domingo, 16 diciembre 2018

Los productos y servicios halal, un mercado de 1.600 millones de personas

El ICEX organizó ayer una jornada informativa sobre la certificación Halal, básica para acceder a ese mercado que mueve alrededor de 2 billones de dólares anuales

Belén Armendáriz
Pamplona - 26 abril, 2018

De izda a dcha: Maite Bazán (Martiko), Isabel Peñaranda (ICEX Navarra), Tomás Guerrero (Instituto Halal de Córdoba en Madrid), Cristina Cabrejas (Cámara Navarra) y Muhammed Escudero (Instituto Halal de Córdoba), ayer al inicio de la jornada.

De izda a dcha: Maite Bazán (Martiko), Isabel Peñaranda (ICEX Navarra), Tomás Guerrero (Instituto Halal de Córdoba en Madrid), Cristina Cabrejas (Cámara Navarra) y Muhammed Escudero (Instituto Halal de Córdoba), ayer al inicio de la jornada.

Un cuarto de la población mundial es, a día de hoy, musulmana. En un futuro próximo, en 2030, se espera que alcance el 30% de la población. Sin duda es un dato que las empresas, grandes y pequeñas, deben tener en cuenta, sobre todo, si tienen la vista puesta en la internacionalización. Por ello, ayer la Cámara de Comercio acogió una jornada impulsada por la delegación territorial del ICEX en Navarra, con el objetivo de informar y aclarar dudas en torno a la certificación halal, una herramienta, sino pasaporte, para acceder a ese mercado en constante crecimiento.

Porque, aunque son 1.600 millones de personas, acceder a ellos no resulta sencillo. Los productos que consumen y los servicios que usan deben ser halal, esto es, tal y como explicó ayer Tomás Guerrero, director de la oficina de Madrid del Instituto Halal de Córdoba, que deben ser “lícitos, permitidos, éticos, no abusivos” siguiendo los dictámenes del Corán. Asegurarse de que sea así se consigue a través de certificaciones. El Instituto Halal de Córdoba es una de las más de 400 entidades certificadoras autorizadas por los distintos países musulmanes para acreditar a empresas que quiera acceder a esos mercados. “Lo que hacemos es acreditar que se ajustan a los estándares que marcan en cada país”, detalló Guerrero.

En España hay 336 empresas con certificación halal

Lo curioso es que esos estándares no son iguales para todos los países musulmanes, de ahí que una empresa pueda estar certificada para un determinado país, pero no para otro. “No hay un estándar halal global porque es un concepto religioso y en el mundo musulmán, como en otras religiones, hay distintas interpretaciones. Están los suníes, los chiíes… En el 80% coinciden, pero el restante 20% varía y eso nos obliga a ir país por país para obtener la certificación halal”, argumentó.

SOBRE TODO, PRODUCTOS ALIMENTARIOS

Según los datos aportados en la jornada, y referidos a 2016, los musulmanes gastaron dos billones de dólares en productos y servicios halal. Los alimentos y las bebidas se llevaron 1,2 billones de todo ese gasto. “Hay países musulmanes importan entre el 60 y el 80% de los alimentos que consumen”, recalcó Guerrero, quien añadió que el gasto en estos productos “es el más importante a nivel mundial; más que lo que gastó China o Estados Unidos”.

DSC_0813

Es por eso que el sector agroalimentario tiene mucho potencial en este nuevo mercado. Un mercado, además, que no se circunscribe al norte de África u Oriente Medio. “Los últimos datos reflejan que los principales consumidores de alimentos halal son Indonesia, Turquía, Pakistán, Egipto, Bangladesh e Irán”. En esa línea, Tomás Guerrero incidió en que es la zona de Asia-Pacífico la que más crecimiento acapara, tanto en población musulmana como en consumo. En cualquier caso, para Guerrero la clave está en no mirar tan lejos. “En Francia hay ocho millones de musulmanes que gastaron 12.000 millones de euros en productos halal. También Alemania. Y en España tenemos dos millones de musulmanes…”.

ONCE EMPRESAS NAVARRAS

HALAL 2Pese a todo, lo cierto es que en la actualidad sólo hay once empresas navarras que cuentan con la certificación halal. Pocas, a juicio de Guerrero, teniendo en cuenta el fuerte sector agroalimentario navarro. A nivel nacional, suman 336 empresas, la mayor parte en Cataluña (78) y Andalucía (64). De todas ellas, el 94% son agroalimentarias. Y los destinos de exportación son, mayoritariamente, Argelia, Marruecos, Francia, Reino Unido, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. “A estos seis países se dirige el 75% de las exportaciones españolas; sobre todo, carne de bovino, ovino y pollo, dulces y pasteles, zumo de uva sin alcohol y caldos y sopas”.

La certificación halal, apuntó Muhammed Escudero, director de certificación del Instituto Halal de Córdoba, hay que entenderla como una certificación técnica y de calidad, pero sin obviar los aspectos religiosos que conlleva. Por lo general, el proceso para obtenerla supone, por un lado, la información previa de los requisitos que plantea el país de origen y la adaptación de los procesos productivos a esos requisitos; y, por otro, una evaluación de esa implementación. “Existe, primero, una fase documental, en la que se define el alcance y las actividades que se van a desarrollar; y, después, una evaluación in situ, una auditoria, que determinará la obtención de la certificación, que tiene una validez anual sujeta a renovaciones”, resaltó Escudero.

España exporta el 75% de sus productos halal a seis países: Argelia, Marruecos, Francia, Reino Unido, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos

El contrapunto a la charla lo puso Maite Bazán, directora de exportaciones de Martiko, quien no dudó en asegurar que acceder al mercado musulmán no es un camino sencillo. “Este mercado de fácil no tiene nada. No hay un estándar único. Cambian los requisitos como las estaciones del año y, además, no somos los primeros en llegar. Hay otros países que se plantearon exportar allí mucho antes… pero, aun así, seguimos”. Además de las trabas burocráticas, entrar en un nuevo mercado, supone, en muchos casos, “inversiones para doblar líneas de producción, personal musulmán, adaptar el packaging… y, también, un cambio en la cultura interna de la empresa”. “Y todo eso hay que tenerlo en cuenta antes de dar el gran paso”, sentenció.

La jornada, a la que acudió una treintena de personas, concluyó con una degustación de productos halal. “Creemos que el potencial de este mercado es evidente y queríamos acercarlo a las empresas navarras”, confesó Isabel Peñaranda, directora del ICEX en Navarra, afirmación en la que coincidió la directora de la Cámara, Cristina Cabrejas, quien incidió en la necesidad de aumentar el número de empresas navarras con certificación halal.

Para acceder a más noticias relacionadas con el ICEX … LEER AQUÍ. 


To Top