lunes, 16 octubre 2017

Nicolas Lopez (izquierda) y Daniel Innerárity (derecha)

Nicolas Lopez (izquierda) y Daniel Innerárity (derecha)

Uno de los principales escollos que impiden una buena relación entre la Administración Pública y la iniciativa privada es que “el sistema está desequilibrado”, en palabras de Daniel Innerárity, Catedrático de Filosofía política y social de la Universidad del País Vasco. Según explicó este experto, el peso que tienen la parafernalia electoral, los sondeos de intención y la búsqueda continua del voto sobre quienes gobiernanes abrumador“. El sistema, ahora mismo, añadió “está pensado para ganar elecciones y no para gobernar“.

Así, en opinión de Innerárity, se han equivocado las prioridades porque la lógica electoralista “es la promesa y buscar la forma de desacreditar continuamente al adversario y eso nada tiene que ver con administrar los recursos disponibles“. Dicho círculo vicioso se agrava, además, por varios motivos que enumeró este Catedrático de Filosofía. El primero de ellos es que la sociedad se ha ido fragmentando en espacios homogéneos donde los prejuicios y el deseo de no llegar a acuerdos con los otros grupos distintos se refuerza. “Suponer las peores intenciones a los rivales erosiona el respeto que es necesario para llegar a un acuerdo“, manifestó.

Igualmente, influye la labor que llevan a cabo en el momento presente los medios de comunicación que, para el invitado, “no debieran hacer el juego a quien tiene como principal y único objetivo llamar la atención“. El resultado de todo lo anterior es una democracia donde se impone la radicalidad en defender los principios propios y del desacuerdolo que impide a la sociedad avanzar“, recordó el ponente.

Asistentes a Conectium Navarra

Asistentes a Conectium Navarra

Por ello, este estudioso planteó dos posibles soluciones para reconducir esta situación. En primer lugar, la necesidad de generar nuevos espacio de encuentro donde coincidan los partidos llamados a ostentar alguna responsabilidad de Gobierno y los que no. Con esta medida se buscaría canalizar la opinión de una parte importante de esa misma sociedad y que, también, hay que tener en cuenta.

Del mismo modo, como segundo punto, defendió la necesidad de “recuperar un equilibrio” fundamentalmente en dos aspectos: limitar y reducir el peso que las campañas y su lenguaje tienen en el momento presente sobre la gestión del día a día y; sobre todo, “economizar la opción del desacuerdo”. Porque si se usa reiteradamente “cuando realmente nos haga falta se habrá convertido en un recurso con poco peso“, indicó Innerárity, En ese sentido, terminó su intervención aseverando que “la democracia es un juego entre acuerdo y desacuerdo“.

Mesa Presidencial del evento

Mesa Presidencial del evento

Tras la intervención de Daniel Innerárity, tomó la palabra Nicolás López, director de Divisón en NASERTIC y miembro de la junta directiva de ATANA que planteó diversos ejemplos de colaboración realizados en España y Europa entre organismos públicos e iniciativa privada.

Posteriormente, los asistentes participaron en unas dinámicas de grupos encaminadas a fomentar ideas y sinergias entre los sectores público y privado que pudieran favorecer el desarrollo futuro económico y social de Navarra.

Cabe recordar, por último, que esta primera edición de Conectium, Espacio de colaboración público-privada, fue inaugurada por Javier Morrás, consejero foral de Presidencia, Justicia e Interior quien estuvo acompañado por Francisco Iribarren, en nombre de Fundación AQUAE y de Cernín Martínez, director general de Fundación MODERNA.

To Top