domingo, 18 noviembre 2018

¿Se puede ser feliz en el trabajo?

El autor comparte las claves sobre las que se apoya un proceso que -según explica- depende fundamentalmente de trabajar la actitud con la que decides afrontar tu día a día tanto en el ámbito laboral como en el personal.

Redacción
Pamplona - 5 noviembre, 2018

sergio-de-martinSí, es posible. Se puede ser feliz cambiando de trabajo y, también, se puede ser feliz en el trabajo que tienes. Al final, todo se reduce a una frase: “No es importante lo que nos pasa, importa nuestra actitud ante lo que nos pasa”.

Te comparto, a continuación, las claves que he ido aprendiendo de múltiples fuentes: leyendo libros, escuchando a gurús de la felicidad, viendo vídeos de charlas TED, realizando cursos en Coursera, formándome en escuelas de negocio, conversando con los mejores coachs de España, etc. A mí me funcionan y, poco a poco, voy poniendo todas en prácticas aunque ya sé que se trata de un proceso que me llevará toda la vida.

Ahora espero que te sea igual de útil para ti:

Tu actitud lo cambia todo. Como avanzaba al principio de todo, depende de cómo afrontes las situaciones. Tu actitud la eliges tú, pase lo que pase. Tú decides enfadarte o decides estar contento. Incluso cuando pinches una rueda en carretera hay algo de lo que puedes disfrutar.

Escucha a tu cuerpo. Como dice el libro “El Equilibrista” tu cuerpo es sabio y manda señales. Te encontrarás fantástico o tendrás jaquecas, se tensará la espalda o te dará síntomas de cansancio. Cuida tu cuerpo al menos durmiendo lo necesario (7 horas dicen los expertos), comiendo saludablemente (dieta mediterránea con moderación y evitar la bollería industrial, rebozados y alcohol) y haciendo algo de ejercicio que te desentumecerá el cuerpo y aligerará tu mente.

 Si crees que tu trabajo es una mierda insconscientemente estarás buscando pruebas de que lo es.

Si no sabes dónde vas, cualquier camino te vale. Dedica unos minutos cada 3 meses para decidir qué quieres para ti. La vida te traerá lo que pidas.

PRESENTE Y FUTURO

El único momento del día es AHORA. El pasado no lo podemos cambiar y el futuro no sabemos qué nos traerá . Todo pasa ahora. A menudo nos despistamos con lo que pasó o lo que voy a hacer. Cuando te centras en actuar ahora para conseguir lo que quieres todo empieza a fluir.

Creas lo que crees. Nuestro cerebro está programado para darnos la razón ya que a nadie le gusta discutir consigo mismo. Si crees que tu trabajo es una mierda insconscientemente estarás buscando pruebas de que lo es. Si piensas que tu jefe y tus compañeros hoy pueden venir muy majos a trabajar…. quién sabe qué puede pasar. Revisa tus creencias. Aquellas cosas que piensas que son de una manera y que podrían ser de otra. Para hacerlo elige un buen amigo y cuéntale todo lo que crees. Seguro que lo identifica rápido.

legs-434918_1280

La bala irá donde pongas el ojo. Así es, revisa dónde estás apuntando. Si estás todo el día resaltando los aspectos negativos de tu trabajo (y todos los tienen) estarás cada vez más agobiado por esas cosas. ¿Por qué no centrarse en los aspectos positivos que todos los trabajos tienen? Puedes enfocarte en ellos y resaltarlos e, incluso, celebrarlos. Que ocupen todo tu espacio disponible y ya no quedará lugar a la queja y te sentirás mejor.

SONREIR, PERDONAR, AGRADECER

Ante todo sonríe. El humor relaja, destensa, ayuda a ver todo de otra manera. Empieza por reirte de ti mismo en el espejo por la mañana y, a partir de ahí, de todo lo demás. Si te cuentan un problema piensa cómo sería aumentando, multiplicando por 10. Si te dicen que has perdido un cliente, piensa que has perdido todos y que están en la puerta de tu oficina manifestándose porque quieren cambiar de proveedor. ¿No te da la risa? Y, ahora, perder un cliente no parece tan grave.

Perdona si te hago perder el tiempo. Pedir perdón es un ejercicio que nos libera. Todos podríamos hacer alguna cosa mejor o, incluso, cometemos algún error. Pide perdón con tu mejor cara y sigue trabajando.

Si no te gusta lo que recibes, mira lo que das. La generosidad expande lo bueno que tenemos. Comparte tu conocimiento, tus herramientas, tu talento: no te guardes nada. Cuanto más lo difundas, más valor adquiere.

youth-570881_1280

Gracias por todo. Cuando das generosidad también te vuelve y cuando sucede sé agradecido. Nos hace compartir lo que sentimos al recibir y lo hace más grande.

Dime con quién andas. Nos convertimos en una de las cinco personas con las que más tiempo pasamos. Revisa con quién pasas tiempo y, sobre todo, elige estar junto a personas a las que admiras y de las que puedes aprender.

Cuídate, mímate y cree en tus opciones. Utiliza eso que te hace una persona única y dale alas… ¡Volarás!

Lo que se resiste, persiste. Tienes que aceptar para dejar pasar aquello a lo que te resistes. Persiste y lo que aceptas se transforma. No te aferres al pasado y sé ambicioso.

Insiste. Ser feliz en el trabajo también es cuestión de ser insistente, incluso tozudo. Es una decisión diaria. Siempre tendrás momentos buenos y otros no tanto. Entonces recuerda esta lista y vuelve a empezar. La vida no va de esperar que pase la tormenta sino de aprender a bailar bajo la lluvia.

Si tú no te quieres, nadie te querrá. En este siglo uno de los mayores males es la falta de autoestima. Desconfiamos de nuestras propias posibilidades. Ten en cuenta que si tú no crees en ti, nadie lo va a hacer. Si tú no apuestas por ti nadie lo hará. Si tú no te quieres nadie te querrá. Cuídate, mímate y cree en tus opciones. Utiliza eso que te hace una persona única y dale alas, ¡volarás!

Sergio de Miguel
Socio Director – Coaching&Clownching

Para acceder a más opiniones de expertos sobre temas de interés económico o empresarial … LEER AQUÍ. 


To Top