lunes, 22 julio 2019

Los avances en la medicina digital van a cambiar la forma de entender la asistencia sanitaria.

Los avances en la medicina digital van a cambiar la forma de entender la asistencia sanitaria.

Una información de Miguel M. Ariztegi para NavarraCapital.es

Las innovaciones en salud digital que están a la vuelta de la esquina son de pasmo: durante el año pasado se han empezado a validar clínicamente y a ser oficialmente autorizados instrumentos como la píldora digital, los algoritmos diagnósticos o los usos médicos de la realidad aumentada.

Santiago Cervera, CEO de la consultora especializada en salud Healthy Numbers, apunta que además de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud, otra novedad sugiere que la velocidad de esos cambios va a aumentar en el futuro cercano: “Las mayores empresas tecnológicas mundiales, los llamados grandes disruptores, han mostrado claras intenciones en el campo de la salud. Amazon, Apple, Google o Facebook han comenzado a asentar proyectos muy relevantes”, destaca.

Presentación de la primera intervención quirúrgica a distancia con técnica 5G, en el pasado Mobile World Congress.

Presentación de la primera intervención quirúrgica a distancia con técnica 5G, en el pasado Mobile World Congress.

Cervera recalca la capacidad de inversión enorme de estas grandes empresas, lo que les confiere “un gran potencial transformador”. “Sin duda van a servir para cambiar nuestra manera de entender los límites de la ciencia o las capacidades de nuestra lucha contra la enfermedad”, asegura.

Las aplicaciones de la innovación tecnológica en el campo de la salud van más allá de nuevas técnicas diagnósticas o curativas, e incluyen aspectos como la lucha contra las noticias falsas o fake news, el transporte sanitario en los tiempos de Uber y la posibilidad de que nuestro teléfono móvil se convierta también en el almacenamiento de nuestra historia clínica, de manera que podamos acceder directamente a las pruebas que nos hayan realizado, recibir notificaciones de nuestras citas médicas… y también los profesionales contarán con los datos más actualizados al instante.

Incluso la relación médico-paciente cambiará: la anamnesis, la conversación entre el facultativo y el paciente durante la cual se realizan preguntas sobre la historia clínica, los hábitos de vida y los antecedentes familiares del enfermo con el objetivo de establecer un diagnóstico, podría tener los días contados, al menos en su forma actual. Los symptom checkers son sistemas automatizados de recogida de datos del paciente que pueden configurarse mediante sencillos instrumentos conectados a una aplicación del teléfono móvil.

OPERACIONES DIRIGIDAS A DISTANCIA POR 5G

Estos sistemas, en los que Google ha mostrado un gran interés, contribuirán a la rapidez y ayuda al diagnóstico clínico realizado por los facultativos. Pero no solo eso, el  doctor Antonio de Lacy, jefe del servicio de cirugía gastrointestinal del hospital Clínic de Barcelona lo demostró el mes pasado desde una sala del Mobile World Congress celebrado en l’Hospitalet, cuando evidenció una de las posibilidades de la tecnología 5G: dio en directo órdenes con un lápiz táctil en una tableta que recibían inmediatamente a través de una pantalla las cirujanas que estaban en el quirófano de última generación recién inaugurado en el Clínic de Barcelona. Fue la primera operación quirúrgica teleasistida con tecnología 5G del mundo.

Naturalmente, tales tecnologías abren nuevas preguntas sobre la intimidad del paciente y de sus datos, comunes a todas las aplicaciones que generan una huella digital, que la legislación debe abordar tan pronto como sea posible. Y es que las aplicaciones de los algoritmos diagnósticos van más allá de las fronteras de la medicina, y se adentran también en la contratación de servicios como seguros de salud.

Santiago Cervera: “Cambiar nuestra manera de entender los límites de la ciencia o las capacidades de nuestra lucha contra la enfermedad”.

Si se tiene en cuenta que el negocio de la sanidad en EEUU supone un 18% de su PIB, se entiende más fácilmente el interés de compañías como Amazon por hacerse con una parte de ese pastel. Y, por supuesto, la de Jeff Bezos es algo más que una plataforma logística: a su conocimiento exhaustivo de los hábitos de compra de cientos de millones de usuarios se le suman sus sistemas de almacenamiento en la nube, los Amazon Web Services, que constituyen probablemente la mayor plataforma de computación cloud del mundo. La legislación europea impide al gigante norteamericano vender medicamentos vía web por el momento en el Viejo Continente, pero las posibilidades son enormes por descontado.

La píldora digital, sea la versión que funciona como un pequeño endoscopio que recorre el tracto digestivo y envía información, de manera que podrían jubilarse ya prácticamente las incómodas exploraciones mediante cables, o bien la todavía más vanguardista que permite vigilar la adherencia efectiva del paciente a un tratamiento son mundos que apenas comenzamos a explorar. Fue en noviembre de 2017 cuando la FDA norteamericana autorizó la comercialización de la primera píldora digital, y ya se utiliza: el antipsicótico Abify ya cuenta con una versión en píldora digital que registra el consumo y los efectos del medicamento en el cuerpo.

Pulseras cuantificadoras de los más variados parámetros de salud del cuerpo, interconcexión, avances médicos digitales… la disrupción tecnológica llega al mundo de la medicina. Y si algo hemos aprendido de otros sectores a los que llegó antes, como la prensa, el transporte de viajeros o las agencias de viajes, sabemos que en unos pocos años hablar de medicina será diferente. No sabemos todavía cómo, pero seguro diferente.

Para leer más información sobre innovaciones en salud… LEER AQUÍ


To Top