lunes, 23 octubre 2017

Belen Hevia

Pregunta (P): ¿Cuál es el análisis que realiza de la reforma fiscal: en su opinión cuáles son puntos fuertes y débiles?
Respuesta (R): La reforma se ha lanzado por parte del Gobierno de Navarra con un espíritu de redistribución de la riqueza, de hacer más progresiva y equitativa la carga fiscal reduciendo la de las rentas más bajas e incrementando la de las más altas. Sin embargo, lo cierto es que las rentas medias también van a sufrir la subida de impuestos, porque en definitiva es una reforma compleja, que afecta a muchos impuestos (IRPF, Patrimonio, Sociedades, Sucesiones y Donaciones, Hidrocarburos…) y al final todos los contribuyentes van a notarla.

(P): Ahora que están a punto de cumplirse los dos primeros meses del año, qué balance realiza de la entrada en funcionamiento de la reforma fiscal. ¿En qué lo ha notado como asesora en materia fiscal y de patrimonio?
(R): Se ha hablado mucho sobre la reforma fiscal y hay opiniones muy contradictorias: los que la promovieron y aprobaron la defienden y transmiten la idea de que el aumento de impuestos será moderado, los detractores promulgan que será una subida generalizada y que generará desigualdad frente a otros territorios limítrofes donde los impuestos son inferiores… Todo esto hace que haya mucha incertidumbre sobre cuál es el efecto real que tendrá la reforma. Con frecuencia nos preguntan “ya, pero a mí ¿cómo me afectará?” 

“Lo cierto es que las rentas medias también van a sufrir la subida de impuestos porque estamos ante una reforma compleja, que afecta a muchos impuestos y, al final, todos los contribuyentes van a notarla”

(P): ¿Cuáles son las principales preocupaciones que ha percibido por parte de empresarios y directivos sobre la reforma fiscal?
(R): El empresario quiere saber cuánto más va a pagar en impuestos, si eso le va a suponer una pérdida de competitividad frente a competidores directos asentados en otras provincias cercanas cuya carga fiscal es menor. Incluso se plantean la deslocalización porque no están dispuestos a jugar en inferioridad con respecto a sus competidores. Hay que tener en cuenta que en el Impuesto de Sociedades, además de subir el tipo de gravamen al 28 por ciento, se endurecen las condiciones para la generación de deducciones, se limita la compensación de bases imponibles negativas, se eleva la tributación mínima al 13 por cientoLas empresas perciben un claro perjuicio y temen quedar en desventaja.

(P): ¿Cómo afecta la reforma fiscal a mi tributación en especie y qué decisiones puedo tomar este año al respecto?
(R): A partir del 1 de enero de 2016 vuelven a tributar las retribuciones en especie pactadas en procesos de negociación colectiva que hasta ahora estaban libres de impuestos. De igual modo, pasa a tributar el importe del servicio de educación prestado, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, por los centros educativos a los hijos de sus empleados. También se introduce una limitación en la valoración de las retribuciones en especie satisfechas por empresas que tengan como actividad habitual la realización de las actividades que dan lugar a las mencionadas retribuciones, de modo que, si las restantes contraprestaciones del trabajo percibidas por el trabajador son inferiores a 60.000 euros, dicha valoración no pueda superar el 10 por 100 de aquellas.

Es evidente que las retribuciones en especie ya no resultan tan atractivas como antes puesto que su tributación se ha equiparado a las retribuciones salariales.

“Las empresas perciben un claro perjuicio y temen quedar en desventaja debido a la subida contemplada en el impuesto de sociedades, el endurecimiento de las condiciones para generar deducciones y las limitaciones a las compensaciones de bases imponibles contempladas en la reforma fiscal”

(P): ¿Qué medidas recomendaría a un contribuyente en materia de patrimonio?
Belen Hevia 3 Feb2016(R): En Patrimonio hay bastantes novedades incluidas en la reforma fiscal: se reduce el mínimo exento de 800.000 euros a 550.000 euros, el escudo fiscal pasa al del 75 al 65 por ciento (es decir, en el supuesto de que la suma de las cuotas del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio supere el límite del 65 por 100 de la base imponible del IRPF, la cuota íntegra del Impuesto sobre el Patrimonio se reducirá hasta en el 65 por 100, con lo cual en todo caso el sujeto pasivo tributará como mínimo por el 35 por 100 de su cuota íntegra del Impuesto sobre el Patrimonio), se modifica el tratamiento dado a los bienes y derechos afectos a actividad profesional pasando de estar exentos a constituir una deducción no del 100 por cien.

Desprenderse de parte del patrimonio vía donación a hijos, por ejemplo, puede ser una vía para reducir la carga fiscal sobre el mismo puesto que conseguiríamos una atomización del patrimonio. Hay que tener en cuenta que el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones también se ha visto modificado por la reforma y habría que estudiar en cada caso el efecto conjunto de las medidas fiscales.

(P): Siguiendo con el tema del patrimonio y a la vista de la reforma fiscal, ¿aconsejaría adquirir una nueva vivienda, por ejemplo, teniendo en cuenta que la deducción por vivivenda se mantiene en el nuevo texto o retrasaría esta decisión y por qué?
(R): La deducción por vivienda solo se mantiene en el nuevo texto en un caso determinado y es que haya sido calificada como vivienda protegida y subsista sobre ella en el momento de la adquisición una limitación del precio de venta. Además, solo tienen derecho a aplicar la deducción los contribuyentes cuyas bases no superen los 24.000 euros. Si se cumplen estas condiciones, no vería la necesidad de retrasar la decisión puesto que aplicaría el derecho a la deducción.

ESTRATEGIAS Y TOMA DE DECISIONES

(P): ¿Qué puede hacer este año un partícipe de un plan de pensiones ante la nueva normativa aprobada, en su opinión?
(R): Las aportaciones a planes de pensiones mantienen la desgravación, si bien se ha reducido el límite de aportación deducible a 5.000 euros y 7.000 euros para mayores de 50 años. Por tanto, aunque su efecto será menor, las aportaciones a planes de pensiones continúan siendo una herramienta para amortiguar la carga fiscal.

(P): ¿Cuál puede ser la mejor estrategia del contribuyente navarro ante la nueva reforma fiscal
(R): No es fácil generalizar y la estrategia de cada contribuyente navarro será distinta en función de sus circunstancias (personales, familiares, económicas…). Como guía podemos destacar las posibilidades de desgravación que todavía son aplicables:

  • Deducción por vivienda para los que compraron antes de 2013 y para los que compraron después de esa fecha una vivienda protegida, según su nivel de ingresos (en este sentido hay que apuntar que aportar a Cuentas Vivienda ya no supone ninguna ventaja fiscal).
  • Aportaciones a planes de pensiones con los límites actuales.
  • Incentivos al Mecenazgo. Donaciones a fundaciones sin ánimo de lucro, ONG, partidos políticos, sindicatos, colegios profesionales…
  • Deducciones por aportaciones a cooperativas de centros de enseñanza concertada
  • Exención por reinversión de elementos del inmovilizado material e inmaterial afectos a la actividad para el caso de Actividades empresariales en estimación directa.
  • Registro fiscal de parejas estables que equipara a dichas parejas a los cónyuges.
  • Deducción por aportaciones a fondos propios de sociedades consideradas empresas jóvenes e innovadoras.
  • Apoyo a emprendedores que estén inscritos en el Registro de Emprendedores.

“Pese a que se ha reducido el límite de la aportación deducible a planes de pensiones a 5.000 euros y a 7.000 euros para mayores de 50 años; estas aportaciones continúan siendo una herramienta para amortiguar la carga fiscal”

(P): Para concluir, un mensaje final que le gustaría transmitir para la persona que está buscando asesoramiento en todas estas cuestiones.
(R): Dada la complejidad de la reforma, yo recomendaría a las personas que necesiten asesorarse sobre este tipo de cuestiones que busquen a profesionales que, como nuestra empresa, Hevia Chávarri Asociados, demuestren una trayectoria contrastada en su actividad y ofrezcan unos servicios reconocidos por su calidad y profesionalidad.

Lo fundamental es buscar un asesoramiento cercano en el que el asesor ofrezca soluciones adaptadas a las verdaderas necesidades que plantea el cliente, ya que las situaciones personales de cada uno pueden ser muy complejas y es necesario un alto grado de conexión entre ambos para resolverlas de la mejor manera posible.

 

 

To Top