miércoles, 18 octubre 2017

frenos-iruna2

El secretario general de CCOO de Industria de Navarra, Chechu Rodríguez, el de Acción Sindical, Ricardo Jimeno, y la técnico María Román, presentaron este martes el estudio ‘Diagnóstico del sector industrial en Navarra y propuestas de dinamización’, elaborado por el Gabinete de estudios del sindicato en colaboración con el INAFRE, en el marco del Observatorio Navarro de Empleo.

1979142-De_izq_a_der__Ricardo_Jimeno,_Maria_Roman_y_Chechu_Rodriguez_Version2

Ricardo Jimeno (Izq.), María Román y Chechu Rodríguez (dcha.)

Uno de los datos más significativos del estudio es el elevado peso del sector industrial tanto en la estructura productiva como en el empleo, que hacen de Navarra una Comunidad con un perfil industrializado. Así, en comparación con los datos estatales, el producto industrial tiene un peso del 28,1% del PIB foral frente al 16% del conjunto del estado. Y el empleo industrial representa el 26,1% frente al 13,9% del conjunto del Estado.

IMPACTO CRISIS

Y esto pese a que la crisis ha tenido una incidencia especial sobre el empleo y sobre el tejido industrial: así, la población ocupada, que ahora es de 68.800 personas, se ha reducido en 15.900 personas, es decir casi un 19% desde 2008. Y su estructura empresarial, compuesta por 2.415 empresas afiliadas a la Seguridad Social ha sufrido una merma de 599 empresas desde 2008, es decir, se ha producido el cese de actividad en casi el 20% de las empresas.

Los datos más alentadores los registran las exportaciones. Hay que decir, que casi el 86% de las exportaciones navarras realizadas hasta agosto de 2014 correspondieron al sector de materias primas, productos industriales y bienes de equipo y dentro de este, el 60% correspondió al subsector de tecnología industrial. Estos datos ponen de manifiesto el carácter netamente exportador de la industria navarra con cifras positivas en su balanza comercial o con una tasa de cobertura del 200%.

Si tenemos en cuenta –ha afirmado Chechu Rodríguez– la situación de las empresas y el impacto de la crisis, hay que decir que después de seis años desde el inicio de la crisis, casi una de cada cuatro empresas afirma que su situación es mala o muy mala y el 80% dice que la crisis le ha afectado o le está afectado mucho o bastante. Pese a ello hay que destacar que el porcentaje mayoritario (75%) corresponde a empresas cuya situación es buena, muy buena o regular, aunque pueda ser manifiestamente mejorable.

“Nos parece importante poner el foco en algunos de los problemas que se han identificado para las pequeñas empresas puesto que constituyen más del 90% del tejido industrial navarro: la falta de acceso al crédito; la necesidad de profesionalización y modernización de la pequeña empresa; la dificultad para exportar y aumentar su competitividad; y el aumento de su atomización con la reducción de sus plantillas“, ha explidado Rodríguez

2015

Por otro lado, en materia de empleo, el aspecto más significativo es que según la encuesta casi la mitad de las empresas dicen haber experimentado un descenso del empleo. Para los próximos doce meses, la previsión es que se mantenga el empleo existente según el 88% de las empresas encuestadas. Sin embargo, el dato positivo es que un 10% prevén un crecimiento de las plantillas. Este crecimiento está estimado en 5,5 empleos en cada una de ellas. El balance sería de un aumento de 1.080 empleos una vez restados los empleos que se destruirían (220).

Las propuestas de CCOO han sido desgranadas por Ricardo Jimeno, secretario de Acción Sindical. Así, CCOO propone abaratar la energía, facilitar el acceso al crédito, reinvertir los beneficios de las empresas en I+D+i, ayudas a la exportación, infraestructuras competitivas, estabilidad en las relaciones laborales, la formación y cualificación de los trabajadores y rejuvenecer las plantillas de la industria navarra, entre otras.

Archivado en:

2015 · CCOO · crisis · economía · Empleo · industria · informes económicos · Navarra ·

To Top