viernes, 12 agosto 2022

Mejora la recaudación tributaria por el empuje del empleo y la economía

Los ingresos de la Hacienda navarra crecen en 201,7 millones, 31,5 por la gestión directa de los impuestos y el resto viene de los ajustes de IVA e IIEE con el Estado

Redacción
Pamplona - 26 julio, 2019

Los ingresos tributarios han crecido durante el primer semestre.

Hacienda Tributaria de Navarra presentaba hasta junio un saldo de 1.535,5 millones de euros, un 33,45% más que en el mismo periodo del año anterior. La recaudación líquida acumulada, que tiene en cuenta los ingresos y las devoluciones realizadas durante el primer semestre, supone un incremento de 384,9 millones de euros respecto a 2018, pero está condicionado por el nuevo calendario fiscal. El adelanto de las devoluciones al último trimestre de 2018 y el retraso de los pagos a este ejercicio de varios impuestos distorsiona la comparativa directa.

Si se elimina el efecto de estos hechos extraordinarios, la recaudación líquida se ha incrementado en 201,7 millones de euros, es decir, un 17,5% en términos homogéneos: 166,6 millones euros provienen de los ajustes de IVA e Impuestos Especiales con el Estado y 35,1 millones de la gestión directa de los impuestos.

Según Hacienda Tributaria de Navarra, del actual informe de recaudación cabe destacar el comportamiento de las Retenciones de Trabajo, que siguen marcando un elevado crecimiento. En comparación con 2018 aumentan un 11,8% y, eliminando el efecto del calendario, un 8,1% en términos homogéneos. Dicho crecimiento se debe tanto al mayor número de empleos como a la mejora salarial. Asimismo, se considera que el empuje de la economía es el responsable de que los fraccionamientos ingresados por empresarios y profesionales se hayan elevado otro 8,1%. Sin embargo, la evolución del IRPF no se verá en su conjunto hasta que no finalice el año y se completen las devoluciones y pagos de la Campaña de la Renta.

Destaca el comportamiento de las Retenciones de Trabajo, que siguen marcando un elevado crecimiento.

Una situación similar presenta el Impuesto de Sociedades, cuyos datos de momento no son representativos hasta que no se cierren las declaraciones de julio. En términos homogéneos la recaudación aumenta por el momento un 2,9%.

Del resto de tributos directos destaca la paralización del Impuesto al Valor de la Producción de la Energía Eléctrica por la armonización con la normativa estatal. Hasta ahora se calcula que ha tenido un impacto negativo en torno a los 16 millones de euros para la Hacienda foral.

La recaudación por el IVA de gestión directa sube sensiblemente, pero eliminado el efecto del calendario, se calcula que los ingresos se han incrementado un 2,9% y las devoluciones un 7,1% por la tendencia al alza de las exportaciones y de algunos procesos inversores. En conjunto, la recaudación líquida de IVA realizada directamente por Hacienda Tributaria de Navarra ha mejorado en 53,8 millones de euros, lo que también tiene su reflejo en el cálculo del ajuste por IVA ingresado por el Estado, que aumenta su recaudación en 166 millones de euros.

En cuanto a los Impuestos Especiales, destaca el comportamiento del Impuesto de Hidrocarburos. Su tarifa aumentó el 1 de enero por normativa estatal pero, de momento, la recaudación en gestión directa refleja una bajada del 1,24% respecto a 2018, mitigada luego por los ajustes estatales.

En cuanto al resto de impuestos indirectos, pocas novedades relevantes: de los que implican mayor recaudación destaca la estabilidad de Transmisiones Patrimoniales (+0,57%) y el aumento de Actos Jurídicos Documentados (+5,77%).

Archivado en:

Impuestos · Hacienda Tributaria ·


To Top