martes, 17 septiembre 2019

Cerca de 40 delegados buscan alumnos extranjeros para la Universidad de Navarra

Este año, la entidad también cuenta con representantes en Sudáfrica, Libia y California. El 25 % de los estudiantes son internacionales. Y el objetivo es llegar al 30 %.

Redacción
Pamplona - 6 septiembre, 2019

Un grupo de alumnos ante la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.

Más de 8.500 alumnos comenzaron el lunes el curso en la Universidad de Navarra, cuyo acto de apertura oficial tiene lugar hoy. De ellos, alrededor de 2.100 son de primer año, entre los que figuran unos 600 procedentes de otros países. “Son unos números todavía provisionales porque la matrícula sigue abierta”, indica Tomás Gómez-Acebo, vicerrector de Alumnos del centro.

Los alumnos extranjeros proceden de 55 países, entre los que destacan Ecuador, con 85 estudiantes; Estados Unidos, con 60; y Venezuela, 34. Son cifras que aún pueden incrementarse algo porque aunque los alumnos extranjeros hayan iniciado sus estudios, la formalización de la matrícula puede demorarse algunos días, precisan a este medio desde el Departamento de Admisión.

Los nuevos alumnos internacionales de la Universidad, durante la jornada de bienvenida. (Foto: cedida)

A los 600 nuevos estudiantes internacionales de grado hay que sumar otros 345 de intercambio, que proceden en su mayoría de Francia, Italia y Canadá. Durante el curso pasado fueron 3.378 los estudiantes extranjeros que acogió la Universidad de Navarra, el 25,5 % del total, un porcentaje que se mantendrá en el curso que ahora se inicia.

EL PAPEL DE LOS DELEGADOS

En la captación del alumnado internacional juegan un importante papel los casi 40 delegados a través de los que la Universidad de Navarra se promociona en el extranjero. En algunos de ellos, como Ecuador y Colombia, cuenta con dos; con tres en México y Estados Unidos, donde tiene representantes en Miami, Washington, Texas y, recientemente, California. También está presente en numerosas naciones europeas e incluso en India, Emiratos Árabes Unidos, Filipinas o Hong Kong. Este año se suman Sudáfrica, Libia y California.

Los delegados trabajan en toda Latinoamérica, Estados Unidos, Europa, India, Emiratos Árabes Unidos, Filipinas, Hong Kong, Sudáfrica o Libia, entre otros países.

Alberto Fernández Bartolomé, subdirector de Promoción del Servicio de Admisión, explica que la universidad tiene delegados desde hace unos 15 años, “aunque fue hace 8, con la llegada de Alfonso Sánchez-Tabernero al Rectorado, cuando se decidió profesionalizar a estas personas que se dedican a contar lo que hace académicamente la Universidad de Navarra”. Este curso oferta 38 grados, 14 dobles grados, 13 grados bilingües, 43 másteres y 20 programas de doctorado. Los primeros delegados, “por el contexto cultural, y por el histórico de antiguos alumnos, fueron los de los países latinoamericanos, Centroamérica sobre todo y Ecuador”. A partir de ahí fue ampliándose la red.

En su mayoría son egresados que han vuelto a sus países de origen. Y los que no lo son también están vinculados, de una u otra forma, con el centro. Alberto Fernández indica que realizan “una labor comercial”, para lo que visitan colegios en los que dan a conocer la universidad a futuros estudiantes de grado, atienden a las familias y también forman parte del proceso de selección: “Todos los alumnos internacionales deben pasar una entrevista con el delegado de su zona”. Con los aspirantes a másteres, el proceso es similar.

Fernández precisa que otras universidades también tienen delegados, pero los representantes de la Universidad de Navarra se diferencian de todos ellos. “Prestamos una atención personalizada y al detalle. Asesoramos a las familias cuando el alumno no tiene claro qué quiere estudiar, otros porque necesitan gestionar una beca o tienen dudas sobre el alojamiento… Tienen unos ingresos por su trabajo, pero no se trata de vendedores puros, como sí lo son otros que incluso son representantes de varios centros a la vez. Los nuestros solo son delegados de la Universidad de Navarra –insiste el subdirector de Promoción del Servicio de Admisión- y, al ser la mayoría antiguos alumnos, transmiten su experiencia de haber estudiado aquí o en San Sebastián. Eso es muy importante. Además, da mucha tranquilidad a las familias el hecho de que sean originarios del país en el que han vuelto a vivir”, detalla.   

Alberto Fernández: “Aunque miremos hacia afuera, al final estamos en Pamplona. La universidad es de Navarra, y ese tiene que ser nuestro primer foco de trabajo”:

LA PROPORCIÓN IDEAL

En cuanto a los porcentajes de alumnado según su procedencia, la universidad se acerca a los números que se había propuesto, señala Alberto Fernández. “En nuestro plan estratégico Horizonte 2020, se establecía como objetivo llegar al 25 % de estudiantes internacionales. Eso se consiguió ya el año pasado y este curso vamos a estar rozando en el grado el 28 %. Un escenario en el que la Universidad podría moverse con comodidad sería contar con un 35 % de alumnos navarros, un 35 % del resto de España y el 30 % internacionales. Y punto arriba punto abajo, es ahí donde estamos”.

La universidad arranca el curso con 674 nuevos alumnos navarros, un 17 % más que el año pasado. ¿A qué se debe este notable aumento? “Aunque miremos hacia afuera, al final estamos en Pamplona, la universidad es de Navarra y ese tiene que ser nuestro primer foco de trabajo”, apunta Fernández. Además, reitera que su estrategia es la de “atender de una manera muy cercana a las familias y, por supuesto, a los colegios, ayudando a la formación del alumnado durante el bachillerato con todo lo que puede aportar la universidad. Eso, poco a poco, ha ido dando sus frutos, y también influye la consolidación de los grados no tradicionales que hemos sumado a la oferta académica y que están funcionando muy bien”.

Añade que también cuentan otros factores como “el boca a oreja”, la divulgación de informes que demuestran el alto grado de empleabilidad de los egresados del centro, la excelencia académica, la buena preparación del profesorado “y la constante evolución de la universidad” para responder a las innovaciones tecnológicas y las necesidades del mercado laboral: “La economía, o el Derecho, no es hoy el mismo que el de hace 20 años”, resume.

El objetivo del centro para este curso es superar los 13.000 alumnos entre grado, programas máster, doctorado y títulos propios. Pero en cualquier caso, “la apuesta de la Universidad de Navarra es crecer más en calidad que en cantidad”, según Tomás Gómez-Acebo, “para consolidar los parámetros que este curso nos han llevado a ocupar el tercer puesto en el ranking Times Higher Education (THE), como la tercera universidad de Europa en docencia, por detrás de los campus de Oxford y Cambridge”. 

La destacada posición en el ranking THE también fue recordada por la vicerrectora de Relaciones Internacionales, Pilar Lostao, durante el acto de bienvenida a los nuevos alumnos internacionales, celebrado la semana pasada: “Nuestro principal objetivo es que vuestra estancia aquí se convierta en la mejor experiencia educativa y personal”.

Lea, entrando en este enlace, nuestra entrevista de hoy al rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero.


To Top