lunes, 23 septiembre 2019

¿Te apuntas al Reto Social Empresarial de Cruz Roja?

Porque el empleo es la mejor oportunidad que tienen miles de personas de integrarse en la sociedad, Cruz Roja trabaja mano a mano con las empresas para hacerlo más fácil y mejor.

Yosune Villanueva
Pamplona - 10 abril, 2019

María Martínez y Patricia Rández, técnicas del proyecto 'Reto Social Empresarial' de Cruz Roja; Eduardo Sánchez, alumno en prácticas del Grado de Trabajo Social; y Aziz Messaoud, alumno en prácticas del Master de Trabajo Social.

El proyecto ‘Reto Social Empresarial’ se puso en marcha en el año 2016 y, desde entonces, 922 empresas han colaborado con el proyecto de Cruz Roja en 1.680 acciones, en las que se han gestionado ofertas con 811 empresas que han supuesto 1259 colaboraciones, 35 empresas han acogido alumnado en prácticas, 40 han colaborado en orientación, 32 en formación, 138 en acciones de gestión de la diversidad y 21 en igualdad.

Los sectores en los que han colaborado son diversos: Industrial (metal, químico, papel..), comercio, hostelería, construcción, artes gráficas, telecomunicaciones, venta y reparación de vehículos, reciclaje, fabricación (maquinaria, muebles y vehículos), transporte y logística, actividades diversas de servicios personales, actividades sanitarias y veterinarias, auxiliares a la intermediación financiera… Aún así, todavía hay espacio para que más empresas se sumen a este proyecto social.

¿Y SI PASAMOS DE REUNIRNOS A UNIRNOS?

Como nos explica Patricia Rández, técnico del Programa Reto Social Empresarial: “Buscábamos la implicación de las empresas en el trabajo que hacemos. El objetivo último del trabajo con las personas es que se inserten, pero lo que queríamos era que nos ayudaran a mejorar la empleabilidad de las personas a través de distintas colaboraciones”. Así, empresas socias de Aedipe entrenan con las personas participantes entrevistas de trabajo, imparten charlas sobre su empresa o sector (competencias, habilidades, tendencias de su sector, etc.)

Es fundamental la colaboración de las empresas para la formación que organiza Cruz Roja.

Y asegura Rández que es fundamental esta colaboración con las empresas: “Te cuento un caso que nos ha ocurrido. Hay mucha gente que quiere trabajar de camarera de piso en los hoteles y montamos formación para ello. Antes, me dediqué a visitar hoteles y descubrí que a ellos no les importaba la forma de hacer la cama o cómo limpiar, que a priori parecía lo lógico; me dijeron que cada hotel tiene su forma de hacer una cama y que se la enseñan a los trabajadores. Para ellos, lo más importante es cómo las camareras de piso se comportan y se dirigen al cliente cuando se lo encuentran en el pasillo, cuando les hacen alguna pregunta o cuando entran a su habitación”. Sin duda, la información de las empresas es útil para la formación que hace Cruz Roja.Cruz-Roja-Reto-Social-Empresarial-2

Hay también otra realidad con la que se encuentran y es que un 75-80% de las personas que acuden a Cruz Roja son mujeres, “por ello, una de las cosas que más estamos trabajando es el, empoderamiento, la conciliación… Y se ha contactado con Amedna para colaborar también con ellas en este sentido”.

PAMPLONA Y ALREDEDORES

El núcleo de población está en Pamplona y alrededores cercanos, por lo que la formación y acuerdos se concentran más ahí. Pero nos recuerda Rández que también trabajamos con empresas locales, porque Cruz Roja tiene personal técnico en distintas localidades como Sangüesa, Tafalla, Estella, Lodosa, Tudela, Azagra, Cascante… Y en todos los puntos utilizamos la misma metodología en lo que trabajamos con las empresas”.

Un 75-80% de las personas que acuden a Cruz Roja son mujeres.

Además, cuentan con perfiles profesionales de todo tipo, “antes no teníamos personas con cualificación tan alta, pero con todo el tema del refugio, ha entrado mucha gente de formación universitaria y les ayudamos en las convalidaciones, porque la formación no es igual y, dependiendo de los países, hay que dar más pasos. Lo que hacemos es dar valor a ese trabajo y experiencia que traen las personas de fuera y que aportan a nuestro mercado laboral”.

¿QUÉ EMPRESAS PUEDEN COLABORAR?

¿Grandes, medianas, pequeñas? ¿De sectores o lugares concretos? No le des más vueltas, cualquier empresa puede ayudar. ¿Y cómo? “Además de intermediación, pueden colaborar ayudándonos en temas de formación, en colaborar en procesos de selección, en acoger prácticas formativas, en difundir nuestras acciones, hay empresas que incluso nos hacen donaciones económicas o financian acciones formativas”, toda buena voluntad tiene cabida.

Hasta ahora, 922 empresas han colaborado en 1.680 acciones.

Y, ¿qué tienen que hacer las empresas que quieran colaborar con Cruz Roja en el Reto Social Empresarial? “Es muy sencillo”, señala Patricia Rández, “que se pongan en contacto con nosotras, les hacemos una visita y encontraremos la forma de colaborar. También intentamos ver cuáles son sus necesidades y, en algunos casos, les ayudamos, porque no solo las empresas dan, también nosotros les ofrecemos asesoramiento. Hay empresas pequeñas a las que también ayudamos en los procesos de selección, a definir las competencias, en temas de conciliación, de igualdad, de ayudas…”.

HISTORIA DEL PLAN DE EMPLEOHotel-Servicio-Trabajo-Cama

El Plan de Empleo en Navarra de Cruz Roja comenzó en el año 2001 con un proyecto pequeño, Interlabora, que atendía a población inmigrante y que, “poco a poco, fue creciendo según las necesidades de la población: jóvenes, mujeres en dificultad, etc.”. Se fueron realizando colaboraciones con el Servicio Navarro de Empleo (SNE) o con Incorpora de CaixaBank, entre otras entidades (como Fondos Europeos).

Pero entonces llegó el año 2008, la crisis, y “fue la hecatombe”, recuerda la técnico del Programa Reto Social Empresarial: “Era agosto de 2008 y empezó a entrar gente sin parar, ya no solo personas inmigrantes. Venía gente que había tenido trabajos muy estables hasta entonces, situaciones muy complicadas a las que hubo que dar respuesta y, por primera vez en su historia, Cruz Roja lanzó un llamamiento a nivel nacional para recaudar fondos ante semejante emergencia”.

Y volviendo a los programas de empleo, todos los proyectos que se han puesto en marcha en Cruz Roja han sido de itinerarios, en los que se trabaja con las personas. Sin embargo, en 2016 “decidimos dar una entidad al trabajo con las empresas y creamos el ‘Reto Social Empresarial’, donde quisimos que las empresas fueran aliadas del trabajo que nosotros hacíamos con las personas”. A partir de ahí, se empezaron a hacer alianzas que han desembocado en este Reto Social Empresarial al que todas las compañías están invitadas a participar: “Hay algunas que creen que no pueden aportar, pero se equivocan, todas nos pueden ayudar, hace falta que quieran y que nos contacten, luego nosotros encontramos el camino”.

Para acceder a más noticias relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa… LEER AQUÍ.


To Top