lunes, 23 julio 2018

CNTA vuelve a organizar el curso obligatorio para poder exportar a EEUU

El centro tecnológico de San Adrián es el único a nivel nacional que cuenta con la autorización de la Food and Drug Administration FDA norteamericana para impartir este tipo de formación en España.

Redacción
San Adrián - 6 marzo, 2018

Detalle de la planta piloto de CNTA donde tendrán lugar las sesiones prácticas del BPCS. (FOTO CEDIDA)

Detalle de la planta piloto de CNTA donde tendrán lugar las sesiones prácticas del BPCS. (FOTO CEDIDA)

El centro tecnológico CNTA impartirá la undécima edición del curso BPCS (Better Process Control School) entre el 5 y el 8 de marzo en sus instalaciones de San Adrián. Se trata de un curso obligatorio para las empresas que deseen exportar producto agroalimentario a EEUU.

Cada vez son más las empresas del sector de la alimentación y las bebidas que deciden exportar sus productos. Concretamente, según los datos ofrecidos por FIAB (Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas) en su Informe Económico de 2016, el 11% del total de las exportaciones fueron de este sector, y de ellas, el 5,6% tienen como destino Estados Unidos, tratándose del principal país extracomunitario al que se exporta producto agroalimentario.

En 2016, el 11% de las exportaciones nacionales fueron del sector agroalimentario y, de ellas, el 5,6% tuvieron como destino Estados Unidos.

Las empresas que se deciden por este mercado están obligadas a cumplir con un amplio número de requisitos técnicos y administrativos, regidos por FDA o por USDA (United States Department of Agriculture), que además están en constante evolución.

Concretamente en 2011, se publicó la Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria (FSMA) que regula a todos los sectores productores de alimentos que se consuman en su territorio, tanto si se fabrican en territorio estadounidense o como fuera de él.

Con la aplicación de esta regulación han surgido nuevas cualificaciones necesarias para los exportadores, como la formación en ‘Controles Preventivos de Alimentos para Humanos’ (PCQI) y se prevé que sigan surgiendo nuevas. Otras, como BPCS, siguen estando vigentes y son de obligado cumplimiento.

BPCS es un curso obligatorio para aquellos sectores que exportan a Estados Unidos productos acidificados o de baja acidez, es decir que están afectadas por las partes 113 y 114 del título 21 del Código de Regulaciones Federales.

Los productos afectados son: conservas vegetales y de pescado, platos preparados, alimentos infantiles y bebidas.

La regulación obliga a que las empresas tengan en plantilla al menos un técnico que haya obtenido la titulación del curso BPCS oficial, para que supervise los procesos de fabricación. Este curso permite a sus alumnos profundizar en los conocimientos sobre dos puntos críticos de las industrias de conservación de alimentos que son claves en la seguridad alimentaria, los procesos térmicos y el control de cierres. Se compone de clases teóricas y sesiones prácticas que se realizarán en las instalaciones de este centro tecnológico nacional.

CNTA cuenta con una larga trayectoria ayudando a las  empresas en su proceso de exportación a Estados Unidos ofreciendo además de los servicios de formación asesoramiento en materia de las nuevas reglas de controles preventivos, etiquetado, registro, etc.

Según FDA, CNTA es la entidad española que más expedientes tramita para exportar productos alimentarios a Estados unidos. Cuenta con alrededor de 1.000 expedientes tramitados, todo ellos con una tasa de éxito del 100%. Recordemos que este Centro Tecnológico es una asociación privada sin ánimo de lucro creada en 1981, con el objetivo de contribuir al desarrollo e innovación de las empresas alimentarias y, por extensión, favorecer la competitividad del sector.

Hoy, CNTA tiene el propósito de ser un referente nacional y de contribuir a la mejora de la competitividad y de la calidad de todo el sector agroalimentario. Como todo centro tecnológico, desarrolla dos tipos de actividad:

  1. Se dota de conocimiento, a través de los proyectos de investigación financiados en ocasiones por las administraciones europeas, nacionales y autonómicas.
  2. Traslada el conocimiento adquirido a las empresas a través del desarrollo de proyectos de I+D, de los servicios tecnológicos que presta y de la formación que imparte.

Para ello, cuenta con un equipo total de casi 150 personas, entre las que se encuentra un gran número de tecnólogos altamente cualificados, pues tiene la vocación de estar en vanguardia, alcanzar la excelencia tecnológica, orientar sus actividades a la obtención de resultados y adquirir un compromiso con cada cliente y socio. Todo ello con el objetivo de ayudar a la industria a resolver sus retos y a diferenciarse en el mercado.

Para acceder a más información sobre el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) … LEER AQUÍ.


To Top