jueves, 21 octubre 2021

‘Smoothies’ de fin de verano, aunque ya parezca invierno

Divertido, sabroso y refrescante. Este delicioso batido preparado a base de fruta o verdura es la mejor alternativa para hacer la transición entre calor y frío sin dejar a un lado una dieta equilibrada. Además de tener una elaboración sencilla, puede ser una idea excelente para que los más pequeños disfruten de las frutas y verduras. Estas cinco ideas de 'smoothie' te refrescarán durante lo que queda de septiembre y, por qué no, también el resto del año.

Redacción
Pamplona - 25 septiembre, 2021

Una bebida bien fría puede ser uno de los mayores placeres en verano. Y aunque el tiempo de playa y sol esté acabando, quedan unos días para disfrutar, por lo menos, de un último smoothie. Este delicioso batido preparado a base de fruta o verdura es la mejor alternativa para hacer la transición entre calor y frío sin dejar a un lado una dieta equilibrada, ya que son de lo más saludables.

Además de tener una elaboración sencilla, los smoothies pueden ser la solución perfecta para comer la cantidad recomendada de frutas y verduras. De hecho, también pueden ser una idea excelente para que los más pequeños disfruten de un desayuno, merienda o postre divertido, sabroso y refrescante. Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette, comparte cinco ideas de smoothie para que te refresques durante lo que queda del verano y, por qué no, también el resto del año:

Además de riquísimo, el ‘smoothie’ verde está elaborado con ingredientes muy saludables, frescos y naturales.

EL NARANJITO

Este color tan veraniego resulta de lo más atractivo para elaborar una deliciosa bebida. Las combinaciones para conseguir este tono son muy diversas, pero hay dos ingredientes básicos para hacerlo: la naranja y la zanahoria. Una buena idea es mezclar el zumo de tres piezas de esta fruta, el licuado de una bolsa de palitos de zanahoria y agregar un trozo pequeño de jengibre para otorgarle frescor y un toque picante muy sutil. Todo esto se bate hasta conseguir la textura deseada y ¡a disfrutar!

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Este smoothie, además de riquísimo, está elaborado con ingredientes muy saludables, frescos y naturales. La bebida mezcla media bolsa de espinaca o canónigos en crudo -puedes elegir el que prefieras, dependiendo de lo que tengas en la nevera- con dos aguacates y zumo de una lima, que le dará un toque ácido. Simplemente, tritura todos estos ingredientes hasta obtener una textura cremosa. Después, sírvelo en el vaso que más te guste y decóralo con copos de avena por encima para que quede todavía más apetecible. 

MULTICOLOR

No hay por qué elegir un solo color para tu smoothie, ya que es posible mezclarlos y obtener un batido de diferentes capas. ¡A los peques de la casa les encantará! Para conseguir esta combinación, tendrás que preparar tres elaboraciones diferentes e irlas vertiendo en un vaso. Primero, para la capa del fondo, que será la más oscura, tritura 40 gramos de remolacha con el zumo de medio limón.

El ‘smoothie’ tropical tiene un sabor dulce que contrasta con un sutil toque picante.

Para la siguiente, licúa 30 gramos de espinaca y viértelo encima. Por último, exprime el zumo de una naranja y, junto con una bolsa de gajos de manzana, machaca la mezcla hasta conseguir una textura algo más ligera. Vierte esta última parte del smoothie en el vaso y ¡ya está listo!

TROPICAL

Si estás imaginando un batido con piña, te equivocas. Hablamos de una bebida más innovadora con un sabor dulce que contrasta con un sutil toque picante. Corta un mango maduro en porciones y disponlo en un vaso para batir junto con un plátano troceado y 150 gramos de coco cortado en cubos. Después, como toque final, añade una bolsa de rúcula, el zumo de medio limón y 150 mililitros de leche del coco. Solo queda batir la mezcla y dejarte sorprender por esta receta refrescante e ideal para el verano.

REFRESCANTE

Cualquier combinación con frutas y verduras suele ser muy refrescante pero hay ciertos ingredientes que aportan un plus de frescor y resultan perfectos para un rico smoothie veraniego. Así, mezclando zumo de un limón con un par de cucharadas de panela y una bolsa de rúcula previamente triturada y con una textura cremosa, obtienes una receta rápida, saludable y exquisita.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top