domingo, 21 abril 2019

Volkswagen Navarra logra un beneficio de 65,6 M€ en 2018

Volkswagen Navarra logra así ganar un 17% más que en 2017 y tras las inversiones de 105,1 M€, de los que 66,1 se han dedicado a la preparación de la fábrica para la producción del nuevo T-Cross.

Redacción
Pamplona - 27 marzo, 2019

Jose Arreche Artajo (director de Ingeniería de Planificación), Miguel Ángel Grijalba Blanco (director de Producción), Kerstin Scholz (directora de Recursos Humanos), Ingo Neubert (director de Finanzas), Emilio Sáenz Grijalba (presidente de Volkswagen Navarra), Alfredo Morales Vidarte (presidente del Comité de Empresa de Volkswagen Navarra), Ramón Bultó López (director de Área Técnica), Alfonso Eslava Recalde (director de Logística) y Michael Pfaff (director de Calidad).

Jose Arreche Artajo (director de Ingeniería de Planificación), Miguel Ángel Grijalba Blanco (director de Producción), Kerstin Scholz (directora de Recursos Humanos), Ingo Neubert (director de Finanzas), Emilio Sáenz Grijalba (presidente de Volkswagen Navarra), Alfredo Morales Vidarte (presidente del Comité de Empresa de Volkswagen Navarra), Ramón Bultó López (director de Área Técnica), Alfonso Eslava Recalde (director de Logística) y Michael Pfaff (director de Calidad).

La factoría de Landaben del Grupo Volkswagen logró un beneficio después de impuestos de 65,6 millones de euros en 2018, un 17% más que en 2017. Las ventas totales ascendieron a 3.211 millones de euros, el 94% procedente de la venta de coches y el 6% restante de la venta de carrocerías, componentes y recambios. El resultado de explotación alcanzó los 88,8 millones de euros.

Se fabricaron 272.272 coches en VW Navarra durante el año 2018.

En el lado de las inversiones, se alcanzaron en 2018 los 105,1 millones de euros. De esta cifra, 66,1 millones fueron destinados a la preparación de la fábrica para la producción del nuevo Volkswagen T-Cross, cuya producción en serie comenzó el pasado mes de diciembre, mientras que las labores directamente relacionadas con el Volkswagen Polo supusieron una inversión de 17,1 millones de euros. Por último, el resto de las actuaciones realizadas en la fábrica sumaron una inversión de 21,9 millones de euros.

BUEN ENTENDIMIENTO Y ACUERDOS

Ingo Neubert, director de Finanzas de Volkswagen Navarra, explica que “para toda la industria automovilística, 2018 fue un año marcado por las tensiones derivadas del nuevo ciclo de homologación WLTP y Volkswagen Navarra no fue ajena a esta circunstancia“. Sin embargo, añade Neubert, “el resultado mejoró el de 2017, en gran medida como consecuencia de haber podido volver a un volumen no penalizado por un lanzamiento como el del nuevo Polo en 2017. El Acuerdo del Segundo Modelo ha traído a la fábrica de Pamplona el T-Cross, un modelo muy rentable que va a asegurar la ocupación de la planta. El preacuerdo del IX Convenio Colectivo reconoce el esfuerzo de la plantilla y con una subida por encima del IPC se ha llegado así al máximo de lo que la fábrica podía ofrecer para poder participar en los planes futuros de la marca y no poner en peligro la competitividad de Volkswagen Navarra”.

PRODUCCIÓN Y EXPORTACIONES

El año 2018 concluyó para Volkswagen Navarra con la fabricación de 272.272 coches (un 11,5% más que en 2017) y con una plantilla, a 31 de diciembre, de 4.764 trabajadores. El 90% de la producción fue destinada a la exportación, con un 10% de la fabricación dedicada al mercado nacional.

Se exporta el 90% de la producción de Landaben.

Entre las exportaciones, Alemania fue el primer destino del Volkswagen Polo fabricado en Pamplona, con un 22,2% de la producción, seguido de Italia, con un 15,2%, y Francia, con un 14,5%. En cuarta posición se situaron los Países Bajos, con un 4,8%, y en quinto lugar, Turquía, con un 3,6%.

Para acceder a más información relacionada con la Industria en Navarra… LEER AQUÍ.


To Top