jueves, 18 abril 2019

Navarra cierra 2018 con un superavit de 116 M€ y reduce la deuda en 187 M€

Según las estimaciones del Gobierno foral, se cumple también la regla de gasto fijada en el 2,4% del PIB y cuyos datos no se hacen definitivos hasta octubre.

Redacción
Pamplona - 8 febrero, 2019

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda y Política Financiera.

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda y Política Financiera.

El Gobierno de Navarra ha cerrado 2018 cumpliendo los objetivos de estabilidad presupuestaria, con un superávit de 116 millones de euros, el 0,56% del PIB, y una deuda del 16,8% del PIB, por debajo del límite fijado en el 17,7%.

En concreto, el endeudamiento se ha situado en 3.441 millones de euros, 202 millones por debajo del límite máximo permitido, y por primera vez desde 2008 se ha logrado reducir deuda con respecto al año anterior, concretamente en 187 millones. En cuanto a la regla de gasto, aunque los datos definitivos no se conocen hasta el mes de octubre, el Ejecutivo foral de estima que también ha cumplido el objetivo fijado del 2,4%.

REDUCIR LA DEUDA

Estos datos han sido presentados por el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, quien ha destacado precisamente la importancia de reducir la deuda, para que no suponga una losa a las generaciones futuras. Según ha indicado el consejero, si bien es cierto que la deuda se ha ido incrementando en los últimos 10 años, en esta legislatura se ha frenado ese incremento, y en 2018 se ha conseguido, además, rebajarla con respecto al año anterior, algo que no se había producido desde 2008.

Aranburu ha valorado positivamente los datos de cierre del 2018 que reflejan “unas cuentas saneadas” y que “si se gestiona con rigor, es compatible la sostenibilidad de las cuentas públicas con el aumento de los recursos para gasto social”. De hecho, tal y como ha destacado, sólo en Educación, Salud y Derechos Sociales se han destinado 384 millones más que en 2015. En este sentido, Aranburu ha recordado que en 2018 el techo de gasto es un 4,26% superior al del año anterior y un 15,5% superior con respecto a 2015.

Estos datos son todavía provisionales, ya que los definitivos se completarán en el mes de mayo con los últimos apuntes y auditorías. No obstante, las pequeñas variaciones que puedan producirse no afectarán al porcentaje final de superávit ni deuda sobre el PIB. En cuanto a la regla de gasto, no es hasta el mes de octubre cuando se fija la cifra definitiva.

Para acceder a más información sobre economía… LEER AQUÍ. 


To Top