sábado, 15 junio 2024

Las mercancías navarras movilizadas por el Port de Barcelona ya superan los 1.075 millones de euros

En 2022, el comercio exterior navarro superó por primera vez las cifras de 2019 al alcanzar los 17.970,7 millones de euros entre exportaciones e importaciones. De dicho importe, el comercio marítimo concentró 4.230 millones, un ámbito donde el Port de Barcelona canalizó el 33 % del total, es decir, 1.076,8 millones. Además, la entidad catalana movilizó el 42 % de las mercancías navarras transportadas en contenedores. Un repunte que se debe, sobre todo, "al fuerte despegue de las importaciones", detallan desde el Port de Barcelona.


Pamplona - 19 octubre, 2023 - 05:59

Las ayudas se dirigen a pymes navarras que cuenten con un producto, servicio o marca propia exportable. (Foto: archivo)

En 2020, el transporte marítimo mundial se contrajo un 3,8 % debido a la irrupción del Covid-19; en 2021 repuntó un 3,2 %; y el año pasado disminuyó levemente, concretamente un 0,4 %. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) atribuye la desaceleración de 2022, que en el caso del comercio en contenedores se elevó hasta el 3,7 %, no solo únicamente a la pandemia, «sino también a potentes vientos contrarios en el terreno de la macroeconomía y a un debilitamiento de la economía china», cuya política contra el coronavirus provocó «cierres y perturbaciones en la producción, la logística y las cadenas de suministro».

Además, el aumento de la inflación propició que el consumo se resintiera, «de modo que el gasto se desvió en cierta medida de los bienes a los servicios»; la guerra en Ucrania, «un gran exportador de alimentos», paralizó la actividad en los puertos del mar Negro; se sucedieron huelgas y conflictos laborales en puertos de Alemania, Reino Unido, Corea del Sur o Sudáfrica; y se produjeron fenómenos meteorológicos extremos en Australia, Brasil, Pakistán, África Oriental, Europa, Estados Unidos…

«Prácticamente la totalidad del aumento de las importaciones navarras se ha focalizado en los mercados asiáticos, principal área de origen de estas»

«Los volúmenes de comercio de petróleo y gas mostraron un sólido crecimiento en 2022, mientras que los fletes de los petroleros experimentaron un fuerte resurgimiento, impulsado por los acontecimientos geopolíticos. Los fletes de carga seca a granel experimentaron volatilidad debido a los cambios en la demanda, la congestión portuaria, las tensiones geopolíticas y las perturbaciones meteorológicas», analizó la organización.

Para este año, la UNCTAD augura una nueva subida del 2,4 % en el transporte marítimo mundial en su conjunto y del 2,1 % en los próximos cinco ejercicios, menor eso sí del 3 % anual registrado de media durante las últimas cuatro décadas. Al mismo tiempo, prevé que el comercio en contenedores crezca un 1,2 % en 2023 y más del 3 % entre 2024 y 2028.

EL PORT Y LAS EMPRESAS NAVARRAS

En ese contexto, el comercio exterior de Navarra retomó la senda del crecimiento en 2022, cuando superó por primera vez las cifras de 2019, el año previo a la pandemia, al alcanzar los 17.970,7 millones de euros (las exportaciones concentraron en torno al 60 % y las importaciones, el 40 % restante). Así, las primeras ascendieron a 10.700 millones de euros, un 5 % más que en 2019 y un 7,5 % más que en 2021, y las segundas llegaron a los 7.281 millones, un 33,2 % más que en 2019 y un 28,3 % más que en 2021.

El comercio marítimo de la Comunidad foral concentró 4.230 millones de esos 17.970,7 millones. Y, de dicho importe, el Port de Barcelona movilizó el 33 %, también con un flujo predominante de las exportaciones (63 %). En este sentido, las mercancías transportadas en contenedores cobraron un gran protagonismo, dado que representaron más del 60 % de los intercambios marítimos (2.577,5 millones sumando exportaciones e importaciones). Un ámbito en el que la presencia del Port de Barcelona es muy notoria, dado que gestionó el 42 % del total al dar salida al 44 % de las exportaciones navarras y entrada al 37 % de las importaciones de la región. Así, solo en 2022, el valor de las mercancías navarras canalizadas desde la Ciudad Condal ascendió a 1.076,8 millones de euros, de los cuales 755,4 correspondieron a exportaciones y 321 a importaciones.

«Las exportaciones navarras están bastante diversificadas. Las subidas se dan principalmente en los países europeos, y las bajadas en los mercados africanos»

El crecimiento del comercio marítimo navarro se refleja igualmente en el repunte constatado en el número total de contenedores llenos, que en 2022 fue de 103.751, 4.575 más que en 2019 (+4,61 %) y 1.944 más que en 2021 (casi un 2 % más, frente a la caída mundial del 3,7 %). También en el volumen de toneladas movilizadas, que llegó a las 976.590, tan solo 3.996 menos que en 2021 (-0,4 %, siguiendo la tendencia constatada a nivel internacional), pero 59.806 más que en 2019 (+6,52 %).

Luis Puzo, representante del Port de Barcelona en la Comunidad foral, Aragón, La Rioja y Castilla y León, atribuye el alza, sobre todo, “al fuerte despegue de las importaciones” (17 % más en toneladas, 23 % más en contenedores llenos y 64 % más en valor). En este sentido, “las grandes economías del medio y lejano Oriente” concentraron el grueso de una actividad en la que el Port de Barcelona se hizo partícipe de la tendencia experimentada por el conjunto del comercio internacional navarro (la Comunidad foral llevó a cabo compras al extranjero por un total de 7.281,4 millones de euros, 1.609,4 más que en 2021).

Varios son los sectores que están liderando ese auge. En el ámbito de las importaciones marítimas, los materiales para la construcción (+111 %), los bienes de equipo (+77 %), los productos alimentarios (+11 %) y los componentes para automóviles (+9 %) llevan la delantera. “Prácticamente la totalidad del aumento de las importaciones se ha focalizado en los mercados asiáticos, principal área de origen de estas”, detalla Puzo.

Luis Puzo es el representante del Port de Barcelona en la Comunidad foral, Aragón y La Rioja.

Luis Puzo es el representante del Port de Barcelona en la Comunidad foral, Aragón, La Rioja y Castilla y León.

En materia exportadora, los piensos, que en los dos últimos años “casi han quintuplicado” su actividad con respecto a 2019; los materiales para la construcción (+17 %); y la maquinaria y equipos industriales (+42 %) están mostrando un mejor comportamiento: “Las exportaciones están bastante diversificadas. Las subidas se dan principalmente en los países europeos, y las bajadas en los mercados africanos”.

En los dos últimos años, ochenta representantes de empresas navarras han conocido las instalaciones en las visitas organizadas por el Port de Barcelona en colaboración con Cámara Navarra

Otro factor clave que ha ayudado a estrechar los lazos del Port de Barcelona con las compañías de la Comunidad foral han sido las últimas visitas organizadas a sus instalaciones. Promovidas en colaboración con la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra, solo en los dos últimos años han sido ochenta los representantes empresariales que han viajado en persona a Barcelona para conocer el Port.

La última tuvo lugar el pasado 18 de septiembre y sirvió para mostrar las infraestructuras, los servicios logísticos y las herramientas que la entidad pone a disposición de importadores, exportadores y operadores logísticos. La delegación, acompañada por Puzo y Lluís París, head of Automotive, Roro, SSS & Bulk Division, “pudo conocer de primera mano cómo funciona el puerto y cómo da respuesta al reto de operar megacontenedores de 24.000 TEU (un contenedor estándar de veinte pies de largo, ocho de ancho y 8,5 de alto, cuyo volumen exterior suma 38,51 metros cúbicos, equivale a un TEU)”.

DESDE NOÁIN A BARCELONA

La Terminal Intermodal de Noáin, que opera Gimex, desarrolla “un papel fundamental” en esta labor. Actualmente existen cinco conexiones a la semana entre dicha infraestructura, que cuenta con un servicio ferroviario para contendedores dry y reefer, y el Port de Barcelona, que opera Synergy (perteneciente al grupo Hutchison) y posee un centenar de servicios regulares para “conectar sus muelles con todo el mundo”.

Al mismo tiempo, “se ha consolidado” el servicio ferroviario entre Volkswagen Navarra y la Ciudad Condal, “facilitando la exportación de la producción de esta planta principalmente hacia los destinos mediterráneos y asiáticos”. “El Port de Barcelona ya es el puerto español con una mayor cuota ferroviaria, superior al 10 % en el transporte de contenedores y que alcanza el 45 % en el de vehículos”, afirman desde la entidad.

NUEVAS INVERSIONES

De cara al futuro, el Port de Barcelona está impulsando diferentes proyectos para facilitar el desarrollo de cadenas logísticas basadas en el modo ferroviario. Por un lado, se están ampliando diez apartaderos ferroviarios en el eje Barcelona-Zaragoza, que “darán una nueva dimensión” al tráfico de mercancías entre Navarra y la capital catalana al facilitar la circulación de trenes de 750 metros de largo: “Esta iniciativa, que supone una inversión superior a los 30 millones de euros, permitirá a los cargadores navarros y aragoneses optimizar su logística y reducir los costes del transporte”.

En paralelo, se está ultimando el proyecto de los nuevos accesos viarios y ferroviarios al puerto -con la participación de todas las administraciones implicadas-, que “redimensionarán su capacidad de recepción y expedición de convoyes, así como su gestión logística”.

Ochenta representantes de empresas navarras han conocido el Port en las visitas organizadas en colaboración con Cámara Navarra.

Ochenta empresas navarras han conocido el Port en los dos últimos años en las visitas organizadas junto a Cámara Navarra.

En esa misma línea, ADIF y el Port de Barcelona han creado la sociedad Train Port Barcelona, participada al 50 % y que se encargará del desarrollo y gestión del nodo logístico ferroviario de la Ciudad Condal: “Train Port Barcelona dará una nueva dimensión a las infraestructuras y servicios ferroviarios tanto del puerto como del entorno, facilitando así el desarrollo de nuevos servicios que aporten más competitividad y sostenibilidad a las cadenas logísticas que unen Navarra con el mundo”.

Y todo ello en un escenario en el que el Port de Barcelona se ha marcado los objetivos de reducir las emisiones generadas por su actividad “hasta un 50 %” en 2030 y ser un puerto neutro en carbono en 2050. Precisamente, la UNCTAD pidió el mes pasado una «transición justa y equitativa» del transporte marítimo hacia la descarbonización y recordó que este sector, además de representar más del 80 % del volumen del comercio mundial, genera casi el 3 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.


To Top