viernes, 1 julio 2022

ADEFAN reclama una Administración “más optimizada, eficaz y pegada a la realidad”

La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra celebró este martes su Asamblea General Extraordinaria. Un encuentro en el que demandó de las autoridades forales y españolas un entorno "que facilite la creación y el crecimiento de los negocios y la transmisión del conocimiento". "Aprovechemos el momento para competir mejorando nuestra capacidad de atracción y generación de valor", resaltó su vicepresidente, Iñaki Ecay. Además, Juan Carlos Unzué impartió una emotiva ponencia en la que, bajo el título 'Vivir con el viento en contra', puso de manifiesto cómo la ELA le ha llevado a dar la mejor versión de sí mismo.

Jesús Jiménez | Cristina Mogna
Pamplona - 26 abril, 2022

Parte de la junta directiva de ADEFAN, junto a Juan Carlos Unzué y los patrocinadores y colaboradores. (Fotos: Víctor Ruiz)

Las empresas familiares de Navarra quieren que las administraciones y los partidos políticos “sean conscientes” de la aportación que realizan a la generación de tejido económico y social. Así lo expresó la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) en la Asamblea General Extraordinaria que celebró este martes en el Hotel Tres Reyes de Pamplona.

En la cita, patrocinada por Banco Santander y en la que colaboró la consultora KPMG, los responsables de ADEFAN exigieron una administración “más optimizada, eficaz y más pegada a la realidad”. Además, reclamaron de las autoridades forales y españolas un entorno “que facilite la creación y el crecimiento de los negocios y la transmisión del conocimiento”. “Aprovechemos el momento para competir mejorando nuestra capacidad de atracción y generación de valor”, pidió su vicepresidente, Iñaki Ecay, quien intervino en nombre de Francisco Esparza, presidente de ADEFAN, ausente por un compromiso ineludible.

“Se nos acusa a las empresas de no querer pagar impuestos, pero la realidad es que nuestro mensaje no es ese. Queremos pagar los impuestos necesarios para sostener una sociedad justa, pero estamos en nuestro derecho de aspirar a una sociedad que nos facilite la creación de negocio y la transmisión de conocimiento y de crecimiento”, defendió.

ADEFAN aglutina a 166 compañías que, en su conjunto, facturan más de 2.800 millones.

ADEFAN aglutina a 166 compañías que, en su conjunto, facturan más de 2.800 millones.

En esta línea, Ecay se refirió al escenario económico al que se enfrentan los empresarios familiares, “que han interiorizado la convulsión continua y la incertidumbre“. A su juicio, “no hay formación reglada que permita prepararse para tomar decisiones de manera rápida, dura, y muchas veces con la fragilidad que aportan los datos cambiantes que nos rodean”. En ese sentido, destacó que pese a las actuales dificultades, ADEFAN aglutina a 166 compañías que, en su conjunto, facturan más de 2.800 millones de euros, representan el 13 % del PIB regional y generan 14.000 empleos directos.

A la vista de estos datos, Ecay estimó que las Administraciones públicas y los partidos políticos “deben ser conscientes de la realidad de las empresas familiares y valorar su aportación a la sociedad a través de la generación de tejido económico y social”. Por ello, desde ADEFAN apostaron por un futuro que pase “por la educación, la protección social de quien lo necesite y una cultura del esfuerzo y el trabajo que permita hacer progresar a la sociedad”.

LA PONENCIA DE UNZUÉ

Finalizada su intervención, el vicepresidente de ADEFAN dio paso al exfutbolista y entrenador Juan Carlos Unzué, quien en 2019 fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Bajo el título de ‘Vivir con el viento en contra’, la conferencia abordó cómo el exjugador de Osasuna hace frente a una enfermedad neurodegenerativa, sin cura ni tratamiento, que le obliga a concebir la vida de una manera diferente.

“Curiosamente, vivir en contra es lo que me ha hecho más capaz, me ha dado la posibilidad de dar mi mejor nivel, de revolverme, de pelear y no entregarme”, confesó. Ninguno de estos verbos de acción, sin embargo, le ayudó tanto como “aceptar” su realidad. “Estoy seguro de que por haber aceptado mi enfermedad desde el primer día he podido vivir de manera más lúcida”, agregó.

Junto a esa actitud, el exguardameta remarcó la importancia de “tener la humildad de pedir ayuda”. Y, de hecho, uno de los colectivos por los que Unzué se ha sentido especialmente apoyado tras recibir su diagnóstico ha sido el integrado por sus “compañeros de enfermedad”. Algunos de los cuales, en la actualidad, “se comunican a través de una pantalla y se alimentan mediante una sonda”. Con tan solo “una sonrisa”, lo que le han transmitido hasta ahora es que “la vida merece la pena vivirse y disfrutarla, a pesar de todas las dificultades”.

Juan Carlos Unzué: “Vivir en contra es lo que me ha hecho más capaz, me ha dado la posibilidad de dar mi mejor nivel, de revolverme, de pelear y no entregarme”.

Desde que salió de la consulta médica en la que le confirmaron el diagnóstico, Unzué cree que se ha transformado en un hombre “más paciente y más reflexivo”. Todo eso lo ha conseguido sin poder recurrir a su tradicional receta para mejorar su estado de ánimo -el deporte-, pero acompañado en todo momento por el cariño de su familia.

“Lo que la enfermedad me ha dado es la posibilidad de comprobar cómo estábamos de unidos”. A partir de esa confesión, dio paso a la que quizá fue su interpelación más importante durante la jornada: “Sentirse arropado ayuda mucho, pero no sé por qué esperamos a que lleguen este tipo de situaciones para decir a quienes nos rodean que les queremos o les respetamos”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top