Plan de Fomento de la Producción Ecológica 2021-2030, con el objetivo de “continuar impulsando la producción y el consumo de productos ecológicos en Navarra y ayudar al crecimiento del sector en la Comunidad foral”. Así lo anunció este lunes la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, en una rueda de presenta para presentar esta iniciativa.

El nuevo plan se sitúa en línea con la estrategia ‘De la granja a la mesa’, que marca como unos de los objetivos principales “alcanzar el 25 % de las tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica de aquí a 2030”, y con la Estrategia sobre Biodiversidad para “facilitar la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles y la protección y fomento de ecosistemas sanos”.

Asimismo, este nuevo Plan entronca con la Estrategia de Transición Ecológica Navarra Green, que recoge acciones para impulsar la alimentación cercana, segura y sostenible, y dará continuidad a las líneas estratégicas recogidas en el anterior plan de Navarra de 2018-2020. Gómez subrayó que su objetivo es alcanzar un sistema alimentario más sostenible: “La agricultura y ganadería ecológicas garantizan alimentos saludables, pero además, protegen nuestros suelos, el agua y el clima, promoviendo la biodiversidad, sin contaminar el medio ambiente y actuando de forma directa contra el cambio climático”.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS

En concreto, se han esbozado cuatro líneas estratégicas que serán contrastadas con el sector para elaborar el nuevo plan. La primera de ellas tiene que ver, precisamente, con el fomento del sector productor ecológico y la estructuración de la cadena de valor. El objetivo es dar respuesta a una demanda “cada vez más compleja y exigente, fomentar la producción primaria ecológica y la agroindustria a través del apoyo técnico y presupuestario, la vertebración del sector y empoderamiento del sector primario en la cadena de valor”. En segundo lugar, se pretende reforzar la confianza del consumidor en la producción ecológica y fomentar su consumo con la “puesta en valor de la certificación de la producción ecológica“, entre otras acciones.

Otras medidas del Ejecutivo foral para el fomento a la producción ecológica son el incremento del presupuesto del CPAEN-NNPEK, de las ayudas a operadores y campañas de promoción.

La tercera línea estratégica comprende la integración del producto ecológico y local en las licitaciones de compra pública de alimentos. Concretamente, el Departamento pretende coordinar y fomentar la integración de criterios de producción ecológica y cercana en las licitaciones de compra pública de todos los departamentos del Ejecutivo foral y otras entidades de la administración pública. Gómez destacó, en este sentido, que “hasta ahora ha tenido muy buena acogida el programa de fruta en las escuelas, que mueve un importante volumen de ecológico”.

Por último, el Ejecutivo foral contempla “destacar la contribución de la producción ecológica en la sostenibilidad medioambiental de la producción agraria y el desarrollo rural“. El objetivo es “incidir ante la ciudadanía en el apoyo institucional a la producción ecológica por su contribución a la biodiversidad y al desarrollo de las zonas rurales”.

La consejera señaló, asimismo, que este nuevo Plan “se suma a las acciones del Departamento para reforzar el sector ecológico, como son el incremento del presupuesto a Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra (CPAEN/NNPEK); las ayudas a operadores de producción ecológica que se volverán a incrementar en la campaña 2022; o las campañas de promoción, incluidas algunas de peso como la Feria Internacional del Vino Ecológico (FIVE) para la que el Gobierno navarro destinara 140.000 euros en su última edición”.

PRODUCCIÓN ECOLÓGICA NAVARRA

La superficie de producción ecológica en Navarra fue de 60.471 hectáreas en 2020. Si bien aparece como una reducción en la superficie respecto a 2019, el Ejecutivo foral explica que hubo “un cambio de criterio en la baremación, por el cual se descontó la superficie de pecoreo de las colmenas de producción ecológica (que antes sí se contaban, dando un dato total para 2019 de 84.459 hectáreas), y las superficies forestales que hasta ahora sí se contabilizaban como pasto”.

Así, los datos aportan ahora una fotografía “más real”: el porcentaje aproximado de superficie certificada ecológica sobre el total es en 2020 de un 7,34 %. Destaca la superficie de tierra comunal certificada en producción ecológica, que casi se ha triplicado desde 2015, “en buena parte por la iniciativa de Gobierno navarro de inscribir en producción ecológica comunales de su titularidad”.

El Gobierno foral observa un crecimiento sostenido de los productores ecológicos desde 2015.

Respecto al número de operadores de producción ecológica en la región, se observa un “crecimiento constante” desde 2015, “asociado a la recuperación de las ayudas a la superficie de producción ecológica que se habían eliminado parcialmente en 2013 y totalmente 2014, sobre todo en lo que respecta a producción primaria”. En concreto, número de agricultores y ganaderos de producción primaria ecológica está influido “en parte por la presencia de ayudas a la superficie de producción ecológica, por lo que la retirada de las ayudas lleva asociada una reducción en su número”.

Sin embargo, en el caso de la agroindustria de producción ecológica (procesadores) se ha producido un aumento sostenido desde 2011. El número de empresas “se ha duplicado”, tanto de aquellas con producción mixta convencional y ecológica y significativa cuota de mercado, como de compañías de pequeño tamaño de producción ecológica de carácter artesano o familiar.

El número de ensayos de experimentación agraria ecológica pasó del 3 % en 2015 al 25 % en 2020.

El crecimiento del sector agroindustrial ecológico también está teniendo un “efecto positivo” en el aumento de operadores de producción primaria ecológica. En este respecto es “significativo” el crecimiento del número de almacenistas (distribuidores) certificados en producción ecológica, “doblando su número en los últimos 10 años”.

Asimismo, la proporción del número de ensayos de experimentación agraria de la empresa pública INTIA, dependiente del Departamento, está conociendo un “llamativo incremento desde 2015”, pasando de poco más del 3 % al casi 25 % actual. Esto, sobre todo, desde 2017, “coincidiendo con el cambio estratégico de la empresa hacia un soporte técnico adecuado a un sector en crecimiento como el ecológico”.

Por último, desde 2015 se ha doblado el número de empresas de producción de semillas y plantas de vivero, sobre todo en el subsector de los viveros hortícolas.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top