martes, 16 julio 2024

No hay rodaje sin mascarilla

'Victoria 2030' es un "collage de historias humanas" que reivindica la herencia navarra mientras intenta encontrar, desde el humor, soluciones ante la coyuntura actual de la pandemia. El nuevo proyecto de la productora Tus Ojos, liderado por Manuel Serrano, defiende la belleza como un valor supremo y quiere servir como un instrumento educativo para concienciar sobre los objetivos de la Agenda 2030, impulsada por la ONU. Al mismo tiempo, la película aspira a convertirse en el escaparate de diversas asociaciones con arraigo en la Comunidad foral, a las que integra dentro de su relato.


Pamplona - 31 octubre, 2020 - 06:00

Victoria 2030 cuenta la historia de Camilo Castilla y de su "amigo", Francisco de Goya. (Fotos: cedidas)

Seducido por la variedad de uva Moscatel, Camilo Castilla cambió Burdeos por Corella y fundó allí una bodega para elaborar vinos dulces. Manuel Serrano, director cinematográfico, rescata ahora su figura y le hace amigo de Francisco de Goya, pintor al que Castilla admiró en la vida real. Pero Victoria 2030, la película que aún se continúa rodando, no se centra únicamente en el flashback en el que se desenvuelven sus dos protagonistas. El nuevo proyecto de Tus Ojos, una productora de cine especializada en cine social y educativo, es un “collage de historias humanas” en el que, en un mismo universo, convive una pareja integrada por Pili, de origen chino, e Iker, un negro vasco. Aparecen también Miguel y Ángel, que luchan por el amor de Estrella; así como Mar y Sol, dos amigas licenciadas en Bellas Artes que elaboran un trabajo sobre la Agenda 2030, adoptada por la Asamblea General de la ONU.

Todos ellos son personajes “muy diferentes y a la vez muy iguales entre sí”, que se desenvuelven en el contexto actual de coronavirus y que encuentran espacios para la solidaridad en su vida cotidiana. Victoria 2030 es, según su director, “una comedia humana sobre cómo sacamos tiempo para luchar contra la pandemia a pesar de todos nuestros conflictos diarios”. Al mismo tiempo, la obra quiere convertirse en un instrumento educativo que conciencie sobre los objetivos de la Agenda 2030, poniendo el foco en la lucha por un sistema sanitario de calidad, la erradicación de la pobreza y el hambre cero.

Tus Ojos se propone este cometido en compañía de entidades “muy dispares, con necesidades diferentes”, como la Fundación Tudela Comparte, la Asociación de Personas con Discapacidad de Corella (Adisco) y las residencias de ancianos de Cascante y de Corella, entre otras. Para esta última, se ha organizado un crowdfunding que permita costear pruebas PCR para todo el personal. Además, entre los planes de la productora está el rodar un documental que recoja «todas las historias que no caben en la película”. En este sentido, Serrano plantea que el desafío es mezclar la cultura con la solidaridad: “La película es muy entretenida, pero también es importante que la mirada se dirija a estas entidades que colaboraron con nosotros y que necesitan ayuda”.

El cine social es, “muchas veces”, una excusa para exhibir fealdad o suciedad. Serrano, en cambio, reivindica la belleza presente en la adversidad: “Aunque hablemos de pobreza y de desigualdades, queremos mostrar el encanto de las cosas. Hay que trabajar la belleza conceptualmente, independientemente de lo que estemos contando”. Por eso, uno de sus cometidos es mostrar, a través de sus iglesias y de sus paisajes, lo “bella” que es la Ribera de Navarra. En concreto, defiende que el Casco Histórico de Tudela es «precioso» y que en las paredes de esta ciudad se aprecia una “cultura de grafiti” que se aprecia en las paredes de esta ciudad. Cuando vean estos escenarios, Serrano espera que los navarros “se sientan orgullosos de su Comunidad y conozcan dónde están sus riquezas”.

Intentar hacer una película en tiempos de mascarillas, gel hidroalcohólico y alerta sanitaria no es sencillo. Entre otras precauciones, los actores deben someterse a pruebas y cuidarse de mantener las distancias y de ventilar los espacios. El propio Serrano reconoce que rodar “es muy complicado” y puede resultar “muy pesado” en este contexto. “Pensé que lo iba a llevar mejor”, admite. Cita en concreto una escena “muy bonita” -la de una niña gitana que lucha por seguir estudiando música a pesar de que sus padres la quieren casar- que tuvo que modificar debido a las circunstancias actuales: “Tuvimos que rodarla con mascarillas y fue una pena”.

Estas dificultades han condicionado la grabación, pero el equipo de Tus Ojos no ha dejado de luchar desde el humor y prevé, “si hay suerte y todo sale bien”, que sus esfuerzos se trasladen a las pantallas para marzo de 2021. Mientras tanto, es posible seguir el viaje de la productora navarra, que lleva un diario de rodaje en todas sus redes sociales.

Archivado en:

Tudela · Cultura navarra ·


To Top