martes, 19 noviembre 2019

Bildu Lan ‘maquina’ su propia fórmula de la competitividad

De la mano de la CEN, inicia la implantación de una nueva cultura en su factoría de Torres de Elorz, con el fin de potenciar los puestos clave de su organización, así como la comunicación, participación y compromiso de sus trabajadores.

Jesús Jiménez
Pamplona - 4 noviembre, 2019

Paco Irujo e Irune Mayayo, gerente y responsable de Recursos Humanos de Bildu Lan junto a uno de sus últimos desarrollos. (Fotos: Ana Osés).

Con una trayectoria de 45 años a sus espaldas, Bildu Lan, ingeniería mecatrónica que fabrica desde su sede de Torres de Elorz maquinaria especial a medida y automatizaciones para cualquier proceso industrial, afronta un doble reto. Por un lado, la relevancia que ha adquirido la tecnología dentro de su sector, debido a la extensión de la Industria 4.0 y para lo que han apostado por la formación y la especialización de su plantilla.

Bildu Lan emplea a 54 trabajadores y factura 6,5 millones de euros al año.

Por el otro, cómo involucrar precisamente a los 54 trabajadores que forman parte de esta sociedad limitada laboral (36 de ellos socios) en un nuevo modelo, que los alinee en su objetivo de alcanzar los más altos niveles de competitividad y eficiencia organizativas.

Frente a ese contexto, los responsables de Bildu Lan se han puesto a ‘maquinar’ su propia fórmula que les permita situarse como “un proyecto empresarial sostenible y tecnológicamente puntero, centrado en las personas”, apunta su director gerente, Paco Irujo.

Para lograrlo, la sociedad, que factura anualmente 6,5 millones de euros a clientes nacionales e internacionales de automoción y alimentación, entre otros sectores, ha recurrido a ayuda externa. En concreto, al programa Mejora de la Competitividad a través de las Personas, promovido desde la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y que justo acaban de iniciar, pero del que esperan obtener las claves necesarias para que “las decisiones estratégicas que se adopten en el futuro sean mejor aceptadas, más entendidas y apoyadas por todos”.

Paco Irujo: “Aspiramos a ser un proyecto empresarial sostenible y tecnológicamente puntero, basado en las personas”.

NUEVA CULTURA 

Asimismo, dentro del camino que ha iniciado, Bildu Lan se ha marcado otros tres grandes objetivos, que explica su responsable de Recursos Humanos, Irune Mayayo. El primero, redefinir una serie de valores sobre los que se asiente una nueva cultura, que dote a la empresa de una personalidad con la que sus miembros se sientan identificados y les genere un “sentimiento de pertenencia”.

Mayayo e Irujo.

En segundo término, analizar los puestos clave de la organización para mejorar la gestión y el desarrollo profesional de las personas que los gestionan y, por último, potenciar e impulsar políticas de transparencia, comunicación y participación para lograr un proyecto de empresa “construido por todos los que formamos parte de ella”, según Mayayo. Algo en lo que está plenamente comprometido el equipo rector de Bildu Lan porque, tal y como sentencia su gerente, “no podemos pedir a los demás que hagan cosas que nosotros no vamos a hacer”.

Entra aquí para saber más sobre el sector industrial en Navarra.


To Top