jueves, 19 julio 2018

“Si los trabajadores están bien, la empresa estará bien”

Los problemas empresariales no siempre los soluciona un consultor, un abogado o incluso un psicólogo. Entrenar el alma de las personas que trabajan en una compañía favorece la supervivencia de la misma, asegura el coach navarro Josecho Vizcay.

Yosune Villanueva
Pamplona-Madrid - 11 abril, 2018

El coach navarro asegura que en las empresas hay mucha preparación intelectual, frente a la escasez de soft skills, habilidades sociales. (FOTOS: Cedidas)

El coach navarro asegura que en las empresas hay mucha preparación intelectual, frente a la escasez de soft skills, habilidades sociales. (FOTOS: Cedidas)

Trabajaba como director general cuando, con 45, conoció el coaching y lo dejó todo para formarse durante dos años. Comenzó a trabajar y hasta tal punto siguió su idilio con esta disciplina, que decidió crear su propia empresa Pure Executive Coaching.

Es uno de los primeros coach que hubo en España y ya hace 16 años que formó un buen equipo con el que ayuda a empresas de España, Portugal y Latinoamérica. Ahora está preparando el salto a China y a los países anglosajones.

Josecho Vizcay ha publicado su primer libro en el que expone sus experiencias como coach: ‘El masajista de almas’. La primera edición fue en portugués y ya lleva cinco meses presentándolo por toda España. Ahora están estudiando otras traducciones.Josecho-Vizcay-Coach-3

EMPRESA FAMILIAR

Me ha sorprendido que 10 de los 22 relatos que conforman su libro hablan sobre casos reales de empresas familiares.

El 85% del tejido empresarial español es empresa familiar, pero de estas empresas, solo el 10% llega a la tercera generación. Mucha gente piensa que no llegan por causas externas como la competencia, el mercado internacional, la estrategia equivocada… Y la realidad ese que, en el 90% de los casos, el motivo es una mala relación entre los miembros de la empresa.

¿Y cómo se puede ayudar a esas empresas familiares?

El problema está dentro de la empresa que, cuidado, tiene a gente formadísima en estrategias externas (licenciaturas, máster o especializaciones). Pero no están formados en soft skills, es decir, en cómo mejorar las relaciones, habilidades sociales, comunicación, lenguaje, hábitos personales, optimismo… Cuando doy charlas en estas empresas, pregunto: ¿cuántos conocen el ratio de liquidez de sus empresa, sus activos financieros? Y todos levantan la mano. Pero cuando pregunto: ¿alguien conoce el estado anímico de sus equipos? Y nadie levanta la mano. Pues ahí entramos nosotros, a ayudarles con estos momentos críticos que suelen ser los típicos: sucesiones, liderazgo, etc.

El 85% del tejido empresarial español es empresa familiar.

¿Cuándo contacta una empresa con Pure Executive Coaching?

A nosotros nos llaman cuando hay un conflicto o un escalón que no saben cómo subir; aunque solemos decirles que no nos llamen cuando el enfermo está terminal, porque es mejor tratar cuando los síntomas son leves.

¿Qué pasos dan con ellas?

A partir de esa primera llamada, involucramos a todos los miembros que conforman la empresa y que quieran involucrarse, porque el couching es una disciplina voluntaria. Ahí hacemos un mix entre formación básica en habilidades y un acompañamiento. Así vamos viendo cuál es su evolución, en qué punto está y hacia dónde quiere cambiar. Trabajamos una media de 12 a 18 meses con la empresa, con encuentros cada 15 días. Esto no es un trabajo de un día para otro, necesita tiempo.

TRABAJAR LA COMUNICACIÓN EN LAS COMPAÑÍAS

Hay una frase que hoy en día se escucha mucho: “el centro de la empresa es la persona”. Parece que los conflictos también vienen por las personas, no tanto por el producto o servicio concreto que se ofrece, ¿es así?

La teoría nos dice que es así y es la realidad, las empresas no son entidades frías, sino que son las personas que las conforman. Y si una persona o un grupo no está bien, la empresa no está bien. No tiene nada que ver un equipo con actitud a un equipo desmotivado. Y mira, en este punto te diré que uno de los aspectos más importantes en los que trabajamos es la comunicación, porque todo lo que nos rodea en la empresa, familia o sociedad, es la comunicación, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

El 90% de las empresas familiares no llega a la tercera generación por la mala relación entre los miembros de la familia.

Entre el 65 y el 85% de la comunicación de cada día es con nosotros mismos. Imagínate que importante es que nos comuniquemos bien con nosotros mismos para que todo fluya mejor a nuestro alrededor. Por eso, una de nuestras labores es analizar cómo se relacionan entre los miembros de la familia y ayudarles a que se comuniquen mejor.

Además de a puestos directivos y familiares, ¿entiendo que el coaching también puede ayudar a otras escalas?

Absolutamente cierto. Yo trabajé en una bodega hace unos años y les decía, es importante que cuidemos bien las viñas y que elaboremos bien el vino; pero también es importante que cuidemos a la persona que cuida las plantas, al enólogo, a quien reparte el vino, al comercial que habla de nuestro vino… Así pues, el coaching es válido para los que están arriba dirigiendo las empresas, es válido para los intermedios que dirigen los equipos y es válido para los que están abajo; porque es importante que cada uno de los trabajadores esté bien.

EL MASAJISTA DE ALMAS

Le ha dedicado tanto al coaching, que incluso decidió escribir un libro.Josecho-Vizcay-Coach

Nunca lo habría imaginado, porque yo no soy escritor, pero he trabajado con más de 300 directivos y uno de ellos me dijo, “¿por qué no escribes un libro? Porque es muy triste que solo conozcamos estas historias las personas que te contratamos como coach”. Me animó y la primera versión salió en Portugal, aunque enseguida vino a España y llevamos 5 meses presentándolo, pero tenemos ofertas para traducirlo a otros idiomas. Pero insisto, no soy escritor, soy coach y es a lo que me dedico ahora.

¿Y qué le están contando sus lectores?

Que se emocionan leyéndolo, que se ven reflejados en muchos de los relatos. Pero no es mérito mío, yo he sido un trasmisor de lo que viví con las distintas empresas.

¿Es usted un masajista de almas?

Nada más lejos de la realidad. El título viene por el hijo de una empresa familiar a la que ayudé. Este chico tenía un problema muy grave de adicción. Trabajamos dos años con ellos y este chico tomó las riendas de su vida. Cuando le pregunté qué le habíamos aportado, me dijo que el coach había sido el masajista de su alma. Me gustó tanto su descripción, que le prometí que si un día escribía un libro lo titularía así.

Un hombre de palabra, sin duda. Por cierto, he descubierto en su libro mucho nombre navarro…

Yo tengo mucho amor a mi tierra, a Navarra, aunque lleve muchos años sin vivir aquí. Por eso le quise hacer un guiño y cada relato, que tiene un nombre ficticio para proteger la identidad real, tiene un apellido relacionado con Navarra: Monreal, Peralta, Zuazu, Izagandoa, Aoiz, Lesaka…

Para acceder a más información relacionada con el coaching en la empresa… LEER AQUÍ. 


To Top