domingo, 28 febrero 2021

Cruz Roja refuerza el Huerto Ecosocial de Estella con el apoyo de CaixaBank

La aportación económica de 5.000 euros de la Fundación “la Caixa”, a través de CaixaBank, ha permitido arreglar el invernadero y aumentar por tanto la producción de verduras y hortalizas ecológicas.

Redacción
Pamplona - 12 febrero, 2021

El Huerto Ecosocial de Estella ha recibido una inyección económica de 5.000 euros. (Foto: cedida)

Cruz Roja Estella ha reforzado el Huerto Ecosocial de la localidad tras el obligado parón que sufrió por culpa del confinamiento derivado de la crisis del Covid-19. La aportación económica de 5.000 euros de la Fundación “la Caixa”, a través de CaixaBank, les ha permitido arreglar el invernadero y aumentar por tanto la producción de verduras y hortalizas ecológicas. El objetivo de este proyecto es “atender a las personas vulnerables y en riesgo de exclusión social a través de la inserción laboral, el aprendizaje de un oficio y, en última instancia, el reparto de los alimentos que cultivan”.

Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación “la Caixa” en su labor social, detectando necesidades de entidades sociales locales, como esta de Cruz Roja Estella, y “canalizando una parte del presupuesto de la fundación”. En 2020, el 89 % de las oficinas del banco apoyaron algún proyecto social e hicieron posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales “pudieran acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus programas”.

EL PROYECTO

El Huerto Ecosocial se puso en marcha en el año 2018 gracias a la cesión gratuita de 2.400 metros cuadrados de terreno por parte de la Congregación Capuchinos de Estella a Cruz Roja. Mediante este acuerdo, recordó CaixaBank en un comunicado, la entidad social se comprometía a la explotación de estas tierras, ubicadas en la parte trasera del antiguo edificio conventual, con un marcado objetivo social. Y es que, aunque la finalidad última es la de obtener alimentos que puedan ser repartidos entre la población necesitada, el proyecto se articula además “como una oportunidad de inserción laboral y de aprendizaje de un oficio para personas en situación de exclusión social y/o laboral”.

La crisis del Covid-19 provocó un aumento considerable de la demanda de asistencia social, por lo que Cruz Roja Estella ha reforzado el proyecto con la reparación del invernadero y la compra de varios aperos de labranza. Así, se han podido cultivar, en los últimos meses, unas 2.000 plantas.

Isabel Cadena, presidenta de la Asamblea Cruz Roja Estella, puso en valor “el gran trabajo realizado por las personas voluntarias, que debido a las restricciones de la pandemia se ha visto limitado a cinco, y el reparto que se hace de los alimentos a las personas en situación de necesidad”. Por su parte, para Isabel Moreno, directora territorial Ebro de CaixaBank, destacó “la importancia de la solidaridad y colaboración entre las distintas entidades e instituciones para proteger a las personas en situación de vulnerabilidad”.

Entra aquí para leer más sobre RSC en Navarra.


To Top