martes, 27 septiembre 2022

Los apicultores navarros prevén una producción “desastrosa” por las olas de calor

En la Asociación de Apicultores de Navarra (Apidena) creen que cada colmena producirá una media de "unos 8 kilos" en 2022, frente a los quince de años anteriores y los "veinticinco o treinta" de hace tres décadas. Eduardo Pérez de Obanos, técnico veterinario del colectivo, explica a Navarra Capital que la problemática afecta a los 530 productores de la región, cuando hasta ahora los veranos más secos solo mermaban a quienes trabajan "al sur de Pamplona". Esta situación se suma a los daños sufridos por más de una docena de apicultores durante los incendios de junio, a la escasez de frascos de vidrio y al encarecimiento de algunos materiales.

Irene Guerrero
Pamplona - 24 agosto, 2022

Apidena cuenta con 530 socios, que tienen a su cargo unas 20.000 colmenas. (Foto: Maite H. Mateo / archivo)

Las olas de calor que se han encadenado este verano, con la consiguiente sequía, han diezmado la producción de los apicultores españoles, que prevén perder en torno a la mitad de esta en 2022. Así lo alertan desde distintas regiones líderes en el mercado como Castilla y León, Castilla-La Mancha o Andalucía. Y la Comunidad foral sigue una tendencia nacional que está poniendo contra las cuerdas a un sector ya de por sí machacado por el cambio climático.

“Aunque el porcentaje de esta pérdida es un dato muy complicado de determinar, sí es cierto que las cosechas de este año han sido desastrosas y que probablemente perderemos más de la mitad de la producción”, explica a Navarra Capital el técnico veterinario de la Asociación de Apicultores de Navarra (Apidena), Eduardo Pérez de Obanos.

Las altas temperaturas acortan o impiden el periodo de floración de las plantas, razón por la que la cantidad producida en cada colmena se reduce. Desde la organización, que aglutina a 530 socios en Navarra, indican que en años anteriores la media se situaba en unos quince kilos, cuando el rendimiento treinta años atrás se situaba “entre los veinticinco y los treinta”.

“En años catastróficos como este, esperamos obtener unos ocho kilos, aunque tampoco podemos asegurar que llegaremos a esa cantidad”.

“No obstante, en años catastróficos como este, esperamos obtener unos ocho kilos, aunque tampoco podemos asegurar que llegaremos a esa cantidad”, lamenta Pérez de Obanos. Además, este problema está afectando a las 20.000 colmenas de la región, cuando hasta ahora los años más secos solo solían diezmar “a las zonas situadas al sur de Pamplona”.

A esta situación se suma que los apicultores deben proporcionar a sus abejas la alimentación que les hace falta ante la falta de flores, una medida que representa un coste extra para sus negocios: “Y hará falta alimentar mucho a esas colmenas para que resistan el invierno. Será un gasto importante, pero creemos que quien no lo haga perderá ganado. Y parece que perderemos algunas (colmenas) en invierno”.

Al mismo tiempo, se enfrentan al incremento de “un 30 %” en casi todos los materiales necesarios para la actividad, así como a la escasez de tarros de vidrio para miel. “En estos últimos meses, los apicultores han envasado el producto en un tarro no específico para él. Las vidrieras, que ya nos estaban cobrando un sobrecoste del 50 %, nos han dicho que este tipo de frasco se ha dejado de fabricar en España hasta septiembre”, valora Pérez de Obanos.

LOS INCENDIOS

Este verano, el calor extremo ha ido acompañado en Navarra de graves incendios forestales, que perjudicaron a “catorce o quince agricultores” y llegaron a quemar “unas 480 colmenas” en localidades como Arguedas, San Martín de Unx o Carcastillo. “Quedaron completamente carbonizadas”, atestigua el técnico veterinario de Apidena.

Por eso, Pérez de Obanos ve con preocupación el futuro de un sector muy sensible ante estos fenómenos climáticos, cuyos efectos se van agravando conforme pasa el tiempo: “Lo que nos vendría mejor es imposible de atajar para cualquier Administración, y es que el clima vuelva a ser lo que era. Para conseguirlo, debemos concienciar a toda la cadena de producción y cambiar el modelo de negocio hacia uno más sostenible, que afecte menos el medio ambiente. No hay otra opción”. 

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top