lunes, 20 noviembre 2017

Innovación navarra para proteger “a miles de trabajadores” del riesgo de altura

Tesicnor crea un equipo de protección autónomo para los sectores eólico, energético y de telecomunicaciones por el que ha recibido una de las ayudas del Ejecutivo foral al fomento de la I+D en nuestra región.

Jesús Jiménez
Pamplona - 29 agosto, 2017

Imagen de un trabajador desarrollando su actividad en altura.

Imagen de un trabajador desarrollando su actividad en altura.

Responsables de Tesicnor, empresa navarra especializada en plantear soluciones en materia de prevención, informaron de que su innovadora solución llamada ‘Equipo autónomo para la elevación y el descenso de personas en trabajos verticales’, que -según dijeron- protegerá “a miles de trabajadores” del riesgo de altura, ha sido beneficiada con una de las subvenciones que concede el Ejecutivo foral al fomento de la I+D en nuestra región.

En concreto, dicha ayuda “supone un 16% del presupuesto estimado y cuenta con un plazo de ejecución de dos años“, indicó su gerente Santiago Pangua quien recordó, además, que su prototipo está pensado para promover el cuidado y la vigilancia de la salud en los sectores eólico, de telecomunicaciones y eléctrico.

Tesicnor concurrió a la convocatoria de ayudas de la mano de Zabala

PrevencionLa idea del citado “equipo” fue de Rodrigo Gómez, responsable del departamento de Ingeniería, a partir de una experiencia propia vivida en Polonia. 

Estábamos montando líneas de vida, es decir, dispositivos de seguridad anticaídas –aclaró-, y para hacerlo  había que ascender una torre de celosía de 120 metros”.

Hay que tener en cuenta que dicha estructura es “particularmente difícil ya que el último tramo hay que progresar sin escalera. Fueron 30 minutos extenuantes y pensé en el cansancio y riesgo físico al que se enfrentan miles de trabajadores”, recordó.

El resto vino, según Maite Carpio, responsable financiera de la compañía con sede en Noáin, del importante esfuerzo que han realizado en el último lustro por “mejorar las condiciones laborales y de seguridad de los operarios a partir de soluciones que no se encuentran en el mercado“.

El proyecto afronta sus últimas etapas de prototipado antes de iniciar su comercialización

Ahora se realizarán los últimos retoques en el diseño antes de pasar a la fase de ‘prototipado’ y antes de ser incluido en el catálogo comercial que maneja Tesicnor de este tipo de productos.

En todo caso, la sociedad, que concurrió con el apoyo de Zabala Innovaction Consulting, fue una de las 260 que se presentaron a esta convocatoria de ayudas a la I+D de las que fueron elegidos los proyectos de 184 compañías de nuestra región, uno de ellos el ya referido ‘Equipo autónomo para la elevación y el descenso de personas en trabajos verticales’.

 

To Top