ACR geolocalizará sus obras gracias al 5G

lunes, 10 agosto 2020

ACR geolocalizará sus obras gracias al 5G

Ubicar con gran precisión a cada persona que se encuentra trabajando en una obra así como permitir el acceso a determinadas zonas según su desempeño. Con el objetivo de prevenir y reducir los accidentes laborales en el sector así como mejorar los procesos de ejecución de sus obras, la constructora ACR lidera junto con la Universidad de Málaga un Proyecto de Transferencia Tecnológica para investigar las oportunidades que aporta la tecnología de telecomunicaciones 5G a su actividad.

Cristina Catalán
Pamplona - 23 julio, 2020

Una de las utilidades que ofrece el 5G es la de la geolocalización de los trabajadores en tiempo real en las obras.

“No es lo mismo que un trabajador esté en el sótano de una obra que en la quinta planta. Un GPS geolocaliza muy bien pero no puede precisar por ejemplo, ese detalle de forma fiable. Sin embargo, la tecnología 5G aporta la ubicación exacta, muy importante para temas de seguridad y salud laboral”, explica Jesús Alonso, director de I+D+i de ACR.

Aplicar las nuevas tecnologías y las bondades del 5G a la construcción para disminuir los riesgos laborales es el principal objetivo del proyecto en el que se halla inmersa Construcciones ACR. Con 50 años de experiencia, ha desarrollado casi 30.000 viviendas, 5.000 de ellas en los últimos cinco años, y numerosos proyectos no residenciales, como oficinas, edificios industriales, hoteleros o sanitarios. 

La siniestralidad laboral es una de las grandes preocupaciones para el sector de la construcción que ve en las nuevas tecnologías las grandes aliadas. “La seguridad y la salud en nuestras obras es una prioridad absoluta para ACR. Gracias a ello cerramos 2019 con un índice de siniestralidad del 28%, por debajo de la media del sector, situada en el 66,1%, aunque no dejamos de avanzar en la prevención y búsqueda de nuevas fórmulas para evitar los accidentes, también de la mano de la innovación y la tecnología”, indica Jesús Alonso, director de I+D+i de ACR.

Jesús Alonso, director de I+D+i de ACR.

Jesús Alonso, director de I+D+i de ACR.

GEOLOCALIZACIÓN PRECISA

ACR lidera actualmente junto con la Universidad de Málaga un Proyecto de Transferencia Tecnológica para investigar las oportunidades que aporta la tecnología de telecomunicaciones 5G a su actividad. El objetivo de este proyecto TEDES-5G: Técnicas 5G para una Edificación Eficiente y Segura” es buscar cómo aplicar esta tecnología en la construcción, cuyas bases ya están desarrolladas. 

En concreto, una de esas utilidades que ofrece el 5G es la de la geolocalización de los trabajadores en tiempo real en las obras, con unos niveles de precisión muy altos, algo que se prevé desarrollar en una primera fase con el objetivo principal de mejorar la seguridad y reducir riesgos laborales, y que también permitirá optimizar el control de accesos de personas y vehículos a las obras.

“Se espera que la tecnología aporte una precisión centimétrica en la geolocalización en obra”.

La tecnología móvil 5G aumentará la velocidad de conexión, reducirá al mínimo la latencia y multiplicará exponencialmente el número de dispositivos conectados. Gracias a ello, según explica Alonso, en futuras fases de desarrollo, se podrá plantear la gestión online de redes de vehículos autónomos, robots industriales, redes de sensores monitorizando en tiempo real o la domótica de las viviendas, entre otros aspectos. Para alcanzar estos objetivos, “se espera que la tecnología aporte una precisión centimétrica en la geolocalización en obra y una latencia baja, así como la capacidad de ubicar en las tres coordenadas del espacio X, Y, Z y que el trabajador y la máquina equipe un elemento conectado, simple y económico, con el mínimo mantenimiento posible”.

Esa capacidad de ubicación precisa ayudará a acotar el tema de prevención de riesgos laborales para conocer qué personas están trabajando en zonas de riesgo y tomar las medidas oportunas para evitarlo. También les ayudará a controlar accesos y capacitación de las personas. “En las obras hay diferentes personas con diferentes capacitaciones para realizar distintas actividades. Hay zonas en las que se requieren unos determinados permisos de accesos porque son más peligrosas, porque se
interacciona con maquinaria, etc… Esta tecnología nos permitirá conocer quién entra, a qué zona, si tiene permiso para acceder a esa área, qué maquinaria se encuentra cerca, etc.”,
añade.

Probablemente, señala, el proyecto culmine con una aplicación o APP que sustente dicha tecnología, “pero de momento, el principal objetivo, es aprovechar alguna de las ventajas que nos ofrece el 5G para que tenga alguna utilidad concreta para nosotros”, añade Alonso. 

Hay que destacar que un proyecto convencional de I+D puede conllevar entre tres y cinco años. ACR, al colaborar con la citada universidad puede acortar los plazos, por lo que prevén que el desarrollo del proyecto tenga una duración de 18 meses, “y que se pueda probar más o menos a la mitad. En el mes nueve tendremos algo desarrollado para probarlo in situ en obras. Aunque con la situación actual no me atrevo a concretar fechas”, añade el director de I+D

REALIDAD AUMENTADA Y MONITORIZACIÓN

Otras aplicaciones que estudiará el equipo de ACR es la mejora de la conexión en las obras para la utilización de herramientas de realidad aumentada o virtual basadas en BIM así como monitorización, es decir, conexión de gran cantidad de sensores en tiempo real (Big Data, IoT). “Esto tiene muchas posibilidades. Una de ellas es que mediante un dispositivo móvil tienes acceso a toda la información de la obra in situ, y además, puedes superponer todos esos elementos virtuales con la realidad aumentada. Gracias al 5G, estarías viendo digitalmente, perfectamente geolocalizados y sin latencia, todos los elementos que faltarían por construir”, añade Alonso.

“La realidad aumentada permite ver digitalmente todos los elementos que faltan por construir,lo que disminuye el margen de error”.

Con ello, se consigue sobre todo, un aumento de la calidad de la obra, disminuyendo el margen de error. Al estar todo integrado, se puede trabajar de una manera mucho más sincronizada, optimizando los plazos e identificando rápidamente cualquier cambio en la construcción. Una vez terminada la obra, estas herramientas de realidad aumentada ayudan también a optimizar el mantenimiento. “Por ejemplo, se espera que, si tenemos que abrir una canaleta en cuyo interior hay 200 cables, la propia herramienta nos pueda decir a qué corresponde cada cable, sin necesidad de etiquetarlos uno a uno”.

Una de las obras en construcción de ACR.

Una de las obras en construcción de ACR.

ADN INNOVADOR

El equipo de Innovación de ACR recuerda que sigue trabajando en esta época caracterizada por la crisis sanitaria, “con la certeza de que en nuestro sector hay grandes caminos por explorar y son grandes las oportunidades si damos paso a nuevas perspectivas y posibilidades”, explica Guillermo Jiménez Michavila, director general de Construcciones ACR. A su juicio, es en momentos como este cuando la innovación se presenta como un agente clave, que ayuda a evolucionar y a adaptarse al nuevo entorno. “Estamos ante un momento duro, pero estamos convencidos de que podemos cambiar el enfoque y convertir la situación para abordar la necesaria transformación de nuestro sector”, indica.

Algunos de los otros proyectos que está abordando en estos momentos el área de innovación de ACR son:

STEPUP es un proyecto que ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea que consiste en desarrollar tecnologías y metodologías para industrializar el proceso de rehabilitación energética de viviendas, puesto que esta es una de las líneas estratégicas de Europa. Se busca realizar procesos que mejoren en tiempo y costes la rehabilitación energética de los edificios para hacerla más atractiva a los usuarios de los edificios y se decidan a invertir en ello. 

SCOPE es un proyecto financiado por el CDTI para la creación de un sistema experto para el control de accesos en obra adherido al casco. Se han diseñado y caracterizado los diferentes dispositivos de localización que componen las distintas capas (control de accesos en obra, localización en tiempo real de las personas e identificación del número de trabajadores) que permiten abarcar las diferentes casuísticas que se dan en la obra. 

Y por último NiERBIMO, un proyecto financiado por el Gobierno Vasco que se encuentra en su fase inicial en la definición de los requisitos, herramientas y metodologías para desarrollar herramientas software basadas en modelos digitales BIM para monitorizar y optimizar instalaciones de autoconsumo compartido proporcionando a los usuarios el máximo retorno económico y posibilitando el análisis y validación de nuevas modalidades de intercambio energético, entre usuarios del edificio que contribuyan a rentabilizar la inversión.

Pionera en España en la implantación de la filosofía Lean en el sector de la construcción, ACR cuenta con cinco delegaciones en Navarra, Madrid, Castilla y León, País Vasco y Aragón en una plantilla integrada por 380 personas.

Entra aquí para leer más sobre construcción.


To Top