viernes, 20 octubre 2017

uxue-barkos-mesa

Los presupuestos ya están en la mesa y ahora el documento será enviado para su estudio e informe a la Comisión de Régimen Foral y al Consejo Económico y Social, antes de ser aprobado definitivamente como proyecto de ley foral y remitido al Parlamento de Navarra para su debate y aprobación. Lo que se desprende de él es que, responde a las “prioridades, necesidades y urgencias” de la Comunidad Foral, según ha señalado la presidenta Uxue Barkos en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, y la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo.

A modo de resumen, Uxue Barkos ha presentado de este modo el proyecto de presupuestos en el que han trabajado las distintas formaciones políticas que forman el Gobierno de Navarra.

[vimeo 145981603 w=500 h=375]

Con un cuatro por ciento más de presupuesto y con un techo de gasto no financiero de 3.500 millones de euros, el anteproyecto presenta una apuesta decidida por garantizar los derechos sociales, especialmente los de los colectivos más desfavorecidos. Para ello, se dedicarán 36,37 millones de euros más que lo previsto por el anterior Ejecutivo. La financiación de la Renta de Inclusión Social y otras ayudas extraordinarias, con un incremento del 63,2%, hasta alcanzar los 58,5 millones de euros, constituye el principal destino de los fondos.

CARGAS FISCALES PARA LAS EMPRESAS

La subida del techo de gasto tiene “como eje fundamental el ingreso tributario para 2016”, según Barkos y Aranburu, quienes han defendido la reforma fiscal que está detrás de estas previsiones de ingresos. Han cifrado en 44 millones los ingresos tributarios previstos por la reforma.

Según manifestó ya la pasada semana el Comité Ejecutivo de CEN: “El conjunto de medidas propuestas en el mencionado anteproyecto afectará de forma muy negativa a nuestros ciudadanos y empresas, lo que repercutirá indefectiblemente en la economía navarra, perjudicando su crecimiento precisamente en un momento en el que se inicia una débil recuperación”.

MÁS BENEFICIADOS LOS MENOS DESFAVORECIDOS

La lucha contra la pobreza se refleja también en las nuevas ayudas para emergencia social (2 m.), el refuerzo (+21,6%) del empleo social protegido, en el que se invertirán 6 millones, y la mejora de los recursos de atención primaria en servicios sociales, a los que se dotará de un 8,7% más de presupuesto (13,7 millones). Otras novedades en este ámbito son el incremento de las ayudas al alquiler de vivienda pública (un 14% hasta los 13 m€), la rehabilitación de viviendas públicas para familias desahuciadas y el aumento de las subvenciones de cooperación al desarrollo a las que se destinan 4,3 millones.

Finalmente, destacan por su cuantía económica la extensión de las prestaciones a las personas con dependencia moderada (3.000 navarros), lo que tendrá un costo de 4,5 millones y, finalmente, la mejora de los programas de protección a la infancia y la adolescencia (+2,3 millones).

Se completa esto con la puesta en marcha del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y Evaluación de Políticas Sociales y la remodelación del modelo de gestión del Servicio Navarro de Empleo para prestar mayor atención a los centros especiales de empleo y de reinserción sociolaboral, al empleo juvenil, a las pymes y autónomos y a la igualdad entre hombres y mujeres, frente a los convenios con entidades colaboradoras.

INNOVACIÓN Y EMPLEO

Crear empleo de calidad, a través del apoyo a la actividad económica y de un desarrollo equilibrado de todo el territorio, es el principal objetivo del Departamento de Desarrollo Económico. En este ámbito, destaca por su importancia económica -28 millones de euros- el apoyo a la actividad económica como generadora de empleo. Las ayudas a la inversión industrial constituyen la principal partida (24,5 millones) y junto a ellas cabe citar la dotación de 1 millón de euros para el plan de reindustrialización en las zonas de mayor desempleo.

La atención a la innovación se concreta en un aumento de las ayudas a la I+D+i hasta alcanzar los 8,2 millones, en el impulso a la internacionalización de las empresas navarras (700.000 euros) y en el apoyo a los centros tecnológicos (8 millones). Se mantienen, además, las ayudas al emprendimiento y a la cooperación empresarial, y se reforzará el apoyo al sector turístico y comercial.

El capítulo 1 de gasto de personal aumenta respecto a 2015 en un 6,04%, los gastos corrientes un 3,88%, las transferencias corrientes un 4,98% y las inversiones reales un 13,59%.

Archivado en:

presupuestos 2016 · Uxue Barkos ·

To Top