martes, 16 julio 2024

Arturo del Burgo también se adentra en la novela

Hace apenas dos meses, su hermano y también abogado Ignacio lanzó su tercera novela: 'Cae la noche sobre La Habana'. Coincidiendo prácticamente en el tiempo de escritura, ahora su hermano menor, Arturo del Burgo, debuta como novelista con ‘Un lugar al que volver’, una cautivadora historia de amor en tiempos de guerra, donde una joven llamada Valeria ve caer del cielo a quien pondrá su vida del revés.


Pamplona - 22 septiembre, 2023 - 19:23

Arturo del Burgo (1979) ha publicado su primera novela, 'Un lugar al que volver'. (Foto: Víctor Ruíz)

Valeria, una joven comprometida con Carlo, un oficial bajo las órdenes de Mussolini, se ve atrapada en una encrucijada. Detestando las ideas del régimen fascista y anhelando una vida diferente, la guerra y la ocupación alemana han cambiado sus sueños por una realidad asfixiante. Esta realidad tiene poco que ver con el día a día del jurista pamplonés Arturo del Burgo (1979), autor de ‘Un lugar al que volver‘, y socio del despacho ÉCIJA, especializado en derecho de empresa.

En estos tiempos convulsos, donde lejos de dejar atrás los conflictos bélicos, la historia vuelve a repetirse a las puertas de nuestros hogares, Arturo del Burgo estrena su primera novela, ‘Un lugar al que volver’, coincidiendo con la invasión de Ucrania.

La historia se desarrolla durante la Segunda Guerra Mundial, específicamente en el año 1943, en una Italia ocupada por los nazis. Valeria Bacci, comprometida con Carlo, un oficial italiano ferviente seguidor de Mussolini, se siente atrapada en una relación que detesta. Mientras su hermano lucha en el frente, Carlo asciende en las filas del régimen, convirtiéndose en un hombre poderoso y un ferviente admirador de Mussolini. Valeria se enfrenta a la difícil decisión de poner fin a una relación que ya no le pertenece, temiendo la reacción de un hombre cuyo poder crece a pasos agigantados.

«Empecé a escribir como vía de escape. Durante el confinamiento tuvimos mucho trabajo y lo utilicé para desconectar»

La vida de Valeria da un giro inesperado cuando un avión norteamericano se estrella en los viñedos de su familia. El piloto, Robert Spencer, gravemente herido, es rescatado y ocultado de los nazis y de Carlo. Junto con él, aparece un diario que permitirá a la protagonista adentrarse en la vida de este joven soldado, cuya presencia desencadenará una serie de acontecimientos que cambiarán su mundo por completo.

«Pasó en la Segunda Guerra Mundial, pero ahora la lectura sigue siendo la misma: un puñado de personas deciden el futuro de gente como tú y yo. Y, al final, son cientos de personas quienes padecen las consecuencias. Hay Valerias en Ucrania y otras partes del mundo sometidas a desgracias que no vemos. Al fin y al cabo, una guerra arrastra a todas las personas que la padecen, independientemente de su edad, género o raza», relata el letrado.

El autor tras la pluma

La pasión por la escritura que envuelve a la familia del Burgo se remonta a su abuelo, el político, jurista y escritor Jaime del Burgo. «Mi abuelo paterno tiene una bibliografía espectacular, además de escribir libros sobre historia navarra tocó prácticamente todos los temas, e incluso escribió poesías», recuerda el escritor. Unos pasos que han seguido tanto el padre de Jaime como los hermanos varones de la familia. De hecho, hace apenas dos meses el mayor de los hermanos, Ignacio, publicaba su tercera novela: ‘Cae la noche sobre La Habana. Una curiosa coincidencia, ya que ambos comparten oficio y afición.

Al igual que su hermano, esta no es la primera vez que Arturo se enfrenta a un folio en blanco, pues se declara amante de la lectura y la escritura desde siempre. Muestra de ello, a lo largo de su trayectoria ha desempeñado la labor de director en una revista jurídica, tuvo su propia editorial, e incluso ha escrito tres libros para un público juvenil (‘También fueron niños los grandes conquistadores’, ‘También fueron niñas las grandes reinas’, y ‘El club de la supervivencia’).

Ahora, once años más tarde desde el lanzamiento de su último libro, Arturo se aventura en un nuevo género. «Todo empezó como vía de escape. Durante el confinamiento tuvimos mucho trabajo y lo utilicé para desconectar. Siempre había querido escribir una novela, pero no había tenido el tiempo», confiesa. Desde que comenzó a escribir hasta finalizar el libro transcurrieron dos años, donde lidió con la paternidad, el trabajo y su afición, haciendo realidad este propósito personal.

«Pasó en la Segunda Guerra Mundial, pero ahora la lectura sigue siendo la misma: un puñado de personas deciden el futuro de gente como tú y yo. Y, al final, son cientos de personas quienes padecen las consecuencias.»

“Para escribir un libro hay que pensar, tener una buena idea y dedicarle horas. Es complicado sacar tiempo, pero tenía la trama clara. Sabía que la historia partiría de un piloto americano que cae en una bodega italiana en plena Guerra Mundial y a partir de ahí lo rescatan y comienzan las aventuras. Esta era la única línea realmente que tenía en la cabeza cuando empecé», confiesa.

Se trata de una historia de amor en un escenario real. Es una historia personal de personajes que van enfrentando una serie de obstáculos y que, a pesar de las dificultades y el contexto bélico al que se enfrentan, incluso en momentos así es posible amar. «Porque en el momento menos previsto, y seguramente en el peor contexto que uno pueda imaginar, existe la posibilidad de enamorarse», apunta el autor.

Tras su lanzamiento hace apenas once días, la novela ya está disponible en todas las librerías y Arturo ya planea su próximo ejemplar, esta vez, con un género completamente diferente, ya que se adentra en el intrigante mundo de la novela negra. «Una vez que tienes el gusanillo, no lo sueltas. Acabo de entregar mi próxima novela a mi agente literario y no tiene nada que ver con esta», adelanta.


To Top