jueves, 19 octubre 2017

Personas ante una oficina del Servicio de Empleo.

Personas ante una oficina del Servicio de Empleo.

SNECCOO ha elaborado un informe sobre el recorte en las prestaciones por desempleo hasta diciembre de 2014, en España y por comunidades autónomas. Los datos reflejan que Navarra es la comunidad donde más descienden los beneficiarios de prestaciones. El número de personas protegidas se reduce en el último año el 12% en valor medio para el conjunto de España, con un valor máximo de caída del número de personas cobrando prestaciones en Navarra, donde esta cifra se reduce un 17%. En el último año en la Comunidad Foral el número de beneficiarios descendió en 5.027 personas (en 2013 cobraban prestación 29.599 y en 2014 solo 24.572 personas). A Navarra le siguen Cantabria, Madrid, el País Vasco y Castilla León, todas ellas por encima del 15% de reducción. En el extremo contrario son  Andalucía y Extremadura, además de Baleares y Ceuta, las que sufren una menor reducción en el número de beneficiarios.

Además de caer el número de beneficiarios, también se reduce la cuantía de la prestación. En el caso de Navarra, la cuantía de 2014 (905,3 euros) se reduce un 2,4% respecto a la de 2013 (927,5 euros).

En diciembre de 2014 el gasto se redujo en 389 millones de euros respecto al 2013 en el conjunto de España. En Navarra, la reducción del gasto en el último año ha sido del 20,4%. En definitiva, CCOO alerta  en una nota que “el gasto en prestaciones está bajando de forma muy preocupante mes a mes, dificultando mucho la situación de las familias que tienen a todos sus miembros en paro y dejando a un importante número de personas en una situación de exclusión social”.

COBERTURA
En diciembre de 2008, año en el que alcanzan su máximo valor en la serie, 70 de cada cien parados con protección recibía una prestación contributiva y en diciembre de 2014 son 43. Es decir, en cinco años el peso de las prestaciones de más calidad pierde el 39%, y lo contrario ocurre con las prestaciones asistenciales, que pasan del 32 % en 2008 a ser más del 58% en 2014. Según señala CCOO, la razón es que cada vez tiene más presencia el paro de muy larga duración ––más de dos años–– plazo a partir del cual se agotan las contributivas y se empieza a cobrar las asistenciales, en los casos en los que se tiene derecho.

Este cambio en la composición de las prestaciones, además de otros motivos, está detrás de la caída en el importe del gasto por beneficiario que se da desde 2009 y que tiene en 2010 y en 2014 dos escalones de enorme intensidad. En diciembre de 2008 el gasto por cada persona beneficiaria —que además de la prestación incluye las cotizaciones a la seguridad social— era de 1.033 €/mes. En diciembre de 2014 esa cifra es de 809€/mes, por lo tanto el gasto por persona se ha reducido en 225 euros mensuales, el 22% en términos nominales, que equivale al 35% en términos reales si se tiene en cuenta la variación de los precios en ese período.

To Top