lunes, 21 junio 2021

Navarra recibirá 2,4 millones para asesorar a quienes quieran rehabilitar sus edificios

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) entregará este dinero a la sociedad pública Nasuvinsa, con el fin de financiar la creación de seis equipos técnicos y profesionales cuyo objetivo será asesorar a las comunidades de vecinos interesadas en rehabilitar sus comunidades.

Redacción
Pamplona - 7 junio, 2021

Alberto Bayona (izda.), José María Aierdi (centro) y Juan Carlos Castillo (dcha.), durante el acto de este lunes. (Foto: cedida)

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la sociedad pública Nasuvinsa firmaron este lunes un convenio, por el que Navarra recibirá 2,4 millones de euros para la puesta en marcha de seis equipos técnicos y profesionales distribuidos por todas las comarcas de la región. Estos equipos, según informó el Ejecutivo foral, “impulsarán y dinamizarán proyectos de rehabilitación energética en edificios de vivienda colectiva, promovidos por las comunidades vecinales y con ayudas públicas, hasta el año 2024”.

Este convenio responde a la estrategia desplegada por el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra para “promover progresivamente la regeneración urbana de ciudades y pueblos y acometer la rehabilitación energética del parque residencial de la Comunidad foral, tanto en la Comarca de Pamplona como en los entornos rurales”.

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho, y José María Aierdi presentaron el convenio, por el que la Comunidad foral se incorpora formalmente al programa europeo ELENA.

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho, y el vicepresidente del Gobierno navarro José María Aierdi presentaron el convenio, por el que la Comunidad foral se incorpora formalmente al programa de Asistencia Energética Local Europea (ELENA), impulsado conjuntamente por el BEI y la Comisión Europea en el marco del programa Horizonte 2020. Entre sus objetivos está “favorecer la eficiencia energética mediante la rehabilitación de los parques residenciales, tanto públicos como privados”.

Al acto de presentación oficial del programa asistieron, asimismo, el director general de Vivienda, Eneko Larrarte; el director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, Alberto Bayona; el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Juan Carlos Castillo; y la coordinadora de los equipos que se pondrán en marcha, la arquitecta Ana Bretaña.

Han asistido también, por vía telemática, representantes de buena parte de los 76 ayuntamientos navarros que ya han expresado al Gobierno de Navarra su interés en promover proyectos locales de rehabilitación energética.

SEIS EQUIPOS TÉCNICOS

El convenio firmado establece que la subvención del BEI cubrirá el 90 % del coste total de seis equipos de personal técnico, mientras que el 10 % restante será aportado por las administraciones locales a través del correspondiente convenio con Nasuvinsa, entidad responsable de la gestión técnica.

Estos equipos se repartirán por todo el territorio de la Comunidad foral para “dinamizar procesos de participación ciudadana en los distintos municipios navarros, asistir técnicamente y acompañar a las comunidades vecinales en todo el proceso de promoción de rehabilitación energética integral de sus edificios con ayudas públicas”. En este sentido, estos equipos actuarán en estrecha colaboración con las nueve Oficinas de Rehabilitación de Edificios y Viviendas (ORVE), entidades que tramitan las subvenciones ordinarias de los proyectos de rehabilitación protegida.

El programa tiene como ámbito de actuación el conjunto de la Comunidad foral y supone la continuidad de los dos programas piloto Efidistrict Txantrea y Tudela Renove, impulsados por el Gobierno de Navarra y desarrollados durante estos últimos cuatro años, con apoyo de fondos FEDER o proyectos europeos como el Life NAdapta. Estas experiencias locales desarrolladas “con éxito” en el barrio pamplonés de la Txantrea o el tudelano de Lourdes ayudarán a desplegar esta nueva etapa de rehabilitación energética urbana, con el fin de “mejorar los niveles de eficiencia de las viviendas y de confort para las vecinas y vecinos”.

Los equipos prestarán apoyo para el diseño y desarrollo de Planes de Intervención Global (PIG) a escala de barrio o municipio, concursos de proyectos y anteproyectos técnicos, asesoramiento a los ayuntamientos y a la ciudadanía en rehabilitación energética, tramitación de ayudas públicas, coordinación de los agentes implicados y procesos de intermediación y participación social.

UN 70 % MENOS EN EL CONSUMO DE CALEFACCIÓN

El proyecto aprobado por la Comisión Europea, denominado Primavera, movilizará más de 40 millones de euros durante los próximos tres años y contribuirá a aplicar medidas de eficiencia energética en unas 1.900 viviendas públicas y privadas, que permitirán un ahorro anual de energía de 13,1 GWh. Asimismo, generará un “impacto positivo” en el empleo en Navarra, con una estimación de 189 nuevos puestos de trabajo durante el tiempo de implementación.

Alrededor del 90 % de las inversiones se movilizarán en edificios de propiedad privada, mientras que el 10 % restante se movilizará en edificios de viviendas sociales de propiedad pública. El objetivo final es reducir el consumo energético relacionado con la calefacción en un 70 %.

Alrededor del 90 % de las inversiones se movilizarán en edificios de propiedad privada. El objetivo final es reducir el consumo energético relacionado con la calefacción en un 70 %.

El proyecto comprende medidas como el aislamiento y mejora de la envolvente (paredes, tejados y suelos); sustitución de ventanas; mejora del acristalamiento, la calefacción, la refrigeración, la ventilación, los equipos de agua caliente sanitaria e iluminación interior; y soluciones de energía renovable (paneles solares, fotovoltaicos y calderas de biomasa) y puntos de carga para vehículos eléctricos.

Durante el acto, Mourinho destacó las nuevas medidas de eficiencia energética y mitigación del cambio climático que se desarrollarán través de la financiación de asistencia técnica en el marco del programa ELENA. Añadió, además, que el proyecto “permitirá reducir el consumo energético y las emisiones de CO2 en 2.786 t anuales, lo que demuestra nuestro firme compromiso con la protección del clima y el medioambiente, objetivo clave del BEI en España”.

El Comisario Europeo de Energía, Kadri Simson, mostró su satisfacción por “el éxito de otro proyecto ELENA, esta vez en Navarra”. “Con la ayuda del BEI, los habitantes verán mejorar significativamente su eficiencia energética y tendrán acceso a mayores volúmenes de energía renovable. Esto contribuirá a los esfuerzos realizados en toda la UE para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en un 55 % para 2030, y llegar a ser neutrales desde el punto de vista climático para 2050”, añadió.

AHORRO ENERGÉTICO Y CALIDAD DE VIDA

Por su parte, el vicepresidente Aierdi subrayó que “estos equipos técnicos y profesionales son la pieza clave para desplegar toda una estrategia de renovación y regeneración urbana de nuestras ciudades y pueblos”.

Asimismo, defendió “la intervención decidida de los poderes públicos en el gran desafío europeo de recuperar las ciudades” y destacó que, en este terreno, “la rehabilitación energética de la ciudad construida es, hoy por hoy, la mejor palanca para que el parque residencial contribuya de manera decisiva a la transición ecológica, pero también para mejorar sustancialmente el ahorro energético y la calidad de vida de los vecinos y vecinas”.

El presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Juan Carlos Castillo, mostró “su apoyo” a las políticas de rehabilitación de viviendas “porque mejoran la calidad de vida de la ciudadanía, son claves para luchar contra la pobreza energética y el cambio climático, y permiten desarrollar modelos urbanísticos basados en el mantenimiento de lo construido frente a la expansión irracional e insostenible de los cascos urbanos”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top