lunes, 23 abril 2018

El cliente, “activo principal” de la cadena logística del Puerto de Bilbao

La Autoridad Portuaria aspira a superar los 37 millones de toneladas en 2022 por lo que contempla aplicar una bajada gradual de precios, entre otras medidas de su recién aprobado Plan Estratégico.

Redacción
Bilbao - 29 diciembre, 2017

Vista aérea del Puerto de Bilbao.

Vista aérea del Puerto de Bilbao.

El Puerto de Bilbao ha dado un nuevo paso para ser más competitivo y, a su vez, hacer más eficientes a las empresas exportadoras e importadoras de su zona de influencia, incluida Navarra, dando respuesta a sus necesidades logísticas.

Su nuevo Plan Estratégico consta de 5 ejes: crecimiento y competitividad, impacto económico, beneficio social, excelencia en la gestión, y sostenibilidad.

En concreto, dicha infraestructura ya es líder destacado en tráfico de contenedores, convencional y líquidos en el Atlántico Norte, pero con estos cinco ejes aspira a superar los 37 millones de toneladas en 2022, lo que implica un crecimiento medio anual del 2,7%.

De ahí que, entre otras actuaciones, la Autoridad Portuaria contempla aplicar, gradualmente, una bajada de precios de hasta 5,6 M€ anuales en el 2022 para contribuir a la competitividad de las empresas que trabajan con el puerto. Bilbao será, por tanto, un puerto más barato y más centrado en las necesidades del cliente, que hará trajes logísticos a medida, ofreciendo un servicio a la carta.

Un nicho de mercado para captar nuevos tráficos, y Navarra no es una excepción, se encuentra en aquellas mercancías que se importan o exportan por carretera al norte de Europa y pueden ser susceptibles de aprovechar las ventajas competitivas que les ofrece el barco por precio y por tiempo de tránsito.

PUERTO BILBAO Ok

Para ello, Bilbao ofrece servicios tanto para contenedores como para camiones sean estos acompañados o no. Es líder con Europa Atlántica y el cargador cuenta, por ejemplo, con salidas diarias con Reino Unido.

Paralelamente, dispone de importantes servicios transoceánicos, especialmente con el continente americano. Estas conexiones marítimas se complementan con la agilidad en las tramitaciones, con servicios intermodales ferroviarios y con el impulso a los puertos secos y plataformas logísticas.

TUDELA

En este sentido, en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela se ha desarrollado una plataforma marítimo multimodal de 17.000 metros cuadrados, que permite a las empresas exportadoras disponer de un corredor de transporte competitivo entre Navarra y el Puerto de Bilbao.

El proyecto ha sido desarrollado por la Plataforma Marítimo Multimodal, una sociedad integrada por operadores logísticos del Puerto con operativa a nivel estatal que aportan experiencia y profesionalidad.

Con sus últimas ampliaciones, el Puerto de Bilbao ha llegado a un 83% de ocupación.

Por otro lado, se han llevado a cabo inversiones en el propio Puerto para mejorar la operativa de la terminal de contenedores. Esta terminal cuenta con 485 tomas para conexiones frigoríficas- esenciales para el tráfico agroalimentario- y una terminal ferroviaria de cuatro vías de 450 metros cada una que se está ampliando hasta los 550 metros de longitud. Además, se han automatizado las puertas de la terminal y se han aportado las soluciones telemáticas complementarias para que la operativa funcione al máximo rendimiento. 

MÁS OFERTA

Además de captar nuevos tráficos, el Puerto de Bilbao ha logrado en poco tiempo nuevas implantaciones logístico industriales.

El principal atractivo que hace que este enclave haya llegado a un 83% de ocupación radica, entre otros factores, en la disponibilidad que ha habido de superficie tras sus últimas ampliaciones, el gran número de servicios marítimos que le conectan con cerca de 900 puertos de todo el mundo y en especial con Europa Atlántica, las facilidades mostradas para la implantación de importantes industrias, y sus infraestructuras para todo tipo de tráficos entre las que destaca su terminal de contenedores, la principal de la Cornisa Cantábrica.

Descarga de bobinas de acero en un barco del puerto de Bilbao.

En 2017, han sido varias las empresas que han anunciado su apuesta por este enclave, sobre todo, las vinculadas al sector eólico offshore y onshore.

Uno de ellos es el de Gamesa eólica, que tras más de tres años asentada en los muelles del puerto, ha confirmado su compromiso con la dársela vizcaína al solicitar su traslado a otro muelle con una concesión de 74.000 metros cuadrados.

El otro es el proyecto de Haizea Wind, que en julio inició las obras de una planta de fabricación de torres eólicas para instalaciones “offshore”, que estará operativa en el primer trimestre de 2018 y permitirá crear entre 250 y 300 puestos de trabajo directos en momentos de máxima actividad.

La demanda de suelo portuario le ha llevado a la Autoridad Portuaria a emprender la construcción de un nuevo muelle, el Espigón central, que se ejecutará en dos fases. La primera fase, en construcción desde 2016, supondrá una inversión de 79 millones de euros.

Vista aérea del Puerto de Bilbao y su zona de ampliación.

La Comisión Europea aportará a este presupuesto el 20% del importe de adjudicación, en el ámbito del programa Connecting Europe Facility (CEF). En esta primera fase se ganará al mar 334.000 m2 de superficie y 1.081 metros de línea de atraque, con un calado de 21 metros. La demanda y la tendencia del mercado decidirán su uso. De nuevo, el cliente en el centro del negocio.

Para acceder a más información sobre el Puerto de Bilbao … LEER MÁS AQUÍ. 


To Top