domingo, 11 abril 2021

Sedación consciente: relax en el dentista

Adiós a la dentofobia. Con esta novedosa técnica, el equipo de la clínica Sannas Dentofacial practica la odontología de alto rendimiento, un método que permite realizar el 90 o 100 % del tratamiento en una sola sesión. ¿Las ventajas? Los tratamientos duran menos, los resultados son mejores y, sobre todo, el paciente estará libre de incomodidades y estrés.

Irene Guerrero
Pamplona - 27 marzo, 2021

Entrada patrocinada por SANNAS

La sedación consciente es una tendencia al alza en las prácticas odontológicas. (Fotos: Ana Osés / cedidas)

La palabra ‘dentista’ suele estar asociada a un hilo de recuerdos inquietos: alguna profilaxis incómoda, una que otra arcada, la resequedad que provoca tener la boca abierta tanto tiempo y el sonido del aspirador cuando succiona saliva. Por ello, no es sorpresa que casi un 65 % de los pacientes experimenta ansiedad a la hora de ir al consultorio, según algunos estudios de Odontología. Este es un problema más acuciante cuando los pacientes son niños pequeños, tienen algún tipo de discapacidad, padecen alguna fobia o sufren de estrés asociado al poco tiempo que tienen para acudir a una cita.

Pero, quizá, estamos atendiendo al inicio de una era en la que ir al dentista será tan relajante como ir a un spaSannas Dentofacial, clínica odontológica en Navarra, ya lleva más de 10 años trabajando un método pionero, el Alto Rendimiento Odontológico (ARO), por el que el equipo de dentistas agrupa en una sola sesión los diferentes tratamientos que deben recibir sus pacientes y se coordina para ejecutarlos con éxito. La sedación consciente, técnica anestesista incluida en este método, elimina el miedo al dentista.

Felipe Rivas (Sannas Dentofacial): En los últimos cinco años hemos resuelto más de 1000 casos complejos con la odontología de alto rendimiento, de forma que entre el 90 y 100 % del trabajo se hace en una sola cita”.

En los últimos cinco años hemos realizado más de 1000 casos complejos, principalmente tratamientos combinados de cirugía, implantes, prótesis o periodoncia, de forma que entre el 90 y 100 % del trabajo sobre un paciente se hace en una sola cita”, cuenta el doctor Felipe Rivas, director médico de Sannas Dentofacial. A ello se le suma “la gran satisfacción y ventajas” que el método de alto rendimiento supone tanto para el paciente como para el profesional. “En mi caso pude hacerme todos los tratamientos que tenía programados en tres horas. Fue muy cómodo, muy práctico y no me enteré de nada”, comenta Estefania Gutiérrez, paciente de la clínica.

De hecho, dada la situación que estamos viviendo de crisis sanitaria, la recomendación que transmiten el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Dentistas de España es que las clínicas dentales realicen el mayor número posible de tratamientos en una única sesión. De esta manera, la odontología de alto rendimiento contribuye eficientemente a minimizar los riesgos de contagio por el Covid-19.

Un paciente de Sannas Dentofacial sedado y completamente monitorizado, con presencia de un anestesista. Total seguridad.

El rol de la sedación consciente en esta forma de trabajo es reducir la ansiedad y la tensión del paciente, llevándole a un estado de bienestar y conciencia mínima para favorecer su colaboración y facilitar la labor del profesional, pero sin que pierda el conocimiento. Por eso, un anestesista está presente a lo largo de las intervenciones odontológicas y se coordina con los demás doctores expertos.

Sus ventajas son numerosas: no posee efectos secundarios, ya que es una intervención mínimamente invasiva; elimina la ansiedad del paciente, lo que mejora su experiencia; posibilita realizar todos los tratamientos en una sola sesión; y contribuye a una pronta recuperación y un mejor resultado posoperatorio.

La sedación consciente contribuye, entre otros, a evitar traumas posteriores con pacientes infantiles a la hora de realizarles un tratamiento odontológico.

Las ventajas de la sedación consciente destacan, sobre todo, en la odontopediatría. “El objetivo es lograr una experiencia relajante que evita traumas posteriores con pacientes infantiles a la hora de realizarles un tratamiento odontológico”, apostilla Rivas. Así, la técnica se perfila como la principal herramienta para cultivar “una mayor seguridad” en los niños, que empezarán a percibir el consultorio como un “espacio amigable”. Esto provocará que, cuando crezcan, puedan acudir a su odontólogo sin miedo y con la frecuencia recomendada por el doctor, cuidando de su salud bucodental óptimamente.

Por sus beneficios, la sedación consciente se ha convertido en una realidad cada vez más extendida dentro de la Odontología y el equipo de Sannas Dentofacial lo corrobora con su experiencia: “Antes teníamos entre manos una serie de casos muy complejos como pacientes polimedicados, polipatológicos o niños que se inquietaban mucho, y por eso no era viable la práctica de una odontología de alto rendimiento en un consultorio dental. Pero este tipo de procedimiento ya es una realidad en Navarra”. 

Para aquellos casos en los que la complejidad es superior, la clínica cuenta con un el nuevo espacio, Qibu.Clinic, donde disponen de un quirófano totalmente equipado para realizar anestesia general a los pacientes que lo requieran: “Nuestros tratamientos cuentan con total seguridad y experiencia en la Comunidad foral. Además, Sannas Dentofacial es un centro pionero que forma a otros centros en España en la técnica ARO“.

La sedación consciente reduce la ansiedad y estrés del paciente, mejorando su experiencia en el consultorio.

Noticia patrocinada por SANNAS

SANNAS

To Top