jueves, 2 febrero 2023

Laseme asesora a las empresas de Tierra Estella en prevención de riesgos laborales

En el marco de un programa firmado entre el Gobierno de Navarra, la CEN, CCOO y UGT, la Asociación de Empresas de la Merindad de Estella, como integrante de la patronal, está ofreciendo asistencia técnica en materia de PRL hasta el 30 de junio de 2023. La convocatoria, para la que ya hay compañías interesadas, está abierta a organizaciones de menos de 100 trabajadores. "Hemos empezado y son varias las empresas que han mostrado interés, pero todavía estamos abiertos a más participantes", adelanta Carolina Indurain, técnica de PRL en Laseme.

Redacción
Estella - 30 noviembre, 2022

Artículo patrocinado por Laseme

Indurain (Laseme) cuenta con quince años de experiencia en materia de prevención de riesgos laborales. (Fotos: Maite H. Mateo)

Prevenir riesgos y velar por la seguridad de las personas trabajadoras es una obligación de cualquier empresa. Esta tarea, sin embargo, puede resultar especialmente complicada para las pymes y micropymes que conforman la mayor parte del tejido productivo navarro. En ocasiones, no cuentan con la infraestructura, tiempo ni recursos materiales y económicos suficientes. De ahí que, con el objetivo de paliar esas deficiencias, el Gobierno de Navarra suscribiera un plan de colaboración entre la Confederación Empresarial Navarra (CEN) y los sindicatos CCOO y UGT. El acuerdo, enmarcado en el Plan de Empleo de Navarra 2021-2024, se centra en asesorar y fomentar la cultura de la prevención en el seno de las compañías.

Para llevar a cabo esta iniciativa, la patronal se ha apoyado en diferentes asociaciones empresariales, que forman parte de ella y están ligadas a los distintos territorios que conforman la geografía foral. Una de ellas es la Asociación de Empresas de la Merindad de Estella (Laseme). De la mano de Carolina Indurain, técnica especializada en prevención de riesgos laborales (PRL) con más de quince años de experiencia, el colectivo ha acompañado durante estos meses a firmas de la comarca. Son varias las empresas que han mostrado interés en participar en el programa del delegado territorial de prevención. “Ya tenemos a potenciales participantes, pero todavía estamos abiertos a más organizaciones interesadas. Quienes lo estén pueden ponerse en contacto con nosotros”, adelanta Indurain.

Carolina Indurain: “Esto no supone ningún coste para los empresarios. Basta con inscribirse en el programa y dedicarnos un tiempo durante las dos visitas”

Junto a un delegado o delegada territorial de UGT o CCOO, Indurain se encarga de visitar, evaluar y hacer seguimiento a cada una de las organizaciones que deciden adherirse a la iniciativa. “Lo primero que hacemos es una visita inicial, en la que evaluamos a nivel documental el sistema de gestión de prevención de riesgos laborales, les pedimos la evaluación de riesgos, la planificación preventiva de la empresa y la formación que tienen los trabajadores, entre otros documentos. Después, procedemos a visitar las instalaciones para revisar cuestiones como las protecciones de las máquinas, la instalación contraincendios y los Equipos de Protección Individual (EPI) disponibles”, apunta la técnica de Laseme.

Este programa permite trazar “una foto global de la empresa, determinar en qué acciones se debe hacer hincapié y crear una hoja de ruta” que las organizaciones luego pueden seguir trabajando con su servicio de prevención ajeno. En este sentido, una de sus ventajas es que aporta una visión externa a la empresa: “Muchas veces, las pymes contratan un servicio de prevención ajeno, pero tienen escasos recursos propios para hacer un seguimiento correcto de la gestión de PRL. Por falta de formación y tiempo, esta es una de las áreas más descuidadas en algunas empresas. Lo que buscamos es acompañarlas hacia la integración real de la prevención de riesgos en las organizaciones”.

En los últimos años, la prevención de riesgos laborales “ha abierto el foco” hacia los riesgos psicosociales.

Tras ese primer contacto físico, en una reunión con la parte sindical se elabora un informe conjunto que contemple “todas las medidas de prevención oportunas a implantar en las empresas”. Cuando el documento está redactado, se procede a realizar una segunda visita a las compañías. “Allí les presentamos las propuestas de mejora -resume Indurain- tanto a la parte empresarial como a la representación sindical de la firma en caso de que la hubiera, así como un cronograma donde se establecen prioridades y se fijan plazos para poner en marcha cada uno de los objetivos”, especifica Indurain. Posteriormente, se hace un seguimiento y una verificación de cómo ha evolucionado cada firma tras su paso por el programa.

Por la naturaleza de esta iniciativa, a la que se pueden acoger todas las empresas con menos de cien trabajadores, Indurain ha visitado firmas dedicadas a actividades de diversa índole. “Este año hemos estado en empresas de sectores como el de la construcción, plástico, hostelería, electricidad y actividades deportivas, por ejemplo. Y, dependiendo de su tamaño, hemos puesto el foco en aspectos diferentes. En empresas más pequeñas, nos centramos en los aspectos más básicos. En cambio, en las firmas de mayor tamaño profundizamos más y ponemos el foco en los procedimientos específicos que sean de su interés”, apostilla.

LOS RIESGOS PSICOSOCIALES

Todo ello, eso sí, en un exigente contexto en el que hasta el propio concepto de prevención de riesgos laborales ha experimentado cambios. “Hasta hace poco -argumenta la técnica en PRL de Laseme-, la prevención se centraba casi exclusivamente en el sector industrial y en aspectos como la seguridad de las máquinas”. Ahora, no obstante, “ha abierto el foco hacia los riesgos psicosociales donde se analizan las condiciones que están directamente relacionadas con la organización, el contenido de trabajo y la realización de la tarea, y que tienen capacidad para afectar tanto al bienestar o la salud (física, psíquica o social) del trabajador”.

Aunque no es la primera vez que Laseme se involucra en proyectos de prevención de riesgos laborales -la asociación participó en una iniciativa similar entre 2018 y 2019 y ha integrado “históricamente” a técnicos de PRL en su seno-, Indurain destaca especialmente el potencial de este programa. “La experiencia está siendo muy positiva, las pequeñas empresas se han mostrado muy receptivas. Tras el paso por el programa, agradecen mucho el tiempo invertido en las dos visitas y el valor que les aporta el informe con las medidas de mejora”.

A su juicio, una de las claves del éxito de esta iniciativa, subvencionada por el Gobierno foral, reside en su carácter gratuito para las empresas: “No les supone ningún coste. Basta con inscribirse en el programa y dedicarnos un tiempo durante las dos visitas”. Otra de las ventajas radica en que “se trata de un asesoramiento totalmente práctico, donde se facilita a la empresa un informe en el que se detallan las mejoras que puede implantar en la mejora de la gestión de la prevención, siendo de gran utilidad para las compañías”.

 

Financiado por Gobierno de Navarra

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top