Las entidades locales demandan su espacio en la reactivación económica

sábado, 30 mayo 2020

Las entidades locales demandan su espacio en la reactivación económica

La Federación Navarra de Municipios y Concejos presenta un plan al Gobierno foral, que incluye flexibilizar tributos locales, apoyar al comercio local, ayudar a empresas y autónomos y agilizar trámites. Así mismo, reclama un nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), con mayor dotación económica que el actual.

Redacción
Pamplona - 15 mayo, 2020

De izda. a dcha., Taberna, Chivite, Rodríguez, Fabo, Castillo y Oroz, durante la reunión. (Foto: cedida)

La presidenta de Navarra, María Chivite, aseguró este viernes que las entidades locales van a tener un papel “nuclear” en el ‘Plan Reactivar Navarra 2020-2023’, dirigido a afrontar y tratar de superar la crisis económica y social provocada por el Covid-19, y expresó su confianza en que la pandemia origine “un replanteamiento favorable” al mundo rural y a las pequeñas poblaciones.

Las entidades locales disponen de 230 millones de remanente, que ven necesario activar. Una idea que secunda Chivite.

Chivite compareció en rueda de prensa junto con el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Juan Carlos Castillo, para informar sobre el encuentro mantenido entre ambos con el fin de analizar las propuestas presentadas por la FNMC en materia de reactivación. Iniciativas, todas ellas, recogidas en un plan que fue entregado al Ejecutivo foral.

En la reunión estuvieron presentes, por parte del Gobierno de Navarra, el director de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez, y el asesor de la presidenta, Félix Taberna. Por parte de la Federación, acudieron también sus dos vicepresidentes, Mario Fabo y Ander Oroz.

LAS PROPUESTAS DE LA FNMC

El presidente de la FNMC desglosó las principales líneas del documento elaborado por su entidad, que se dirige en dos direcciones. Por un lado, ofrece a las propias entidades un conjunto de propuestas de actuación, a modo de guía, para definir su política de recuperación. Por otra parte, solicita a las instituciones forales y de España que modifiquen la normativa (de estabilidad presupuestaria, tributos locales, etc.) “para facilitar la intervención de las entidades locales en la reactivación económica y social”.

Entre las medidas planteadas, las entidades locales reclaman un nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), con mayor dotación económica que el actual, que incluya inversiones diferentes a las de infraestructuras básicas y que se oriente, “al menos parcialmente”, a la sostenibilidad. También propone iniciativas concretas en tres áreas:

  1. Reactivación de la vida municipal: reanudar contratos suspendidos; retomar servicios culturales, deportivos y formativos; reforzar programas de empleo y nuevos servicios de asesoramiento frente al Covid-19…
  2. Reactivación de la económica local, especialmente de pymes y autónomos: flexibilizar tributos locales, apoyo al comercio local, ayudas a empresas y autónomos y agilización de trámites.
  3. Reactivación social: refuerzo de servicios sociales para la detección y atención de situaciones de necesidad, reintegrar a las personas mayores en la vida social y recuperar los centros sociosanitarios.

Castillo insistió en que las entidades locales pueden jugar “un papel fundamental” en la reconstrucción, gracias a una situación económica saneada, con importantes remanentes económicos y capacidad de endeudamiento, “que permite contribuir en estos momentos al esfuerzo colectivo de recuperación económica y social”. De hecho, apuntó que las entidades locales disponen de 230 millones de euros de remanente, que creen necesario activar. Una idea que también secundó la propia presidenta.

SOBRE EL MUNDO RURAL

Según la presidenta, esta crisis puede ser “una oportunidad para repensar modelos y resituar valores”, que lleven a un replanteamiento del papel que debe desempeñar el mundo rural en el futuro inmediato y a mayor plazo. En este sentido, señaló que si se dota al mundo rural de infraestructuras y tecnología para posibilitar el empleo, así como de dotaciones y servicios que faciliten la vivienda, “podemos ser optimistas respecto a un futuro de los pueblos que, hace solo unos meses, veíamos de manera bien distinta”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top