sábado, 21 octubre 2017

BRC AENORLa seguridad alimentaria es un tema que preocupa a autoridades regulatorias, industria alimentaria y consumidores. Episodios como el hallazgo de ADN de caballo en carne picada etiquetada como de vacuno, recuerdan la importancia de reforzar los aspectos seguridad alimentaria. Protocolos como el de la Distribución Europea BRC, cuya nueva versión entrará en vigor el próximo 1 de julio, contribuyen a mejorar dicha seguridad y a abrir mercados a las empresas navarras del sector agroalimentario. El nuevo referencial incluirá nuevos requisitos.

En España, la industria agroalimentaria contribuye aproximadamente con un 18% al PIB y en los últimos años la actividad de exportación ha sido un elemento clave de este sector. En este sentido, los hábitos de consumo en los países europeos han cambiado de una forma notable y los lineales de las cadenas de supermercados han tenido una importante evolución de los productos con Marca de Fabricante (MDF) a los productos con MDD (Marca de Distribuidor). Reino Unido es un claro ejemplo y se sitúa como el país de la Unión Europea con mayor cuota de MDD en el lineal, superando el 50%de las ventas.

Desde su primera publicación en 1998 por parte de la representación británica de la distribución, el British Retailer Consortium (BRC), el Protocolo de Seguridad Alimentaria BRC se ha convertido en una herramienta clave para la evaluación de los proveedores de las cadenas de supermercados británicas, existiendo actualmente cerca de 18.000 certificados en el ámbito mundial.

En Navarra, AENOR tiene vigentes una treintena de certificados que acreditan la seguridad alimentaria de las organizaciones, incluido el protocolo BRC. Estos reconocimientos facilitan la exportación de productos a nuevos mercados.

Se trata de una certificación que abre mercados a las empresas navarras del sector agroalimentario, ya que es un requisito obligatorio de la gran distribución europea a aquellos que quieran convertirse en proveedores de MDD. En Navarra, AENOR tiene vigentes una treintena de certificados que acreditan la seguridad alimentaria, incluido el protocolo BRC.

CAMBIOS PRINCIPALES

Este protocolo es un esquema de calidad y seguridad alimentaria que aplica fundamentalmente a industrias del sector que elaboran MDD, y acaba de publicar su versión 7, que entrará en vigor el próximo 1 de julio. Al igual que la anterior, contempla aspectos de Gestión de la Calidad, Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) y una serie de requisitos específicos relativos a programas de requisitos higiénicos sanitarios para las instalaciones.

AENOR explicará los principales cambios del nuevo protocolo BRC en una jornada en Pamplona el próximo 30 de abril.

Gestión del fraude, exigencias a los proveedores, gestión de excedentes alimentarios, control del etiquetado y nueva forma de calcular los grados de certificación de las empresas son algunas de las novedades que se incluyen con respecto a la versión anterior y que deben cumplir los proveedores de las cadenas de distribución europeas.

 

David Verano

Gerente de Agroalimentaria de AENOR

Archivado en:

AENOR · BRC · Calidad · David Verano · seguridad alimentaria ·

To Top