domingo, 11 abril 2021

La década deliciosa de Le Cordon Bleu

La alta cocina se da un banquete. La red de escuelas gastronómicas más prestigiosa del mundo celebró este mes de febrero el décimo aniversario de su sede madrileña. En su primera década de vida, Le Cordon Bleu Madrid ha conseguido posicionarse como un referente de la enseñanza en España, por la alta calidad de sus programas de formación y el excelente nivel de los alumnos que pasan por sus cocinas.

Redacción
Pamplona - 27 febrero, 2021

Cada año, la escuela forma a 20.000 estudiantes de más de 100 países. (Fotos: cedidas)

Fundada en París en 1895, Le Cordon Bleu está considerada la red de escuelas de alta cocina y gestión hotelera líder en el mundo. Cada año forma a 20.000 estudiantes de más de 100 países. Desde la apertura de su sede madrileña en enero de 2011, sus programas han sumado más de 7.000 matrículas, con una oferta académica que ha ido creciendo e integrando apuestas tan interesantes como un programa exclusivo dedicado a la cocina española, avalado por la Real Academia de Gastronomía y un grado universitario en Gastronomía en colaboración con la Universidad Francisco de Vitoria (UFV).

Así, Le Cordon Bleu en Madrid cumplió este mes de febrero diez años desde que inauguró su sede en alianza con la UFV de Madrid. En esta década, la escuela de alta cocina consiguió posicionarse como una de las instituciones gastronómicas de referencia en España, tanto para los estudiantes de cocina como para el sector profesional.

El apoyo a la hostelería de Le Cordon Bleu Madrid se concreta en su contribución al famoso congreso gastronómico ‘Madrid Fusión’ y su apuesta por el talento joven con su Premio Promesas de la alta cocina.

Además de apostar por la formación alto nivel, Le Cordon Bleu Madrid ha apoyado durante estos años al sector de la hostelería española desde diferentes perspectivas. Entre ellas, resalta su apuesta por la investigación, contribuyendo a la divulgación en numerosos congresos gastronómicos como Madrid Fusión y apostando por los jóvenes cocineros del país con la puesta en marcha del Premio Promesas de la alta cocina, que este 2021 afronta su novena edición y se ha convertido en uno de los “galardones más reconocidos del panorama nacional”.

Este compromiso se ha visto “más que correspondido” por los principales chefs de la gastronomía española que han apoyado a la institución desde sus inicios. Martín Berasategui, Joan Roca, Pedro Subijana, Diego Guerrero, Javier Olleros, Quique Dacosta, Jesús Sánchez o Andoni Luis Aduriz son algunos de los grandes maestros que han respaldado la labor de la institución como padrinos de las 35 promociones que se han graduado hasta ahora, miembros del Consejo del Grado en Gastronomía o presidentes del jurado del Premio Promesas de la alta cocina.

Entre sus iniciativas solidarias, Le Cordon Bleu organiza talleres de apoyo a la cocina conventual en los que participan profesores de la escuela, como el chef David Millet.

Rosario Barrios, directora de Le Cordon Bleu Madrid, celebra la importancia de que España cuente con una escuela de este nivel para el desarrollo gastronómico del país: “Estamos agradecidos y muy orgullosos del éxito obtenido en estos diez años de vida en España y del gran equipo que hemos construido. Le Cordon Bleu Madrid siempre ha tenido como prioridad su compromiso con la formación y la responsabilidad de preservar y poner en valor la alta cocina; y ahora más que nunca, esperamos seguir aportando a la cultura gastronómica nacional”.

El último año ha sido complicado para todos. Le Cordon Bleu Madrid consiguió volver a reabrir sus puertas y reanudar la actividad académica en julio de 2020. Desde entonces, con una reducción de aforo del 50 % y rigurosas medidas de seguridad han seguido apostando por la formación y por dar apoyo al sector: “No podemos aislarnos de las circunstancias y, aunque la realidad de los hosteleros nos afecte muy directamente, sabemos que no es fácil para nadie”, apunta el chef Erwan Poudoulec, director técnico de la Escuela. “Entendemos que seguir dando herramientas a los profesionales y formar a las generaciones futuras es la mejor manera que tenemos de estar ahí y seguir apostando. Tenemos que aprender a reconstruirnos”, finaliza.


To Top