martes, 23 mayo 2017

Gas Navarra y Bankinter
Gas Navarra y Bankinter

De izquierda a derecha: José María Gil Aizpuru, director del Negocio de Distribución de Gas en España de Gas Natural, y Alfonso Sáez Alonso-Muñumer, director general de Bankinter Consumer Finance.

 

Bankinter y Gas Navarra, compañía distribuidora de GAS NATURAL FENOSA en la Comunidad Foral, suscribieron hoy un convenio de colaboración para facilitar financiación a las comunidades de propietarios interesadas en transformar sus salas de calderas a gas natural. El convenio fue suscrito por Alfonso Sáez Alonso-Muñumer, Consejero-director general de Bankinter Consumer Finance,y José María Gil Aizpuru, director del Negocio de Distribución de Gas en España de la multinacional energética.

En virtud de este convenio, Bankinter Consumer Finance ofrecerá a las comunidades de propietarios acceso a financiación, de forma sencilla, rápida –en menos de 24 horas- y en condiciones económicamente competitivas, para acometer las obras necesarias para transformar sus salas de calderas a gas natural. La entidad ha lanzado en los últimos meses una serie de productos financieros diseñados especialmente para el mercado de Gran Consumo. Gas Natural promoverá el convenio entre sus empresas instaladoras colaboradoras, con el objetivo de que pongan la financiación de Bankinter a disposición de las comunidades que renueven su sala de calderas.

Una comunidad de vecinos que adopte el gas natural como combustible puede alcanzar un ahorro del 30% en su factura energética no eléctrica, en función del combustible sustituido. Además, el gas natural es la energía convencional menos contaminante. Sus emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero, son el 39% inferiores a las del gasóleo, y prácticamente no emite partículas ni óxidos de azufre y reduce el 40% la contaminación por óxidos de nitrógeno (NOx) frente al gasóleo. Estos tres contaminantes se encuentran entre los principales agentes que afectan a la salud humana, por lo que la implantación de calderas de gas natural contribuye a la mejora de la calidad del aire de los núcleos urbanos.

El proceso de transformación de la caldera es sencillo, ya que el gas natural es una energía de suministro continuo que no necesita depósitos de almacenamiento, como sí requiere el gasóleo, la biomasa o los gases licuados del petróleo.

To Top