jueves, 19 octubre 2017

Palacio de Navarra

Un informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha situado a Navarra, La Rioja, Galicia y País Vasco como las autonomías que menos tardan en España en pagar a sus proveedores. En concreto, un proveedor de la administración navarra debe esperar 38 días para cobrar, una cifra cercana al límite de 30 que fija la Ley de Morosidad.

En los tres meses transcurridos desde la última encuesta (junio 2014) realizada por ATA los periodos medios de pago únicamente han descendido en 2 días, pasando de los 113 a los 111 días, de media. Este plazo está muy alejado de esos 30 días que establece la legislación.

Si desglosamos los tiempos de demora, se observa una ligera mejoría en relación a los resultados presentados el pasado mes de junio: el 37% de los autónomos encuestados afirma cobrar sus facturas en menos de 90 días, porcentaje superior el 35,8% de junio y al 33,7% del pasado mes de febrero. Únicamente el 11,7% de los autónomos tarda más de seis meses en cobrar las facturas emitidas a la Administración, reduciéndose este porcentaje del 12,2% obtenido en el pasado informe, y uno de cada dos autónomos – el 51,3% – tarda en cobrar entre tres y seis meses.

SECTOR PRIVADO

La encuesta realizada desde el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA recoge también los plazos de pago a autónomos de la empresa privada, haciendo una diferenciación según el tamaño de la empresa.

En el caso de las facturas que emiten los autónomos a empresas privadas el periodo de cobro ha descendido ligeramente de los 82 a 81 días, estando dicho plazo también alejado de los 60 días que establece, como máximo, la Ley de Morosidad.

Cabe destacar, además, que las empresas de más de 1.000 trabajadores, que a priori puede parecer que son las que más capacidad tienen parar hacer frente a sus facturas con proveedores, continúan siendo las que más tardan en pagar, demorándose en más de cuatro meses (126 días) en hacer frente a las facturas que tienen con sus proveedores autónomos.

Como en meses anteriores, cuanto menor es el tamaño de la empresa, menos tardan en pagar las facturas a sus proveedores. Así, las empresas que tienen entre 250 y 1.000 trabajadores pagan en 115 días de media. Si descendemos a las empresas que cuentan con entre 50 y 250 empleados, los plazos medios de pago descienden hasta los 69 días y hasta los 63 en el caso de las que tienen entre 9 y 50 trabajadores.

En cuanto a las transacciones entre los propios autónomos y con empresas de menos de 10 trabajadores continúan siendo los únicos sectores que cumplen con lo que establece la Ley: las transacciones entre los autónomos se sitúan en 55 días y en 58 en el caso de las empresas que cuentan con entre uno y nueve trabajadores a su cargo.

 

Archivado en:

ATA · Autónomos · cobro · morosidad ·

To Top