jueves, 5 agosto 2021

Navarra gestionó 5.979 toneladas de aceites industriales usados en 2020

La entidad Sigaus informó este miércoles de que, en 2020, llevó a cabo 2.882 operaciones de recogida de aceite usado en 147 municipios de Navarra, en los que se atendió a 1.285 establecimientos. Además, 660 toneladas de aceites usados de 85 establecimientos se recogieron en el medio rural. Y, pese a la afección provocada por la pandemia de Covid-19, otras 170 toneladas más se retiraron de nueve espacios protegidos en la Comunidad foral.

Redacción
Pamplona - 21 julio, 2021

En 2020 Sigaus garantizó el cumplimiento legal y la protección de nuestro entorno con la recuperación de 5.979 toneladas brutas de aceites usados en Navarra. (Foto: cedida)

A pesar de que el año pasado estuvo marcado por el Covid-19 la gestión del aceite industrial usado no paró. Así lo confirmó Sigaus, entidad encargada de este cometido, este miércoles a través de un comunicado. Declarada actividad esencial, el sistema encargado de la recuperación de este residuo peligroso en España, Sigaus, llevó a cabo 2.882 operaciones de recogida de aceite usado en 147 municipios de Navarra, en los que se atendió a 1.285 establecimientos, casi la mitad (43 %) talleres mecánicos. Esta gestión evitó la emisión de 1.628 t de CO₂ y ahorró la utilización de 565.000 millones de barriles de petróleo, siguiendo así con la hoja de ruta marcada para lograr una economía más circular, en la que los residuos se convierten en recursos.

En 2020 Sigaus garantizó el cumplimiento legal y la protección de nuestro entorno con la recuperación de 5.979 toneladas brutas de aceites usados en Navarra. Además, la industria (361 instalaciones atendidas) fue la actividad de mayor generación de aceite usado en Navarra, con 2.500 toneladas generadas, que suponen el 42 % del volumen total recuperado en esta comunidad autónoma.

Eduardo Lecea: “2020 ha sido nuestro año más responsable”.

“2020 ha sido nuestro año más responsable”, hizo balance Eduardo de Lecea, director general de Sigaus. Así, explicó que, cuando todo paró, su actividad fue declarada esencial y se decidió reforzar el sistema para seguir ayudando al tejido económico mediante la recogida del aceite usado en toda España. “Nuestra misión fue asegurar en todo momento la operativa de otras actividades esenciales, y garantizar que el aceite usado no fuera un problema añadido, sino uno resuelto”.

RECOGIDA EN ZONAS VULNERABLES

Desde el punto de vista ambiental, la recuperación de este residuo peligroso tiene un importante valor añadido en zonas alejadas, principalmente rurales, donde se encuentran la mayoría de espacios naturales protegidos y recursos hídricos, y donde habitan una parte importante de la flora y fauna protegidas. El 76 % de los municipios navarros donde se recuperó aceite usado son rurales. En estas zonas la población, y la generación del aceite usado, presenta altos índices de fragmentación y dispersión. Aun así, allí se atendieron casi 500 establecimientos y se recuperaron 2.061 toneladas de residuo.

Dentro del medio rural de Navarra, en zonas especialmente vulnerables a la contaminación, como son las inmediaciones de espacios protegidos y recursos hídricos, se recuperaron 660 toneladas de aceites usados de 85 establecimientos. En concreto, Sigaus recogió 170 toneladas en el entorno de nueve espacios protegidos en la Comunidad foral, incluyendo parques y reservas naturales, así como zonas Ramsar. Un ejemplo de ello, es la recogida de 114 toneladas de aceites usados en la Reserva Natural del Embalse de las Cañas o de 804 kg en el Parque Natural de las Sierras de Urbasa y Andía.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top